(sin categoría)

Argentina, los puntajes

Por Redacción EG · 10 de octubre de 2009

Palermo fue de otro planeta. Buen partido de Higuaín, correcto Romero. Volvieron a fallar Messi y Mascherano.

GONZALO HIGUAIN, del Real Madrid, debutó en la Selección y convirtió el primer gol. GONZALO HIGUAIN, del Real Madrid, debutó en la Selección y convirtió el primer gol.

Romero (7). Estuvo seguro. No lo probaron en el primer tiempo. Tapó un mano a mano bárbaro en el segundo. No tuvo nada que hacer en el gol. En la última, muy difícil, le terminó dando la pelota en el travesaño.

Gutiérrez (5). Le tocó tener que suplir las falencias de Maradona en el armado del plantel, al tener un sólo lateral derecho entre los 26 convocados. Metió un par de buenas proyecciones en el primer tiempo. En el segundo tiempo se intentó acoplar al medio, ya sin suerte.

Schiavi (5). Aceptable partido del Flaco en su debut con la Selección en el Monumental. Su mejor intervención curiosamente fue una pifiada, cuando intentó despejar un tiro cruzado que ya había superado a Romero. Igualmente, por su sector llegaron los ataques más incisivos de Perú.

Heinze (5). Mejor que las últimas veces, ya sin tener la obligación de proyectarse como marcador lateral. Intentó ordenar y se lo vio recriminarle a varios compañeros. Se vio en el funcionamiento colectivo que la defensa no tenía ni un partido de conocimiento.

L. Insúa (5). Debut en una parada brava y con una actuación pareja. No desequilibró casi nunca, pero tampoco tuvo inconvenientes en la marca. Debieron haberle cobrado penal en la jugada donde cubrió un rebote cerca de la medialuna.

Enzo Pérez (4). Tuvo las ganas y fue el que hizo el primer tiro al arco, al minuto. FInalmente pareció que no pudo encontrar su lugar en la cancha. Si se abría tapaba a Jonás. Si iba de 7 se encontraba con que ahí estaba Messi. Intentó cerrarse y descargar en la corta. Maradona lo sacó, y lo quemó. No es al primero que le pasa.

Mascherano (3). Mantiene el nivel de los últimos partidos. Su única patriada fue en el primer tiempo, cuando la tiró por un lado y la fue a buscar por el otro. Pero luego se apagó, no cortó demasiado, perdió pelotas increíbles (dos a Jonás directo al lateral) y a los 45 del segundo tiempo terminó regalando un taco en el área que originó la jugada del gol del Perú, en el que además, habitlió a Rengifo.

Di María (5). Primer tiempo de 7, segundo tiempo de 4. Fue el más activo de los primeros minutos, llegando al fondo y tirando centros: en el primero eligió mal, en el segundo se la sirvió a Higuaín,  que la tiró afuera. Y siguió yendo siempre hasta cerca de la raya. En el segundo tiempo se apagó sin aviso.

Aimar (4). Si lo que se espera de Pablo es la asistencia a Higuaín y la intención de asociarse con Messi en los primeros minutos, entonces jugó un gran partido. Si lo que se espera, en cambio, es que se transforme en el que maneje los ritmos del equipo, que trasnmita seguridad en la posesión y que pierda pocas pelotas, entonces defraudó. Ahora bien, desde el momento en que salió Pérez le tocó ir casi de 8, un despropósito. 

Messi (3). Tocó pocas pelotas en el primer tiempo, no gravitó en el área y volvió a tener una actitud tibia. Parece falto de confianza. Demasiado raro, para alguien que según el técnico sigue siendo su as de espadas. Estuvo cerca con un tiro desde la puerta del área en el primer tiempo.

F. Higuaín (6). El hombre más peligroso del equipo en todo el partido, al menos en el tiempo que estuvo en la cancha. Se acopló bien al ataque y trató de mentalizarse en que tenía que ser el finalizador de las jugadas. Estuvo cerca dos veces en el primer tiempo y no falló en el segundo. El ingreso de Palermo ya le hizo cambiar el rol al que intentaba adaptarse, y lo obligó a bajar más para asociarse con Aimar. Finalmente salió para darle lugar a Demichelis.

Palermo (8). Cualquier puntaje a Martín, en esta noche le quedará bien. El hombre que entró, se comió un puntinazo en la nariz que lo dejó medio groggy, el que se fajó con los defensores rivales esperando una pelota que no llegaba (lo buscaron bastante poco), el que sacó varias del área argentina cuando los peruanos presionaban, el que no se desesperó ni quemó los libros de su manual esperando esa pelota que finalmente le llegó, a los 47 del segundo tiempo, para clavar el gol agónico -como el de Gareca en el 85- para que el sueño del Mundial aún esté presente.

Insúa (6). Le tocó reemplazar a Aimar y vivió el momento más pesado de la noche con muchas ganas, pidiendo la pelota y comprometiéndose con el juego. El hecho de que se haya tomado un segundo para controlar la pelota que originó el 2-1, en lugar de haberla reventado de un voleo de desesperación, habla de que es un jugador en el que la Selección podrá confiar. 

Demichelis (5). Increíble cambio el de Maradona, que lo metió en lugar de Higuaín para armar una línea de 4 clavada en el área e invitar a los peruanos al empate. Hacía dos meses que no jugaba ni un minuto.

Maradona (3). Nuevamente groseras fallas en cuanto a transmitir una idea e intentar imponer un esquema. Tantos cambios sólo transmiten la inseguridad que después muestra el equipo colectivamente y los jugadores individualmente.
















DEJÁ TU COMENTARIO