(sin categoría)

Nueve caras nuevas del fútbol argentino

Por Redacción EG · 08 de septiembre de 2014

No son cracks ni las figuras de sus respectivos equipos. Sin embargo, los siguientes jugadores que rondan los 20 años, están dando los primeros pasos y de buena manera. Una camada incipiente que promete.

ROLÓN EN ACCIÓN. Vélez vendió y reforzó el equipo con las Inferiores. Hasta el momento, la apuesta por el volante derecho es una de las más fructíferas.

ROLÓN EN ACCIÓN. Vélez vendió y reforzó el equipo con las Inferiores. Hasta el momento, la apuesta por el volante derecho es una de las más fructíferas.


Enzo Trinidad (Banfield): Almeyda suele poner en cancha a jugadores juveniles, aunque sorprendió a todos cuando puso en cancha a este joven de 17 años en cancha para ganarle el partido a Defensa y Justicia. A los pocos minutos, anotó el empate parcial con un zurdazo desde afuera del área. Rápido y de buen manejo, Banfield tiene una variante para la banda izquierda en el esquema de tres delanteros.

Lucas Acevedo (Rosario Central): se inició en Tiro Federal, aunque Rosario Central lo incorporó en vistas al futuro. Russo lo está llevando de a poco, aunque no le dio una función fácil: zaguero central junto a Tomás Berra, otro joven como él. De las primeras seis fechas, fue titular en tres y con él en cancha el Canalla nunca perdió. Tiene 22 años, buen porte físico y pelea el puesto con Donatti.

Walter Benítez (Quilmes): Quilmes empezó de la peor manera y el joven arquero la pasó mal. De todas maneras, no deja de ser un mérito que a los 21 años ya fue dueño del arco cervecero. Mide 1,91, es rápido y con reflejos. En el último mercado de pases, Boca pidió por su cotización pensando en una inversión a futuro.

Mauricio Tevez (Newell´s): Newell´s se ilusionó con el regreso de Scocco, aunque en la primera fecha el autor del gol llegó de las inferiores. Rosarino de 18 años, lo único que comparte con Carlitos es el afán por encarar siempre. Gran hallazgo de Raggio, quien lo ubicó como extremo derecho y encontró desequilibrio y gol.

Néstor Breitenbruch (Independiente): solo 18 años y una aparición interesante en la última línea de Independiente. Almirón lo hizo debutar en la primera fecha y lo moldeó para ser stopper en la línea de tres junto a Tula y a Cuesta. Con el correr de los partidos, ya se lo nota más firme y seguro que al comienzo, aunque deberá mantener el nivel en un puesto –y un club- nada fácil para dar los primeros pasos. 

Leonardo Rolón (Vélez): debutó en agosto pasado, pero sólo jugo seis partidos en la temporada. En uno de ellos, contra Rosario Central, convirtió su primer gol en primera con un zapatazo bárbaro. Para este torneo, el Turu Flores confió en los juveniles de Vélez y decidió no incorporar a nadie en el mediocampo. La banda derecha la confió en Rolón, de 19 años, rápido y muy buen pie. En la tercera fecha anotó un gol olímpico para el triunfo ante Independiente.

Facundo Monteseirín (Lanús): Lanús perdió en el último mercado de pases a una de las mejores duplas centrales: Goltz-Izquierdoz. La sucesión titular no apareció en las inferiores, aunque Monteseirín ya tuvo sus minutos para colaborar. A los 19 años, reemplazó a Diego Braghieri en dos oportunidades y mostró una buena respuesta más destacado en el juego físico que con la pelota.

Lucas Boyé (River): la delantera del campeón se tuvo que reconstruir para este nuevo certamen. Y entre Teófilo y Mora, apareció Boyé, un proyecto de 18 años que Gallardo valoró desde su llegada. Se convirtió en el primer recambio ofensivo antes que Andrada, Simeone o Driussi y respondió con goles en esta nueva versión millonaria.

Tomás Martínez (River): 19 años, zurdo, habilidoso y rápido. Si todavía alguien cree que los enganches se extinguieron, tendrá que ver a la joyita de River. Gallardo conoce el puesto y lo lleva de a poco, aunque es un cambio obligado en el complemento para darle aire al ataque. Su pared en Mendoza para el gol de Teófilo vs. Godoy Cruz, la mejor muestra de su currículum.
Más de (sin categoría)

DEJÁ TU COMENTARIO