La Selección

Desastroso arranque en las Eliminatorias para la Selección: Ecuador le ganó 2-0 en el Monumental

Por Martín Mazur · 08 de octubre de 2015

Por la primera fecha de la clasificación rumbo a Rusia 2018, el equipo de Martino cayó de local, sin Messi. Fue una actuación paupérrima, con preocupantes fallas colectivas e individuales. Agüero salió desgarrado en el primer tiempo y fue desafectado. La siguiente presentación es el martes, en Asunción, ante Paraguay.

Valencia, la figura de la cancha, se le escapa a Mas y a Garay. Mascherano mira. Un reflejo de una actuación desconcertante.

Valencia, la figura de la cancha, se le escapa a Mas y a Garay. Mascherano mira. Un reflejo de una actuación desconcertante.

Fue un partido de 90 minutos, que para Argentina recién empezó a los 70, cuando logró hilvanar tres o cuatro aproximaciones que al menos demostraron algo de rebeldía, y que terminó súbitamente a los 80, con dos estacadas de Ecuador para sellar una victoria histórica. Una tristísima presentación del equipo de Gerardo Martino, que no pudo mostrar ni un atisbo de reacción, de temple, en un partido que puede ser clave para el futuro, a la hora de contar los puntos en unas Eliminatorias que serán más duras que nunca.

Pero los dos goles de Ecuador no fueron un baldazo de agua fría caído de otro partido, sino simplemente el reflejo de la gran cantidad de situaciones que el equipo de Gustavo Quinteros había dispuesto y desperdiciado desde el primer tiempo, casi como si le faltara convencimiento para dejar marcada su superioridad táctica y futbolística en el resultado.

Argentina no supo entender el partido y falló en interpretar a su rival. Pero la peor falencia fue no haberse entendido a sí mismo. Martino tuvo oportunidades de cambiar y no lo hizo. Prefirió chocar contra una pared antes que intentar variantes.

La ausencia de Messi sirvió especialmente para desnudar las falencias del equipo. Con este funcionamiento, Leo también hubiera tenido problemas en brillar. Con una defensa que elige exponer a sus laterales, sean quienes sean; con un mediocampo que no toma la posesión de la pelota y le permita al equipo fluir con naturalidad; con una delantera incapaz de conectarse, que Messi tenga un nivel parecido al que tiene en Europa sería otro de sus milagros futboleros.

El primer tiempo fue pálido por donde se lo mire. La Selección nunca logró encontrarle el ritmo al partido. En los primeros cinco minutos pareció que se lo iba a imprimir Di María por la derecha, pero el equipo rápidamente cayó preso de la inercia por la salida previsible por abajo y la falta de movilidad general. Y a medida que pasaban los minutos, sumida en una especie de lenta arena movediza, la defensa empezó a hacer agua sin que se advirtiera un cambio inmediato: empezaron las llegadas de Ecuador, casi todas calcadas, empezando por los costados y terminando por el medio. En la más clara no llegó Montero; anticipó Romero en otra: después pateó por arriba Bolaños.

Argentina sólo opuso ataques espasmódicos, basados en alguna desinteligencia en el fondo ecuatoriano, que se desarmó pocas veces. La más clara fue con una recuperación de Correa que obligó al largo Alexander Domínguez a intervenir con un rebote largo que capturó Di María, cedió muy bien a Agüero y el tiro, mordido, nuevamente fue tapado por Domínguez. El rebote, cuando entraba el malón argentino, fue despejado por Paredes al córner. Una triple salvada pero en una jugada aislada.

Ecuador supo presionar más y mejor a la Selección, y logró establecer una primera línea de flotación en la mitad de la cancha, a veces incluso en tres cuartos. La Selección, con los laterales Roncaglia y Mas pegados contra la raya e indicaciones de proyectarse (incluso sin aportar sorpresa y a costa de sufrir en las contras), muchas veces terminaba en un virtual y peligroso 2-3-5, con 5 jugadores mirando cómo la pelota nunca llegaba hasta ellos.

La lesión muscular del Kun fue otro golpe para el equipo, que sin Messi, también perdió por lesión al goleador del Manchester City. Lo reemplazó Tevez, que muchas veces terminó sobre la derecha, con Di María inexplicablemente por el medio.

Uno interpretaba que el entretiempo iba a servir como despertador, como chorro de agua helada para despertar al equipo. Pero los únicos chorros que se vieron fueron los que mojaron el césped del Monumental. Quizás, para que la pelota vaya más rápido. El problema nunca fue la pelota, sino el equipo. 

El martes, contra Paraguay, Argentina deberá salir urgida a recuperar los tres puntos que regaló en una actuación desastrosa y preocupante. 

Desde el Monumental,
Martín Mazur
@martinmazur

SINTESIS



Argentina (0): Romero; Roncaglia, Garay, Otamendi, Mas; Biglia, Mascherano, Pastore (71' Lavezzi); Di María, Agüero (23' Tevez), Correa. DT: Martino
Ecuador (2): Domínguez; Paredes, Achilier, Erazo, Ayoví; Valencia, Noboa, Quiñónez (75' Castillo), J. Montero; Miler Bolaños y Caidedo. DT: Quinteros
Arbitro: Julio Bascuñán (Chile).
Goles: 80' Erazo, 81' Caicedo.
Amonestados: Roncaglia, Paredes, Tevez.
Imagen de Sampaoli se reunió con Lanzini en Londres
La Selección

Sampaoli se reunió con Lanzini en Londres

El entrenador de la Selección se reunió con el volante del West Ham, que está atravesando un gran momento y fue la figura de su equipo en el triunfo de la última semana.

Imagen de Buen comienzo de las chicas del Sub 20
La Selección

Buen comienzo de las chicas del Sub 20

Con un doblete de Juliana Berardo, el seleccionado de fútbol femenino se impuso 2-1 al local Ecuador en el arranque del Sudamericano de la categoría. El lunes segundo partido con Perú.

DEJÁ TU COMENTARIO