(sin categoría)

La ciencia y la suerte a 12 pasos de distancia

Por Redacción EG · 05 de septiembre de 2014

Teorías y estudios congeniaron ciencia con el momento más crucial del fútbol. Un economista lo explica según John Nash, Van Gaal por el lado psicológico, pero Romero no usó nada de eso. ¿Entonces?

VUELA ROMERO en su noche consagratoria. No es un experto ni utilizó machete, sin embargo, se convirtió en héroe.

VUELA ROMERO en su noche consagratoria. No es un experto ni utilizó machete, sin embargo, se convirtió en héroe.


Cuartos de Final del Mundial. El empate permanece después de 120 minutos y todo se definirá con remates desde los doce pasos. El buscador más famoso del mundo da su sentencia casi sin querer. “Los penales son una lotería” arroja 134 mil resultados en 0,16 segundos. “Los penales son una ciencia”, en cambio, encuentra 15.500.000 de resultados en 0,23.

Pero la ciencia actúa para ambos lados y el factor humano es capaz de revertirla. Louis Van Gaal hizo ingresar a Tim Krul para la definición vs. Costa Rica y el arquero del Newcastle fue el héroe de la noche. “El secreto es aguantar lo máximo posible para ver hacia donde se dirige el balón”, explicó aquella noche con orgullo. Sus antecedentes no lo convertían en un eximio atajador de penales: en Newcastle había parado 2 de 20.

Aquella vez no fue la sapiencia, sino el cambio psicológico que produjo. La concentración de un recién ingresado y la confianza para cumplir una determinada función benefició a Holanda y confundió al optimismo de los costarricensens. Van Gaal con ese golpe de efecto revirtió una estadística que indica que el 70% de las veces vence el equipo que menos hizo para ganar durante el juego.

Goycochea es un ataja-penales con carnet vitalicio. Su consagración fue en el Mundial 90’, aunque siempre dijo que diría su secreto una vez que se retirara. En 2002, reconoció que no tenía y nunca había existido. Que solamente se trataba de una “conjunción inexplicable de lo anímico, lo psicológico y lo técnico”. Lehmann se hizo famoso por su machete en Alemania 2006, sin embargo, el penal decisivo lo atajó por intuición y buscando que el jugador de enfrente se pusiera nervioso. Cambiasso no estaba dentro de los posibles lanzadores que había analizado y pateó como el 60% de los mortales: la cruzó.

Ignacio Palacios-Huerta es un prestigioso economista que se especializó en el tema. Sus minuciosos análisis estadísticos de los ejecutores y los arqueros son contratados por equipos o países. Aplica la teoría de los juegos que creó el Nobel, John Nash, basándose en dos premisas: en primer lugar, que los profesionales le pegan aleatoriamente, y en segundo lugar, que los lanzadores tienden a cruzarla (60%) y los arqueros a tirarse a su lado más hábil (59%). Esas son sus “zonas de confort” y en momentos de presión a las que más acuden.

Cuando le preguntan cómo puede ser que aplique una teoría del matemático John Nash que de fútbol no sabía nada, él responde: “las manzanas tampoco saben de la gravedad, pero cumplen con la ley”. En 2008, trabajó para el Chelsea previo a la final de la Champions vs. el Manchester United. De su laboratorio obtuvo dos respuestas principales: Van der Sar suele ir en altísimo porcentaje al lado “natural” de los lanzadores y Cristiano Ronaldo espera al movimiento del arquero, pero sino la termina cruzando (75% de las veces).

Con esta base, a los jugadores del Chelsea les recomendó no cruzar su penal (o sea a su lado cómodo) ni patear a media altura (donde Van der Sar atajaba la mayoría). Mientras que a Cech, le indicó que esperara a Ronaldo. El arquero checo adivinó a su derecha, pero la ciencia perfecta se quebró en mil pedazos cuando Terry se resbaló en el decisivo para salir campeón y el indomable Anelka decidió no hacerle caso al entrenador Avram Grant. Para colmo, Grant había cumplido con otra investigación que dice primero deben patear los menos experimentados, pero le terminó fallando su capitán.

El producto fue ofrecido para Argentina e Inglaterra en el Mundial 2010 aunque ninguno de los dos aceptó. Finalmente, terminó accediendo Holanda. Lo curioso de Palacios-Huerta es que si no era por el gol de Iniesta, podría haber sido el gran responsable de que su país, España, no saliera campeón del mundo.

EL GRÁFICO explica concretamente los resultados de Ken BrayEL GRÁFICO explica concretamente los resultados de Ken Bray

Según la estadística, el 80% de los penales se convierten. Goycochea, en el 100x100 de El Gráfico remarcó una vez que “hay que saber que el pateador carga con la responsabilidad. -y agregó- Si patea a menos de 60 centímetros del palo, olvidate”. Ken Bray, especialista de la Universidad de Bath, coincide –sin saberlo- con la postura de Goyco. Realizó una investigación con la cual pudo confirmar su tesis de que los arqueros tienen un alcance limitado. Marcó dos zonas insalvables e incluso el lugar óptimo del remate. Stephen Hawking refuerza esa teoría del lugar preferencial y remarca que el 84% de las pelotas hacia ahí, terminan en gol, priorizando la colocación por sobre la velocidad.

Habitualmente el viaje del remate tarda tres décimas de segundo, con lo cual, esperar hasta el final y tirarse en simultáneo a la ejecución quita posibilidades de estirarse. Aquello que decía Krul al comienzo, según la ciencia no es lo recomendado. ¿Y si el arquero se quiere quedar en el medio? Según Palacios-Huerta, menos de 4 de cada 100 penales van allí. ¿Y si el jugador patea al medio? Sería una buena variante teniendo en cuenta que en 99 de cada 100 penales, los arqueros eligen una punta.

Holanda tenía antecedentes estudiados y venía de ganar por esta vía. Pero Romero aquella vez, aquella vez se convirtió en héroe, Mascherano dixit, y no hubo ciencia, teoría ni estadística que valiera. Eso sí, sacó un papel y lo leyó antes de los remates. Se lo había escrito su esposa y decía “Te amo”.


Por Pedro Molina

DEJÁ TU COMENTARIO