(sin categoría)

El homenaje a un fino boxeador

Por Redacción EG · 12 de enero de 2010

Luis Federico Thompson fue campeón argentino y sudamericano. Su primera pelea en Argentina fue con Gatica. Era panameño pero se nacionalizó. Supo vencer a Don Jordan.

EL NEGRO se declaraba "más argentino que algunos que nacieron acá".EL NEGRO se declaraba "más argentino que algunos que nacieron acá".

Llegó a la Argentina proveniente de Panamá, su país natal, con un livianito traje de hilo, sin saber que se encontraría con un frío clima. Vino a pelear con el Mono Gatica. Antes, se había metido en el boxeo por un amigo que le recomendó que adelgace un par de kilos. Estudió Medicina pero dejó porque necesitaba dinero. "Había bajado de peso, y la cosa empezó a gustarme. Hice 6 peleas como aficionado y me volví profesional para ganar guita, ¿me entiendes?", contó en una entrevista de El Gráfico, en 1988.

Luis Federico Thompson perdió su pelea con Gatica, el 13 de julio de 1952. Quienes la vieron recuerdan que se caía sólo y el árbitro la detuvo en el octavo round. Ese "papelón", como lo definió él mismo, se olvidaría rápidamente. Los 16 combates posteriores los ganó con comodidad y justificó su derrota con el Mono, la falta de costumbre al frío. "Cuando venía en el avión, encontré una revista. Me llamó la atención una publicidad, en la que había un tipo con un saco muy largo. ¿Qué es esto?, pregunté. Me dijeron que era un sobretodo. ¿Y para que sirve?, pregunté. Para cubrirse del invierno y del frío, respondieron. ¿Qué son el frío y el invierno?", le contó Thompson a la revista.

HIZO DELIRAR el Luna Park cuando venció por KO en el cuarto round, a Don Jordan.HIZO DELIRAR el Luna Park cuando venció por KO en el cuarto round, a Don Jordan.

El Negro se movía sobre el cuadrilátero de una manera muy particular. No se exageraba al decir que era uno de los boxeadores argentinos más finos y talentosos de todos los tiempos. Elegante, creativo y muy guapo. Su última pelea, sin premeditación alguna, fue el 15 de noviembre de 1962 en el estadio Norte de Rosario, contra Raúl Roldán (campeón local). El combate fue suyo de principio a fin pero debió esperar las tarjetas para enterarse que ganó por puntos y llevarse la ovación del público. Un afección en su ojo derecho lo retiró del boxeo.

Tuvo apenas una oportunidad de luchar por el título del mundo: el 10 de diciembre de 1960. Perdió por puntos con el cubano Benny Kid Paret, por la corona mundial welter en Nueva York.

En total realizó 177 contiendas profesionales. Ganó 148 (74 KO), perdió 15 y empató 14. Sus entrenadores fueron Oscar Casanovas y Victor Arnotén.

Falleció el viernes 8 de enero, a los 82 años de edad, y fue cremado en el cementerio de Morón. El boxeo llora la muerte de un grande.

Por Gabriel Carrizo Koren

DEJÁ TU COMENTARIO