¡HABLA MEMORIA!

Anecdotario: la damajuana milagrosa

- por Redacción EG: 27/11/2018 -

De los extranjeros que actuaron en Colombia, uno de los más pintorescos fue el uruguayo Cleto Castillo. Cuando llegó para jugar en Cúcuta, quiso pasar una damajuana por la aduana. Esta es la historia…

Ocupando el mediocampo Cleto Castillo jugó desde mediados de los 60 en los equipos colombianos de Cúcuta Deportivo, Santa Fe, Medellín y Bucaramanga.

Después del 49, cuando "El Dorado", cuentan en Colombia que llegaban muchos que con decir que eran argentinos, brasileños y uruguayos le ponían una camiseta de fútbol y salían al campo. Hubo algunos que ni siquiera habían visto una pelota en su vida. Otros sabían jugar, pero eran personajes de Ripley. Uno fue Cleto Castillo, un uruguayo que llegó contratado por el Cúcuta. Castillo arribó al aeropuerto de Bogotá y se dirigió inmediatamente a la aduana. Llevaba en sus manos una damajuana de vino. El hombre que hizo el control le dijo:

— Señor, no puede entrar con ese vino...

— Perdón... Se ha equivocado usted. Esto es agua...

— ¿Cómo agua...? Ahí dice vino...

 —No, pero es agua. Es un agua milagrosa que hay en Montevideo. La traigo para mi mamá porque el agua de Cúcuta le hace muy mal. Es agua, señor, agua medicinal.

—No, es vino...

Así estuvieron un largo rato. Que es vino que es agua. Hasta que al final Castillo le dijo al empleado de aduana:

— Pruébela. Va a ver que es agua.

El hombre abrió la damajuana, la probó y gritó:

— Señor, esto es vino y está detenido por querer burlarse de la autoridad.

Castillo, perdido por perdido, lo miró serio al hombre y dijo:

— ¡Cómo es vino! ¡¡¡Es vino!!! ¡MILAGRO, MILAGRO. MILAGRO!",

Y Cleto  se arrodilló delante de la damajuana.

Al aduanero le dio tanta risa que lo dejó pasar...

 

Por Redacción EG: 27/11/2018

Para seguir leyendo:

1991. Les cuento todo lo que sentí

Luego de jugar 9 años en Europa, Ramón Díaz volvió a River y con sus propias palabras le contó a EL GRAFICO como vivió su noche soñada frente a Rosario Central. Doblete para el 2 a 1 del Millonario.

1997. Central apabulló a Newell´s

El clásico rosarino del Apertura 1997 quedó en la historia, fue la tarde donde brilló Central y ganó por 4 a 0. El partido se terminó antes de tiempo porque Newell´s tuvo 4 expulsados y un lesionado que no pudo seguir.

1934. Boca Juniors se consolida en el campeonato profesional

Un triunfo de Gimnasia en 1929 sobre Boca había generado una rivalidad entre estos dos equipos. Chantecler asistió al encuentro entre Xeneizes y Triperos de 1934 donde Boca comenzaría a encaminarse hacia el título.

15 de febrero de 1983 ¡Estudiantes Campeón!

El Estudiantes de Bilardo se consagró campeón del Metropolitano del 82 –finalizó en febrero del 83- y así consiguió su segundo título a nivel nacional. Brown, Ponce y Gottardi festejan la conquista.

2002. Goles y violencia en Liniers

Vélez y San Lorenzo empataron 3 a 3 en el Apertura del 2002, lo más destacado fue la expulsión de Gastón Sessa, quien posteriormente agarró del cuello al árbitro del partido y se fue pateando los carteles.

1951. La segunda final

¡Racing tricampeón! Luego de empatar sin goles en el primer partido de la definición del Campeonato de Primera División de 1951, la Academia venció a Banfield por 1 a 0 y se consagró.

1932. La viveza criolla de nuestro fútbol

A comienzos de la década del 30, Chantecler ya veía que en nuestros campos de fútbol la creatividad abundaba, en esta nota detalla algunas jugadas que generaron gran impacto en la época.

14 de febrero de 1941, el nadador José María Durañona

El destacado nadador argentino había tenido un gran 1940, estableciendo récords y ganando competencias. Siete años más tarde participaría de los Juegos Olímpicos de Londres.

"Mi papá es el mejor"

El Gráfico proponía en 1973 descubrir quiénes eran estos siete niños, hijos de consagrados deportistas argentinos, que vestían la indumentaria que usaban sus padres en su especialidad.