Inicio > Blogs > Cuadernos de Viaje

El tano que te salva

Cada cobertura de Mundial presenta numerosos obstáculos. La gastronomía es uno de ellos. Salvo que...
Cuando de chicos jugábamos a la mancha, necesitábamos saber qué era casa. Hacia dónde teníamos que escapar para sentirnos seguros. A quiénes debíamos esquivar y a qué velocidad, hasta llegar al lugar salvador. Cubrir un Mundial no es muy distinto de jugar a la mancha.

En el Mundial, casi todo es correr: hay que ir todo el tiempo de aquí para allá, coordinar horarios de entrenamiento, hacer cálculos de resultados, planificar posibles vuelos, medir los kilómetros entre algún hotel y el estadio donde se jugará un partido, meterse en la mente del entrenador de turno (¿a quién mandará hoy en conferencia de prensa?), correr para llegar a agarrar algún... Continuar leyendo
Publicado el 29 de Junio de 2014
por Martín Mazur
0 Comentarios
 

Peinar canas

Violencia, amor y fe, tres ingredientes del thriller de un argentino en el Mineirao.
BELO HORIZONTE (Enviado especial).-El hombre llegó a Belo Horizonte esa madrugada, a bordo de uno de esos chárters que llevan y traen a hinchas en el día, y había dormitado un puñado de horas en los asientos del micro que lo trasladó del aeropuerto de Confins hasta la zona de Pampulha, a orillas de cuya laguna está enclavado el Mineirao.

Tempranito, con los primeros rayos de sol de una mañana diáfana, como son todas en Belo Horizonte en esta época del año, caminó hacia el inmenso playón que rodea el estadio y se encontró con cientos, miles de argentinos. Algunos habían pasado la noche contra las rejas externas, envueltos en banderas. Otros llegaban como él, con... Continuar leyendo
Publicado el 23 de Junio de 2014
por Elías Perugino
0 Comentarios
 

La primera selfie

Lo vimos y no pudimos resistir la tentación de retratarnos junto a él.
Por decisión unilateral (debo admitirlo), me convertí en el chófer oficial de El Gráfico en Brasil. Nuestra Fiat Doblo está bien buena: tiene el alma y la silueta de un utilitario, acelera como un potente auto de calle, puede transportar a siete pasajeros sentados y se banca andar con gasolina común o etanol.

Manejarla es un placer, pero rutas como la BR-040 transforman ese placer en un suplicio lindante con lo suicida. En nuestros tres trayectos de casi 500 kilómetros (Río-Belo Horizonte, BH-Río y otro Río-BH) vimos siete accidentes, cinco de ellos con camiones, en su mayoría volcados luego de cruzarse de mano en un tramo de 200 kilómetros donde los pozos parecen piscinas y no existe... Continuar leyendo
Publicado el 17 de Junio de 2014
por Elías Perugino
0 Comentarios
 

Estacione aquí

Desde la salida de Buenos Aires nos instaron a viajar ligeros, pero no tan ligeros como para volver a pie...
El panorama en la zona del Maracaná es agitado. Hay tráfico de todo tipo: gente que sale a correr con caras de que el Mundial les rompe la rutina de running; autos que se entremezclan con bicicletas, colectivos que avanzan a toda velocidad y algunos trapitos que tratan de sacar ventaja de cuanto cajoncito quede libre.

El vehículo -así llamaremos a nuestra Fiat Doblo de ahora en más- llega hasta la entrada misma del centro de prensa poco antes de las 16, y se detiene sobre una zona habilitada para la carga y descarga de pasajeros. Preguntamos dónde se puede estacionar para retirar las entradas y el estacionamiento para el día del partido Argentina-Bosnia. "En la calle", nos responde un voluntario. "Si el... Continuar leyendo
Publicado el 15 de Junio de 2014
por Martín Mazur
0 Comentarios
 

El contraste

El proyecto de país de Brasil tiene algunas curvas impredecibles, casi tanto como las de sus rutas de dudosa calidad asfáltica.
Disculpen que arranque con una historia personal, pero me resulta inevitable: tengo 25 parientes en Belo Horizonte. Acá viven mis tíos (italianos), mis primos (brasileños), sus esposas/os (brasileños), los hijos de las parejas que formaron (muy brasileños)… Nos vemos periódicamente, tenemos una linda relación, sabemos en qué andamos, cómo bailan nuestras vidas, las heridas que cicatrizamos, los objetivos que perseguimos. En fin: la distancia nunca fue un obstáculo, aunque nos hayamos visto pocas veces en medio siglo.

Franco, mi primo, me invitó a un almuerzo de bienvenida en una churrascaría del agradable barrio de Pampulha. Escapó de su trabajo sin dar demasiadas... Continuar leyendo
Publicado el 10 de Junio de 2014
por Elías Perugino
0 Comentarios
 
1 . 2  Siguiente


© Copyright 2012 Revistas Deportivas S.A. - Todos los derechos reservados. Está prohibida la reproducción, publicación, distribución, comercialización, modificación, adaptación y/o traducción total o parcial de los contenidos de este sitio web, por cualquier medio, sin el permiso por escrito de Revistas Deportivas S.A.
Creatos