(sin categoría)

Nicolás Pieres: pim, pum, pam

Por Redacción EG · 14 de noviembre de 2014

El gran polista en respuestas cortitas y al pie.

 Nota publicada en la edición de noviembre de 2014 de El Gráfico

Nicolas Pieres, polista

Nicolas Pieres, polista

Pocos saben de mí... que de chico me gustaba más el golf que el polo.

Detesto... el sushi.

Le tengo miedo... a la muerte.

Uno de mis defectos es... que soy medio cabeza dura.

En mi iPod suena... cumbia. ¿Un grupo puntual? No, de todo.

Mi bebida preferida es... la Fanta.

El plato que más me gusta es... milanesa con puré.

No entiendo nada de... ¡¡¡economía!!! (risas).

Amo... a los caballos.

El mejor lugar que conocí por trabajo fue... Sotogrande, en España.

Mi ídolo es... Roger Federer.

No me puede faltar... un palo de golf.

No duermo sin antes... lavarme los dientes.

Disfruto de... jugar al polo.

Cuando me enojo... soy bastante bravo.

Mi sueño es... volver a ganar el Abierto de Palermo junto a Mariano Aguerre (su cuñado, compañero de equipo en Ellerstina).

Nacido hace 23 años en Buenos Aires, es el tercer hijo varón de Gonzalo Pieres, el hermano menor de Gonzalito y Facundo, el benjamín de una familia con un pasado y un presente notable en el polo de alto nivel. Más allá de la herencia de un apellido fuerte, Nicolás demostró tener jerarquía propia. Se incorporó a Ellerstina -el equipo de la familia, uno de los dos más importantes del mundo- para la temporada 2011 y evolucionó tanto que ostenta una valorización de 9 goles de hándicap (10 es el máximo). Desde su estreno en la Z, ganó tres Abiertos de la Triple Corona: Tortugas (2011 y 2012) y Palermo 2012, el más trascendente. Consolidado como back, su desafío inmediato es volver a ganar el Abierto de Palermo en diciembre de este año.

Temas en esta nota:

DEJÁ TU COMENTARIO