¡HABLA MEMORIA!

El recuerdo de Albérico Zabaleta

- por Redacción EG: 20/11/2018 -

Antes de morirse joven y de ser llorado por todo el fútbol argentino, "Beco" dejó muchos goles y cinco títulos amateurs para Racing Club. Falleció tras un puntapié en un riñón en un partido frente a Tigre.

No alcanzó a darle a Racing todo lo que tenía para ofrecer. Pero no por falta de ganas ni por escasez de esfuerzos: Beco tenía mucho para dar, pero la muerte lo vino a buscar demasiado pronto. Y se lo llevó nomás, jovencito, allá por 1923, cuando dentro de él tenía muchos goles guardados. Albérico Zabaleta, con su rostro de niño y su voracidad goleadora, había salido campeón en el Amateurismo en los años 18, 19 y 21. En dos de esas tres conquistas, este gorrión caído resultó goleador del equipo: metió 13 tantos en 1918 y 32 en 1921.

Empezó su carrera en Independiente, también jugó en Argentinos de Quilmes y Sportivo Almagro. En Racing ganó 3 torneos de Liga, 1 Copa Ibarguren y 1 Aldao. Jugó 8 encuentros en la Selección Nacional

Admirado, respetado, amado, a Beco se le truncó la carrera, pero eso no le impide estar todavía hoy entre los máximos ídolos de La Academia. El 16 de septiembre de aquel fatídico año, Racing le ganó 2-0 a San Lorenzo, con un gol de Zabaleta. Una semana después, convirtió en el empate frente a Tigre, pero recibió una patada a la altura del riñón, que lo llevó a la pérdida del órgano, y su posterior fallecimiento. Un mes después, esa inmensa cantidad de gente que gritó el gol lo estaba llorando en la sede del club, donde sus restos fueron despedidos por el entonces presidente Pedro Groppo. Todo el fútbol argentino adhirió al duelo por la muerte de este delantero que se llevó con él cientos de goles sin convertir.

 

Por Redacción EG: 20/11/2018

Para seguir leyendo:

1973. "Te agradezco, Señor, mis gambetas"

Bajo la tribuna de Independiente, Ricardo Bochini, de 19 años, recibe a El Gráfico en la pieza donde vive: “Aquí se sueña. Aquí se espera el momento de triunfar y de comprarle una casa a los viejos”.

Detrás de estos colores hay una historia…

Amor por lo colores: EL GRAFICO investigó sobre las razones que llevaron a estos equipos a tener sus camisetas con estos colores, casi ninguno mantiene los que tuvo en sus orígenes.

Anecdotario: broncas y entreveros

Algunas situaciones desopilantes que protagonizaron aquellos árbitros de ayer, que se bancaban las paradas más bravas. Había que ser guapo con tipos como Nai Foino, o el uruguayo Esteban Marino.

Mi foto favorita: Oscar Bonavena

El gran “Ringo” elige la foto de una pelea que finalmente perdió, pero que tuvo en vilo al mismísimo Joe Fraizer, haciéndole besar la lona, en el Madison Square Garden durante 1966.

Figurita difícil: Naohiro Takahara

Mauricio Macri, por entonces presidente de Boca, creyó que la mejor manera de vender la marca Boca al mundo asiático era contratando a un jugador de esas latitudes. Takahara fue el elegido y llegó al Xeneize en 2001.

Golazos Criollos: el “Negro” Gauna para Talleres en 1995

Gran ejecución de tiro libre y desde un ángulo incómodo. La pegada del volante se vuelve imposible para Goycochea y así, Talleres le ganó a Mandiyú por 1 a 0

20 de febrero de 1996, River vuelve a ganarle a Boca en el verano

Se disputaba el segundo Superclásico del año y River volvía a vencer a Boca por 1 a 0, en este caso en Mar del Plata. Ese 1996 sería histórico para River, ganaría la Copa Libertadores y el Apertura.

1933. La revista del 3 de Junio

Una joya: 50 páginas digitales de la edición 725; los 80 años de Watson Hutton, reportaje a Pepe Minella, la jornada de fútbol en crónicas y fotos, poster color de Independiente, todo el deporte y mucho más.

1995. San Lorenzo le gana el campeonato a Gimnasia

Dos partidos definían el Clausura en la última Fecha. Gimnasia vs Independiente y Central vs San Lorenzo. Todo estaba para Gimnasia pero San Lorenzo se impuso en Rosario y festejó en grande.