(sin categoría)

Historias anónimas detrás de los oros argentinas

Por Redacción EG · 14 de julio de 2015

En los Juegos Panamericanos de Toronto, ya son cuatro las medallas doradas teñidas de albiceleste. El premio propicia la ocasión de conocer a los deportistas.

Hace cuatro años, en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, Elisabeth Soler se consagró en el primer puesto del patinaje artístico. Esta vez, fue su hermana menor, Giselle Soler, quien se abrazó a la medalla de oro. Lloró emocionada al escuchar los puntajes y recordó la cantidad de tiempo dedicado al gusto exótico por bailar sobre cuatro rueditas en el piso de parquet.

Giselle Soler obtuvo el mejor puntaje entre los dos días donde se promediaron el programa largo y el corto.Giselle Soler obtuvo el mejor puntaje entre los dos días donde se promediaron el programa largo y el corto.

Durante ocho años vistió los colores de San Lorenzo, aunque ya en el último tiempo sus entrenamientos de seis horas diarias fueron en el Cenard representando a la Argentina en diferentes competiciones internacionales. A los 18 años, fue la primera medalla dorada argentina en los Juegos Panamericanos de Toronto. En los Juegos Odesur 2011 y en el Campeonato Mundial pasado de estilo combinado, también había conseguido la mejor ubicación.

Una de sus metas es que el patinaje artístico sea incluido entre las disciplinas de los Juegos Olímpicos. Suena complica, pero para ella, ya nada es imposible. De chica, tuvo escoliosis idiopática, un problema en su espalda, y se acostumbró a vivir encerrada en un corset de fibra blanco. Sólo para entrenar se lo sacaba. Ya en este certamen, tuvo dos inconvenientes que resolvió con soltura: se equivocaron una parte al poner la música y se cayó apenas iniciada la coreografía. En los resultados, aparentemente ni se notó.

-

Maira Arias se suma a Nora Vega y a Andrea González como ganadoras de la medalla de oro en el patinaje de velocidad sobre ruedas. En 10.000 metros, logró despegarse del pelotón y sacar una diferencia ya con la pista más despejada. Sumó 41 puntos gracias a que hizo varias de las rondas delante de todas y demoró 17’ 30’’. Tuvo suerte, en la mitad del trayecto: su principal contrincante, la colombiana Johana Viveros, cayó al piso y no pudo completar la prueba.

Aunque no goce de demasiada fama en esta disciplina, Argentina tiene 78 medallas panamericanas. Arias tiene 28 años y diez de práctica del patín sobre ruedas. Nació en Mar del Plata, practica en las calles de Buenos Aires lejos del vedetismo, pero tiene una ayuda extra: su entrenador es su novio. Tanto la relación con su pareja como su trayectoria, ambos marchan sobre ruedas.      

-

La alegría es de Haack y López, quienes compartieron el primer puesto en una carrera bajo la llluvia.La alegría es de Haack y López, quienes compartieron el primer puesto en una carrera bajo la llluvia.

Chile y Argentina, mano a mano en un final cerradísimo. Cualquier similitud con la Copa América, es pura coincidencia. En el remo, al menos, todo concluyó con una sonrisa ya que la ajustadísima carrera del doble par sin timonel terminó empatada. En 2000 metros, ambos equipos tardaron 6 minutos 27.77 segundos y compartieron el primer lugar del podio.

Por el lado de los argentinos, Axel Haack apenas tiene 20 años y corre para el Tigre Boat Club. Hasta 2013 compitió en divisiones juveniles, pero el salto a la categoría de mayores no lo puso nervioso. Diego López, en cambio, tiene 28 y nunca había ingresado al podio en un bote de a dos. En Guadalajara 2011, la delegación argentina fue la vencedora en remo.  

-

Ni canotaje ni canoaje, la RAE por ahora, solo acepta piragüismo. Al margen de los detalles, la dupla santafesina se lució en los 100 metros de aguas tranquilas. Rubén Voisard Rézola, de 24 años, había competido en Guadalajara con Miguel Correa (medalla de plata aquella vez) pero en Toronto con Ezequiel Di Giácomo rompieron la racha de doce años sin medalla dorada en los Panamericanos por piragüismo. Es la octava que consigue la disciplina en toda la historia.    

El objetivo estaba muy claro. Di Giácomo escribió en su Twitter el 26 de junio, “Vinimos a Canadá a buscar nuestra medalla de oro”, y uno de los que retuiteó fue Rézola, quien a su vez había sido cuarto en K1 dos días antes. En 33 segundos y 955 décimas cumplieron la misión, esa para la cual se habían preparado durante dos años.   


Gracias a todos, esto es de ustedes! #To2015 pic.twitter.com/Ng3ZfxWBYF
— Ezequiel Di Giacomo (@DiGiacomoEze) julio 14, 2015


 

DEJÁ TU COMENTARIO