(sin categoría)

Gatorade puso a prueba a los periodistas

Por Redacción EG · 23 de abril de 2014

Reunió a representantes de diferentes medios deportivos en el predio Fútbol Urbano para que tuvieran un entrenamiento de alto rendimiento con la hidratación recomendada. ¿El resultado? Cansancio, pero sin lesiones.

Si los periodistas requieren del uso de los sentidos y la atención a todos los detalles durante su labor, es entendible que las empresas los elijan para ser protagonistas de este tipo de eventos. Si encima, la convocatoria tiene una relación directa con el fútbol, la invitación no puede fallar. Con Juan Pablo Varsky de presentador y luego como uno más de los entrenados, los conos, las pelotas y las botellitas inundaron el pasto sintético de la cancha durante la mañana. Porque esta vez no hicieron de corresponsales; tuvieron que entrenar.

Se dispusieron seis ejercicios y durante cinco minutos, en simultáneo diferentes grupos realizaban cada prueba. Fuerza, explosión, coordinación y remate al arco rindieron examen. Piques con paracaídas, minipartidos dos contra uno y otro tipo de ejercicios que incluían sensores lumínicos eran algunas de las estaciones. Según la intensidad y las características de cada uno, se podía determinar qué aspecto físico optimizar, cuánto debía hidratarse y la variación del pesaje basado en la cantidad de líquido perdido.

La prueba se llama Sweat Test y comienza con la colocación de un parche en la frente de cada uno, el cual determinará el sudor y la cantidad de minerales perdidos durante el ejercicio. No es la primera vez que Gatorade lo realiza, ya que en 2012, por ejemplo, Emanuel Ginóbili, Juan Fernández Lobbe y Georgina Bardach fueron parte del programa.

La empresa cuenta con el Gatorade Sports Science Institute (GSSI), centro dedicado a la búsqueda del máximo rendimiento. Uno de sus miembros, Néstor Lentini, ex médico del Comité Olímpico Argentino durante 3 Juegos Olímpicos, fue el hombre a cargo. Claro está, el nivel de los periodistas quedó muy lejos quedó del de los atletas olímpicos.

Lógicamente tratándose de una empresa especialista en hidratación deportiva, si algo no faltó fueron bebidas. Al comienzo, se entregó la Prime 01, una especie de gel con alto grado de carbohidratos y vitamina B. Durante la práctica, la Perform 02, la botella tradicional, fue la salvación de varios desairados; mientras que para la recuperación final, la Recover 03 aportó un plus. Si hubiera que quedarse con una sola idea de la jornada de entrenamiento, sería la importancia de hidratarse antes, durante y después de la práctica deportiva.

Luego de la temida balanza, las duchas y las conclusiones finales, hubo tiempo para un almuerzo diagramado por la nutricionista. De este modo, la salud y el deporte se volvieron a estrechar la mano, confirmando la buena relación acompañada del avance tecnológico y los estudios científicos para la maximización del rendimiento. Eso sí, quedó claro por qué los periodistas no son atletas…

DEJÁ TU COMENTARIO