(sin categoría)

Adiós a El Veco, un maestro del periodismo

Por Redacción EG · 08 de febrero de 2010

A los 78 años, murió Emilio Laferranderie, una de las plumas emblemáticas de El Gráfico. Nacido en Uruguay, marcó un estilo en su país, en nuestro medio y en Perú, donde se había radicado desde 1982.

Sinónimo del buen decir, caballero gentil y escriba delicioso, el mundo del periodismo deportivo acaba de perder a Emilio Laferranderie, más conocido como El Veco, uno de los hombres que edificó la mejor historia de El Gráfico. A los 78 años, víctima de una afección cardíaca, murió en una clínica de Lima, en ese Perú entrañable que supo disfrutar a pleno de su brillantez.
 

ADIÓS. Se fue un grande del periodismo (Archivo El Gráfico).ADIÓS. Se fue un grande del periodismo (Archivo El Gráfico).

Podría decirse que El Veco fue un periodista de tres banderas, pero admirado en un continente entero. Se formó profesionalmente en su Uruguay natal, hizo escuela en Argentina, donde conoció a su esposa y nacieron sus hijos, y cerró el círculo en Perú, país que lo adoptó como referente insoslayable y donde nacieron sus nietos.
 
Antes de brillar en su carrera periodística, El Veco estudió hasta tercer año de odontología. Pero su pasión por las letras y el deporte lo inclinaron definitivamente hacia el periodismo deportivo. En Uruguay colaboró con el semanario Fútbol Actualidad y con el diario Acción. También fue jefe de deportes del diario El Día y de Radio Sport.
 
Ya radicado en la Argentina, donde compartió la pasión profesional con uno de sus referentes, Ricardo Lorenzo Rodríguez, Borocotó, fue jefe de redacción de El Gráfico, además de trabajar en el diario La Razón.
 
¿Un recuerdo de su paso por la revista, entre 1963 y 1970? “Constancio C. Vigil, el fundador de El Gráfico, me dio la mejor lección de periodismo. Decía: ‘Si una nota no provoca una sonrisa, no suscita una lágrima o no genera una discusión, esa nota no sirve para nada’”.
 
En agosto de 1982 se instaló en Lima para trabajar durante cuatro meses para el diario El Comercio. Pasado ese tiempo, recibe una oferta de Panamericana Televisión y decide radicarse. Ultimamente se desempeñaba como columnista de El Comercio y conducía el programa El Show de El Veco, en Radio Programas del Perú.
 
El Veco nunca perdía el buen humor. Y apelaba a él hasta para graficar las situaciones más tristes: “Es definitivo, yo ya no me voy de Perú, incluso ya tengo reservada cama en el Parque del Recuerdo de Lurín, donde está enterrada mi señora. Ahí está Lolo Fernández, está Toto Terry, Juan Joya, así que de noche vamos a conversar largo y tendido, más tendidos que nunca”.
 
Se fue El Veco. Un maestro del periodismo deportivo. Un hombre de El Gráfico.

DEJÁ TU COMENTARIO