(sin categoría)

Estrellas en casa

Por Redacción EG · 09 de marzo de 2012

Se jugó la Copa Claro en Buenos Aires y aprovechamos para recordar las visitas de los mejores tenistas de la historia. Perry, Laver, Borg, Nastase, Connors, Navratilova, McEnroe, Agassi, Graf, Sampras, Nadal...

Nota publicada en la edición febrero 2012 de la Revista El Gráfico

NADAL vino a jugar el ATP en 2005, cuando se ubicaba 56° del mundo, y cayó con Gaudio en cuartos de final.NADAL vino a jugar el ATP en 2005, cuando se ubicaba 56° del mundo, y cayó con Gaudio en cuartos de final.

BUENOS AIRES Lawn Tennis Club, martes 8 de febrero de 2005. Primera ronda del ATP porteño. Agustín Calleri corre y corre sobre el polvo de ladrillo. “Tremendo lo que juega”, comenta un plateísta incinerado por el sol. “¿Calleri?”, pregunta su acompañante. “No, no, el español. ¿Este pibe tiene 18 años? Es una bestia”. La bestia era un tal Rafael Nadal, entonces N° 56 del mundo, y ganaría 7-6 y 6-3. Finalmente, lo eliminó Gastón Gaudio en cuartos de final. La anécdota, real, sirve como introducción para rememorar los pasos por nuestro país de los mejores tenistas de la historia.

El tenis comenzó a practicarse en Argentina a fines del siglo XIX. El Gráfico, en 1919, ya lo calificaba como “el sport de moda”. Aunque solo llegaban crónicas esporádicas y algunas fotografías, los grandes jugadores internacionales eran los modelos a seguir. Por eso, cuando en 1930 se produjo la visita de la española Lily de Alvarez (tres veces campeona de Wimbledon) y de cuatro británicos, hubo gran expectativa. Además de Harold Lee, Eric Peters y Phoebe Holcroft Watson, se bajó del barco un tal Fred Perry, de 21 años. En el Lawn Tennis hubo varios matchs; él perdió uno (en dobles) y ganó tres: dobles masculino y mixto, y el single ante Carlos Morea (foto): 6-0, 6-4 y 6-4. “Alguien dijo cuando apareció Perry en el cuadrilátero circundado por la ya famosa tribuna del Buenos Aires: ¡este sí que es un inglés elegante! En efecto, la sola figura de Perry constituye un atractivo”, cuenta la crónica de El Gráfico. Cinco años después, tendría 8 Grand Slams y un lugar entre los mejores de la historia.

El inicio de la Era Abierta, a finales de los 60, no solo impulsó el profesionalismo sino también las giras internacionales. Así, en 1968 se jugó en Buenos Aires el primer Campeonato Abierto de Sudamérica, con un participante que había ganado 12 Grand Slams (26 contando los de dobles): Roy Emerson. El australiano brilló y obtuvo el título. “Fue la gran figura del campeonato. Drive, revés, smash, saque... Serenidad, grandes reflejos, temperamento. Síntesis del tenis: Roy Emerson”, escribió El Gráfico. En la final derrotó a su compatriota Rod Laver, que en 1969 se convertiría en el único jugador en ganar los cuatro Grand Slams en una temporada. Ese año, Emerson jugó otra vez en la Argentina (perdió en semifinales), pero el gran Laver no volvió nunca más.

El torneo de Buenos Aires no se interrumpió hasta 1982 y siguió recibiendo estrellas. Entre ellos, Ilie Nastase. El rumano jugó en 1971, cuando aún no era líder del ranking, y perdió la final ante el croata Zeljko Franulovic. Retornaría solo en exhibiciones. En 1973 llegó el turno de Björn Borg. El sueco, que tenía 17 años, sorprendió y jugó la final ante Guillermo Vilas: abandonó tras correr un smash, tropezar con un juez de línea y lesionarse. Un año después, comenzaría a acumular Grand Slams.
Ivan Lendl también visitó la Argentina antes de consagrarse. Fue en 1979; perdió con José Luis Clerc en semifinales. El checo nacionalizado estadounidense volvió en 1980 (ganó los tres puntos y Checoslovaquia se impuso 3-2 por la Copa Davis) y en 1981, para sumar su 16° torneo. En total, ganó 94 que lo transformaron durante 270 semanas en el mejor del planeta.

Bendita Davis



LA TAPA de la edición 3590° de El Gráfico (julio de 1988) refleja a Andre Agassi en el Buenos Aires frente a Guillermo Pérez Roldán, por la Davis.LA TAPA de la edición 3590° de El Gráfico (julio de 1988) refleja a Andre Agassi en el Buenos Aires frente a Guillermo Pérez Roldán, por la Davis.

Ante la ausencia de un torneo fuerte durante el resto de la década del 80, los espectadores argentinos dependieron de la Copa para ver desde cerca a las estrellas. El irascible John McEnroe, por ejemplo, fue casi un habitué del Lawn Tennis. Vino por primera vez en 1980, para jugar la final de la Zona Americana. Ganó el dobles, pero perdió sus singles ante Clerc y Vilas, y Argentina derrotó 4-1 a Estados Unidos. Volvió en 1983 y repitió sus malos resultados. Su redención llegó en 1988, cuando venció en un partido clave a Guillermo Pérez Roldán y los estadounidenses ganaron la serie.

En marzo de 1982, Francia derrotó 3-2 a la Argentina gracias a la brillante actuación de un talentoso de 21 años criado en Camerún: Yannick Noah. Aunque perdió ante Vilas, se repuso con un gran triunfo en dobles y logró el quinto punto ante Ricardo Cano en sets corridos.

Seis años después, en 1988, se produjo una de las visitas más recordadas. Para la final de la zona americana, Estados Unidos no solo llegó con John McEnroe, sino con un ídolo naciente: Andre Agassi. Tenía 18 años y encandiló con triunfos exquisitos ante Martín Jaite (6-2, 6-2 y 6-1) y Guillermo Pérez Roldán.

El último ex N° 1 que jugó oficialmente en Argentina fue Lleyton Hewitt. En 2006 participó de la semifinal disputada en el Parque Roca. Perdió su único partido: 1-6, 6-4, 4-6, 6-2 y 6-1 contra José Chucho Acasuso. Se volvió a Australia con un contundente 5-0 en contra.

Por la Davis, también jugaron en la Argentina el estadounidense Brian Gottfried (1977), el alemán Michael Stich (1990), el chileno Marcelo Ríos (1995 y 1998), el eslovaco Karol Kucera (1998), el croata Ivan Ljubicic (2002), los rusos Yevgeny Kafelnikov (ex N° 1, en 2003) y Nikolay Davydenko (2003 y 2008), el checo Tomas Berdych (2005), el sueco Robin Soderling (2008) y el español David Ferrer (2009).

Los últimos ATP



HEWITT es el último N°1 del mundo que jugó oficialmente en Argentina. Fue en 2006, cuando participó de la semifinal de la Copa Davis; perdió su único partido con Chucho Acasuso en cinco sets.HEWITT es el último N°1 del mundo que jugó oficialmente en Argentina. Fue en 2006, cuando participó de la semifinal de la Copa Davis; perdió su único partido con Chucho Acasuso en cinco sets.

El Abierto volvió a jugarse entre 1993 y 1995, y desde 2001 hasta el presente. En el primer período vinieron el sueco Mats Wilander y el español Carlos Moya. Wilander (N° 1 en 1988) lo hizo en el 93, tras 20 meses de inactividad, y cayó en primera ronda. Moya comenzó su romance con el público argentino en 1995, ganando el primer torneo de su carrera. Cuatro años después sería líder del ranking. Volvió a ser campeón en 2003 y 2006.

Otro N° 1 ganador en Baires fue el brasileño Gustavo Kuerten. Guga obtuvo el título en 2001 (su año debut) y también dijo presente en 2003 y 2004. Se suma a la lista el español Juan Carlos Ferrero, que alcanzó la cima del ranking en 2003: jugó las ediciones de 2006, 2007, 2009 y 2010, cuando se consagró campeón. En los ATP de Buenos Aires también participaron el estadounidense Vitas Gerulaitis (1975), el italiano Corrado Barazzutti (1978), el español Alex Corretja (1993-1995 y 2005), Marcelo Ríos (1994-1995 y 2001-2002), y los españoles Tommy Robredo (2001, 2009 y 2011) y David Ferrer (2004-2005 y 2010).

Chicas superpoderosas



Entre las mujeres, las visitas fueron menos. Sin embargo la mejor de la historia, Martina Navratilova, jugó cuatro veces en Buenos Aires. En 1979 participó de un torneo efectuado en Obras Sanitarias, junto a Evonne Goolagong de Cawley (era N° 2), Virginia Wade (N° 4) y Billy Jean King (sumó 39 Grand Slams entre singles y dobles). Martina ganó esa edición y también la de 1980. Volvió para una exhibición en 1995 y otra en 2009.

En 1986, una española de 14 años definió el Campeonato de la República con Gabriela Sabatini, que tenía 16. Era Arantxa Sánchez Vicario, que perdió esa final pero empezaba una carrera que la llevaría a ser N° 1.

La Copa Federación también aportó figuras. En 2002, Francia se impuso 3-2 a la Argentina en el Lawn Tennis gracias a Amelie Mauresmo, que dos años después alcanzaría la cima del ranking. En 2004 nos visitaron la japonesa Ai Sugiyama (8ª) y las rusas Svetlana Kuznetsova (2ª en 2007) y Vera Zvonareva (2ª en 2010).

Se exhibieron



Aunque nunca vinieron a jugar oficialmente, las exhibiciones nos permitieron observar a Jimmy Connors (le ganó a Borg la final del Torneo Obras Sanitarias 1978), al ruso Marat Safin (jugó la Copa Argentina en 2010) y a dos fenómenos de la década del 90. La alemana Steffi Graf vino en diciembre de 1993, cuando ganó en singles ante Jana Novotna, y en dobles: en pareja con ¡Guillermo Vilas! derrotó a Novotna-Andrés Gómez. Al estadounidense Pete Sampras lo vimos hace poco, en abril de 2011. Fue en Tigre, día en el que también retornó Agassi, que venció a Jim Courier (otro ex N° 1). En último turno, Sampras venció a su compatriota Mardy Fish ante nueve mil espectadores. ¿Cuál será la próxima estrella que nos visite?

Por Martín Estévez / Fotos: Archivo El Gráfico
Más de (sin categoría)

DEJÁ TU COMENTARIO