SUPERCLáSICOS EN LIBERTADORES

1986. Ruggeri: “tengo tanta fe en ganar la Copa como la tenía antes del Mundial”

- por Redacción EG: 15/11/2018 -

A través de la entrevista al central de River, se hace un repaso de la victoria sobre Boca por 1 a 0 para cerrar el Grupo 1 y poner al Millonario en Semifinales de Libertadores. Fue el superclásico #16 en la Copa.

El gesto fiero y la mirada dura. El esfuerzo le subía por el cuerpo hasta llegar a la garganta y convertirse en ahogo. Y él ahí. Incólume. Indemne. Intacto. Columna. Figura.

Lo vi correr, multiplicarse. Ir y venir de área a área. Chocar con Krasouski. Caer. Sacudirse y seguir. Aguantar una plancha de Dykstra. Protestar. Continuar. Librarse de la ola de insultos que cala desde la tribuna de Boca para refrescarse, metros más allá, con gloria, entre los aplausos de su gente: la de River.

“Los de arriba son unos aviones y los del medio unos tanques ¿Vieron el gol contra Boca? Se fue Enrique, centro, aparición de Alzamendi y a cobrar 1-0”

Era su noche. Su gran noche...

El rival era Boca y eso pesa. Nosotros estábamos clasificados, pero sabíamos todo lo que representa un rival así y salimos a ganar el partido. Antes de comenzar hablamos mucho, nos mentalizamos para no caernos, para pelear corno si los dos puntos que pudiéramos conseguir tuvieran valor… Y, así y todo, por momentos regularnos. Claro, lo que pasa es que uno dispone, pero después inconscientemente se va cayendo. Pero en el entretiempo volvimos a hablar y logramos el triunfo. Lo que más nos preocupaba era no entrar en ninguna infracción que nos perjudicara. Que no nos expulsaran a ningún jugador. Y bueno, así fue, ganamos bien y terminamos la ronda casi con el puntaje perfecto. Eso es muy importante para el futuro.

De todas maneras hubo choques. . Tuviste uno y fuerte. Además, los insultos de la hinchada de Boca...Sí. Choqué con Krasouski, pero fue una incidencia del juego, nada más... No pasó nada. Jugamos fuerte porque jugamos fuerte. Los dos equipos querían ganar y el fútbol es cosa de hombres. Y los insultos, ¿la verdad?, no los escucho; me resbalan, es una cosa superada, totalmente superada. No me afectan para nada. Yo soy de River y estoy concentrado en la Copa, los contrarios pueden decir lo que quieran. Ya no me tocan. . Lo único que me importa es que ganemos la Copa.

LOS QUE VIENEN

¿Así de fácil? ¿Y cómo van a hacer? Porque ahora vienen los ecuatorianos y Argentinos Juniors. (Ríe) Es fácil: hay que ganarles a los dos. . . Ahora, en serio. Nos dijeron que los ecuatorianos son un cuadro muy fuerte, que están muy bien defensivamente. Que atrás funcionan muy bien, pero que esa fuerza no es la misma adelante. Eso quiere decir que puede llegar a costar hacerles un gol, sobre todo si se refugian atrás. Pero a mí me sobra confianza. Además, con los leones que tenemos adelante, ¿qué problema hay? ¿Y de Argentinos Juniors qué puedo decir? Todos lo conocen. Es un rival difícil, el rival a vencer. Su estilo no lo voy a descubrir yo. Pero vuelvo a River. Lo veo en todos mis compañeros, en las ganas que se pone en cada entrenamiento, en cómo se habla fuera de la cancha de ganar la Copa. Es una obsesión, te lo juro. Serán cuatro partidos difíciles los que nos esperan. Partidos de Copa donde nadie regalará nada, pero estoy seguro de que los pasaremos... Mirá, y con respecto a esta fe mía tengo una anécdota. Antes de irme a México me despedí de Gallego y le dije: "Chau, Tolo, nos vemos en los primeros días de julio". Gallego me miró y me gritó: "¿Pero vos estás loco? ¿Si volvés los primeros días de julio es porque te quedás hasta la final?". “Claro - le respondí - nosotros vamos a ser campeones del mundo".

Todos creían que era un agrande mío o un sueño. No, era mi fe en que lo íbamos a lograr. Y ahora te digo que tengo la misma para esta Libertadores. No me veo de otra forma que levantando la Copa con River. Vamos a ganarla. Tenemos todo...

Todo es casi un absoluto. ¿Tanto creés que tiene River? Nosotros arrancamos mal contra Boca, pero fuimos mejorando, y lo que es más positivo, encontrando el gol. Una cosa que parecía imposible al irse Enzo… Pero cambiamos de forma de jugar, nos armamos más en equipo y entonces lo que antes hacía Francescoli solo, ahora lo hacen todos del mediocampo para arriba. Llegan los volantes (Enrique y Alfaro), llegan Alzamendi y Centurión, también el Beto, que está en un gran momento, y River pasa a convertirse en un rival muy serio cuando ataca... Ese es uno de nuestros secretos. Siempre estamos rondando el gol. Cuando River ataca, hay peligro de gol, quieras o no quieras...  

Último partido de la ronda clasificatoria. Último clásico y una figura que surgió neta del fondo de River: Oscar Alfredo Ruggeri, aquí anulando a Monroig. Columna de este River que sueña.

LAS FIGURAS DE ESTE RIVER

Hablaste de la mitad de la cancha para adelante, pero no hablaste de la mitad de la cancha para atrás... Atrás estamos muy bien. Muy seguros. Hemos tenido partidos excelentes, por ejemplo los de Uruguay, donde debimos aguantar mientras los de adelante encontraron el huequito para hacer el gol. A veces cometimos algunos errores, pero subsanables. Y que hay que pulirlos. Por ejemplo, algunas sobraditas que nos mandamos con los rivales, la otra podría ser jugar en línea. Claro, son dos cosas que muchas veces uno hace inconscientemente. Dos errores que en los próximos partidos no nos podemos permitir. . . Pero estamos trabajando en ello, lo conversamos permanentemente con el Bambino y entre nosotros. Eso es lo único que nos falta corregir.

¿Lo único? Sí, aunque te parezca mentira, lo único.

Oscar, en este River de la Copa hubo figuras preponderantes. Por una cuestión confesada, muchas veces, los jugadores no quieren nombrarlas, quizá para que no se sientan heridos los demás compañeros. Te pido si vos podés hacer nombres. ¿Quiénes son las figuras de este River? ¿Por qué no? Todo River es un equipo. Todos trabajan parejo, todos tienen la misma ilusión, que es ganar la Libertadores, pero todos también tenemos que saber que hay una columna vertebral importantísima en River y que arranca en Nery en el arco. Un tipo que da una seguridad tremenda. Vos mirás para atrás, lo ves a Pumpido y sabés que no te pueden hacer goles. Después viene Borelli. Y te digo Borelli por lo que es como jugador y la edad que tiene. Es un puesto para veteranos, para tipos de experiencia, y él a los 21 años carga sin sobresaltos con esa responsabilidad. Sabe todo o casi todo. Si todavía le falta algo es muy poco. Para mí es el dos del futuro. Seguro que llegará a la Selección. Después el Tolo, que aporta su experiencia, su lucha, que muy pocas veces nos desprotege. Un gran tapón delante de la línea de cuatro. Y después, el Beto. Y no tengo palabras para decir algo que no se haya dicho de Alonso. Esa es la base. Después, todos los demás. Y tendría que nombrar a uno por uno porque es muy difícil elegir. River es un equipo. Somos tantos en el plantel que no los terminaría de mencionar. Todos son importantes.

Nombralos, es tu análisis. Todos nos compenetramos. Mirá el ejemplo de los marcadores de punta. Gordillo que se va, que marca y se va. Montenegro que marca y se queda. Enrique y Alfaro que roban pelotas y van para adelante. Los dos motores, las dos turbinas de River. Que hacen convertir goles y si le das espacios también la meten ellos. Después te quedan los dos de punta que tienen inigualable velocidad y olfato para convertir. Y no estoy rebuscando palabras. Todos son unos leones, unas fieras. Y si mirás el banco te asombrás porque hay más, muchos más... Por eso te digo: este año la Copa viene a Núñez...

No hablaste de Ruggeri…Después del Mundial me aflojé un poco, pero muy pronto volví a mi nivel y ahora estoy subiendo. Cada día me siento mejor. En los primeros encuentros, a mi vuelta, me costó un poquito acostumbrarme a volver a jugar en zona, pero con los entrenamientos y los partidos lo superé y ya estoy otra vez bien, muy bien.

1986. River 1 Boca 0

LAS MISMAS GANAS DE LA SELECCIÓN

Recién decías que en River se conversa mucho con el técnico y entre los jugadores. ¿Qué es lo que se conversa, Oscar? Lo que estamos viviendo. La importancia de entrenar, de jugar bien, de ganar. De ir entre todos corrigiendo nuestros defectos. Las charlas son muy importantes en un plantel. Y por eso hablaba de mi fe en ganar la Copa, porque en River está pasando algo similar a lo que pasó con la Selección. Día a día nos vamos mentalizando más y más. Nos sobran ganas de trabajar, nos vamos haciendo fuertes y eso es importante cuando después tenés que salir a la cancha a jugar. Te ayuda tanto, que hay momentos en que creés que nadie te puede ganar. Eso nos pasó en México y eso nos está pasando en River... Nos motivamos, estamos juntos, nos concentramos en cada partido... Muchos no te dan importancia a eso, pero te aseguro que lo es. Demasiado. Porque es una autoexigencia. Aquí nadie se puede parar, aquí te hacés fuerte también contra las críticas...

¿Con qué equipo te ves enfrentado en la final? Yo creo que primero hay que pasar esa ronda. Después, veremos. . . A lo mejor es América de Cali... Pero no quiero apresurarme. Dejá que les ganemos primero al Barcelona y a Argentinos Juniors y después volvemos a hablar. . Pero no tengo dudas de que hasta la final no paramos.

Sonrió y se fue casi corriendo. La misma prisa que en la cancha. Escapándole a las manos que se acercaban a palmearlo: La cabeza erguida. La mirada dura. A veces un rictus. Se iba a encontrar con Gallego, con Pumpido, con Enrique. Iban a seguir conversando de este River. De esta posibilidad tan cercana..., ahora tan cierta. Era un hombre que de tanto andar de Copa en Copa ya se le ha hecho costumbre y ni siquiera tambalea... Firme siempre. Invariablemente figura.

ENRIQUE ROMERO (1986)

Fotos: GIMENEZ, HOROVITZ, MAURI, LEGARRETA y POZZI

 

Por Redacción EG: 15/11/2018

Para seguir leyendo:

Rescatando al soldado De Felippe

El actual DT Osvaldo Omar de Felippe volvió de la Guerra de Malvinas y debutó en primera. Hace 20 años, en El Gráfico, soltaba sus recuerdos por primera vez en un testimonio conmovedor.

River Plate eliminado del Mundial de Clubes

El equipo de Gallardo no pudo superar a Al Ain y tras empatar 2 a 2, quedo eliminado por penales del Mundial de Clubes, el conjunto local disputará la final del certamen el próximo sábado.

Doblete de Borré para dar vuelta la historia

El colombiano es el principal protagonista de la semifinal del Mundial de Clubes al dar vuelta el partido tras marcar dos goles dentro del área y así poner el 2 a 1 parcial.

River pierde 1 a 0 contra Al Ain en el Mundial de Clubes

En el primer minuto de partido, River sufrió en la pelota parada. Todos los jugadores dentro del área chica, centro cerrado que peina Berg y se mete entre las piernas de Armani.

El destino, la pelota y yo - Capítulo XIII

Por José Manuel Moreno. Los tiempos difíciles, post suspensión y huelga de baluartes, fueron sobrellevados a puro potrero hasta que se dio la vuelta al primer equipo de River en 1940.

18 de Diciembre de 1974, Vilas: maestro de maestros

El Master de tenis se disputó en Melbourne, en su 5ta edición, entre el 5 y 15 de diciembre. El tenista argentino superó en una vibrante Final al rumano Ilie Nastase en 5 sets (7-6 6-2 3-6 3-6 6-4).

Se sortearon los octavos de la Champions

Ya se conocen los cruces de la etapa final de la competición más importante a nivel clubes del mundo. El Barcelona de Messi va contra el Lyon mientras que el Real Madrid enfrenta al Ajax.

1973. La revista de un Globo imparable

Deléitese con una joya de 75 páginas: la edición digital del 8 de Mayo de 1973. En tapa Huracán, dirigido por Menotti, golea en Arroyito a Central 5 a 0, jugando un fútbol de galera y bastón. Un número para atesorar.

2008. Francescoli 100x100

Símbolo de Uruguay y de River Plate, hacía 11 años se había retirado y todavía no encontraba su lugar. El Príncipe Enzo Francescoli, adorado por algunos y respetado por todos, contesta las 100 preguntas de El Gráfico.