(sin categoría)

Básquet: traspié con síntomas positivos

Por Redacción EG · 02 de septiembre de 2010

Por el Mundial de Turquía, la Selección no pudo con Serbia. Pero no todas son malas: perder le aseguró mayor tiempo de descanso y el equipo creció en volumen de juego.

VAMOS PARA ALLA. El ex Tau Cerámica y Ferro, entre otros, es el máximo goleador del torneo con 29 puntos de promedio en 174 minutos disputados.VAMOS PARA ALLA. El ex Tau Cerámica y Ferro, entre otros, es el máximo goleador del torneo con 29 puntos de promedio en 174 minutos disputados.

Las cuentas cierran. La derrota ajustada (84 a 82) ante Serbia por la última fecha del Grupo A en el Kadir Has Arena de Kayseri, le dará más oxígeno al equipo. Argentina, que llegaba invicta al cruce, clasificó segunda detrás de los europeos y el parate, paradójicamente, se prolongará…

Si hubiera ganado la Zona, la Selección tendría que haber disputado la llave de octavos apenas unos dos días después de terminada la fase inicial, con un viaje en el medio. El juego se hubiera desarrollado el sábado 3 en Estambul, la ciudad más alejada de Kayseri, frente a un rival que no se hubiera movido de esa sede. Si hubiera sido el 1 del Grupo, el descanso hubiera sido más largo (cinco días) en caso de superar los octavos, pensando ya en los cuartos de final.

Lo negativo del asunto: de haber quedado al tope en la clasificación, se instalaba inmediatamente en la llave opuesta a España, campeón reinante, Estados Unidos -el equipo con mayor tradición- y Grecia, finalista en el 2006. Ahora, irá por el lado de EEUU. Y el primer escollo será Brasil -tercero en el Grupo B-, el martes, con Rubén Magnano, un viejo conocido de nuestra Liga Nacional, en el banco.

“Ellos tienen grandes jugadores, nosotros tenemos un carácter especial. Estoy contento con nuestro equipo. Habrá gente que después de este partido piense que necesitaremos días para recuperarnos, pero no. Demostramos que jugamos sintiendo el básquetbol y que lo damos todo en cualquier partido. Y cada día hacemos la guerra como si fuese una final”, destacó Sergio Hernández luego del encuentro ante los balcánicos.

Pese a estar abajo en el marcador, los de la Oveja quemaron las naves para ganar, aunque perder no era un mal negocio. Otra muestra más de lo que puede brindar este plantel…

Luis Scola, ensancha la teoría: “No nos vamos a resignar. Sabemos lo que somos y lo que tenemos. Le podemos ganar a cualquiera jugando bien… pero podemos perder con cualquiera jugando mal”. Sin gran rotación, el quinteto depende, en gran medida, de lo que pueda hacer el capitán, Pablo Prigioni y Carlos Delfino. Igualmente, Argentina creció en el juego colectivo. Dejando de lado la merma física que sufrieron bastiones de la estructura inicial, irán por una nueva hazaña.

Brasil en números
Acumula tres victorias con Irán (81-65), Túnez (80-65) y Croacia (92-74). Por su parte, cayó ante Estados Unidos (68-70) y Eslovenia (77-80).

Así quedaron los cruces por los octavos de final (todos se disputarán en Estambul):
Sábado 4 de septiembre
Serbia Croacia
España Grecia
Domingo 5 de septiembre
Turquía Francia
Australia Eslovenia
Lunes 6 de septiembre
Estados Unidos Angola
Rusia Nueva Zelanda
Martes 7 de septiembre
Lituania China
Argentina Brasil

Mauro Gurevich

DEJÁ TU COMENTARIO