(sin categoría)

Idolos de la Selección: Américo Tesoriere

Por Redacción EG · 30 de abril de 2014

Un arquero creador de hazañas. Clave en el título de 1921, cuando mantuvo la valla invicta. Fue capitán varias veces.

 En el Sudamericano de 1924, jugando frente al local Uruguay, fue tan espectacular su desempeño que, tras finalizar el partido, los jugadores charrúas lo fueron a buscar y lo llevaron en andas hasta el palco donde se encontraba el Presidente, José Serrato. “Señor, este hombre nos impidió la victoria ante la Selección argentina”, dijeron ante el mandamás uruguayo. En la revisión cronológica, Tesoriere fue el tercer gran arquero de la historia nacional, después de Buruca Laforia y Carlos Wilson. En aquel torneo de 1924 no le hicieron goles, pero Argentina no fue campeón; lo lograría un año después. Tesoriere fue ídolo y referente de la época. No solo en Boca, donde maravilló: también en el conjunto nacional, en el que portó varias veces la cinta de capitán. Fue una pieza clave, junto con el goleador Libonatti, para obtener el Sudamericano de 1921, en el que también mantuvo la valla invicta. Por él, la hinchada de Boca popularizó un canto aún vigente: “Tenemos un arquero, que es una maravilla; ataja los penales, sentado en una silla”. Ostenta otro privilegio: fue el primer futbolista producido para una tapa de El Gráfico.

Carnet de ídolo



Nombre y apellido: AMÉRICO MIGUEL TESORIERE
Nació: 18/3/1899 en Buenos Aires
Jugó: 32 partidos entre 1920 y 1925
Goles recibidos: 28
Mundiales: No jugó
Títulos: 2 (Sudamericano 1921 y 1925)

DEJÁ TU COMENTARIO