(sin categoría)

Con una ceremonia cinematográfica, el mundo palpitó la apertura de Londres 2012

Por Redacción EG · 27 de julio de 2012

La fiesta inaugural comenzó con una recreación de la historia de Inglaterra y tras el desfile de los países, cerró con la voz de Paul McCartney. La antorcha fue encendida en conjunto por atletas locales. Estuvieron desde la reina Isabel hasta Ali.

LA FIESTA INAUGURAL tuvo un repaso por la historia de Inglaterra. Costó 42 millones de dólares.

LA FIESTA INAUGURAL tuvo un repaso por la historia de Inglaterra. Costó 42 millones de dólares.

Tras siete años de preparación, Inglaterra inauguró hoy de manera oficial los Juegos Olímpicos de Londres 2012. La edición 27 de la era moderna de la competencia deportiva más importante de todas. En el Estadio Olímpico de Londres se llevó a cabo la fiesta de apertura. Ahí, en ese recinto monumental construido especialmente para la ocasión, se develó el secreto mejor guardado en la previa de cada evento de este tipo. Aunque se especulaba con que el futbolista David Beckham fuera el encargado de darle llama a la antorcha, esta vez, la tarea quedó en manos de siete jóvenes atletas británicos, que encendieron los copones que habían ido dejando cada uno de los abanderados de los distintos países. Así, el fuego olímpico lo encendieron, simbólicamente, todos y no uno solo.

EL LONDON BRIDGE, una postal de la capital, decorado para la ocasión. La televisión alternó entre el estadio y ese hito de la historia inglesa.

EL LONDON BRIDGE, una postal de la capital, decorado para la ocasión. La televisión alternó entre el estadio y ese hito de la historia inglesa.

Antes de que los flashes y las luces se posaran sobre el pebetero y del interminable desfile con todas las delegaciones blandiendo sus banderas, miles de personas montaron en el campo de juego una fiesta temática acerca de la historia del anfitrión. Hubo un repertorio variado de artistas y bandas sonoras recreando las perlas de Inglaterra. Desde el mítico dramaturgo William Shakespeare hasta Los Beatles. Precisamente en La Tempestad, una de las obras de Shakespeare, estuvo inspirada la ceremonia.

LUCHA AYMAR encabezó la delegación argentina. Alrededor de las 18 de nuestro país, aparecieron en escena los atletas nacionales.LUCHA AYMAR encabezó la delegación argentina. Alrededor de las 18 de nuestro país, aparecieron en escena los atletas nacionales.

En el palco principal estuvo la reina Isabel II junto a la primera dama norteamericana Michelle Obama. Las mujeres, y el resto de las 80 mil personas que colmaron el estadio, observaron la construcción artística de la historia de Inglaterra. El campesinado del siglo XIX estuvo representado por hombres, mujeres y niños disfrazados con atuendos de la época. Una multitud de animales de granja acompañaron la escena. Y entonces en Gran Bretaña volvieron a gestarse las revoluciones industriales y tecnológicas, hitos de la historia universal cuya representación ocupó un capítulo central de la ceremonia. El desarrollo cronológico se volcó después a las dotes artísticas de los ingleses. Otra vez hubo una Mary Poppins y Harry Potter atravesó el estadio en su escoba mágica. Hasta Mr. Bean hizo de las suyas. La perlita de la noche: Daniel Craig, el actor británico que interpretó al famoso personaje James Bond, pasó a buscar a la reina por el palacio de Buckingham para acompañarla a la ceremonia. Un helicóptero sobrevoló el estadio y dos personas descendieron en un paracaídas. Cuando el público ovacionaba, asombrado, Isabel apareció caminando desde una de las gradas. El chiste, muy ingenioso. El guionista de la ceremonia fue el reconocido director inglés Danny Boyle, ganador del Oscar por Slumdog Millonaire. El cierre se lo dio el ex Beatle Paul McCartney, que interpretó Hey Jude junto a todos los atletas y espectadores que colmaron el estadio.

La Argentina tuvo su momento en la ceremonia. La delegación nacional desfiló alrededor de las 18 de nuestro país. La Leona Luciana Aymar hizo flamear la albiceleste bien alto. Muchos de los atletas argentinos vivieron el momento en vivo a través de las redes sociales, subiendo fotos y sensaciones a medida que pasaban. El primero fue Manu Ginóbili, que recorrió el camino bien cerca de Juan Martín Del Potro.

Uno de los momentos más emocionantes fue la aparición de Muhammad Ali. Londres finalmente vivió su fiesta. Ahora le llega el turno a la verdadera fiesta, la del deporte olímpico que conmueve por sus historias y por su espíritu permanente de superación.

DELPO Y GINOBILI, dos esperanzas argentinas. El tenista aprovechó y se saludó, también, con su amigo Novak Djokovic

DELPO Y GINOBILI, dos esperanzas argentinas. El tenista aprovechó y se saludó, también, con su amigo Novak Djokovic

LA CEREMONIA EN NUMEROS



Tuvo un costó de 42 millones de dólares, menos de la mitad de lo que invirtieron los chinos en Beijing 2008.

La presenciaron 80 mil personas en el estadio y más de 1000 millones la siguieron por TV.

Alfredo Merlo

DEJÁ TU COMENTARIO