SUPERCLáSICOS EN LIBERTADORES

1970. Para River la pelota es suicidio, para Boca es gol

- por Redacción EG: 07/11/2018 -

Para que los superclásicos en Libertadores no sean solo un número en la estadística, repasamos con las crónicas de El Gráfico su historia. Ardizzone testimonia aquí el sexto capítulo de esta novela, que se sigue escribiendo…

RIVER QUISO SER OTRA VEZ "LA VERSION DEL TOQUE". Y EN ESE TRASLADO DE PELOTA LENTO, MUY LATERAL, Y MUY APRETADO, FUE EL MEJOR COLABORADOR DE BOCA PARA LA CONSTRUCCION DEL CONTRAATAQUE EN CONTRA. . . DOS GOLES NADA MAS PORQUE ROJITAS "ENTRO" EN VARIAS POSICIONES ADELANTADAS... TRAMITE MAS O MENOS ACEPTABLE, Y EL DECORADO DE TRES GOLES BIEN ELABORADOS, DOS DE ELLOS -EL DE SAVOY Y EL DE DANIEL ONEGA- DE GRAN PRÓLOGO Y GRAN FINAL…

Buena la maniobra previa al primer gol. Se va Larrosa por la derecha en velocidad. Rojitas se tira sobre la raya, como puntero. Recibe. Saca el centro para la entrada de Larrosa que pifia el derechazo.

En la salida cae Carballo. Rebote. Otra vez Larrosa que se la lleva. GOL. DE BOCA.

 

Cuesta ser duro en la crítica de River. Cuesta porque es como ensañarse con "el héroe" que acomete lo imposible, lo que está más allá de sus posibilidades... River debe ser el equipo que sale a resolver sus compromisos con la imagen más patética del desamparo. Sin planes, sin ordenamiento táctico, sin una mecánica definida ni para defender ni para atacar. Y, sin embargo, puesto en la obligación de improvisar River siempre se inclina por el ataque... Siempre va a ganar, como si sus mismos hombres supiesen que es la única alternativa que les queda, no sólo para sobrevivir sino para poder alcanzar los destacados méritos de su campaña...

Pero se advierte que todo es improvisación. Unas veces al amparo de la fuerza, del temperamento, del "todo o nada"... Otras veces —según la constitución del equipo— refugiándose en el toque lento, el traslado de pelota pausado, todo el fundamento de la intención ofensiva. Pero lo notable es que siempre es ataque. Y lo notable es que, como normal consecuencia, tanto en un caso como en otro, siempre concluye con los mismos y graves problemas defensivos... Porque RIVER ES LA PUBLICIDAD DEL CONTRAATAQUE, River, tal como pretende atacar, le está indicando al rival cómo éste puede ganarle el partido... Se van los delanteros. Detrás de los delanteros, los volantes. Detrás de los volantes, los cuatro del fondo, detrás de los cuatro del fondo, el desamparo de Carballo o Perico Pérez, según quien sea "el héroe" de turno... Y después todos, en el regreso desesperado, esperan la bandera salvadora del juez de raya, mientras Carballo o Perico Perez corren con el arco a cuestas, como los caracoles... Labruna nos dijo una vez que los tres palos de este River están ubicado más allá de "las 18", por supuesto que teóricamente. Pero, ¿qué ocurre? Que en la vida eso no puede ocurrir porque el reglamento lo prohíbe y porque además ni Carballo ni Perico Pérez son caracoles...

LO DE TODA LA VIDA...

Y a consecuencia de toda esta improvisación, de "este todo o nada", River se convierte en el equipo más ingenuo en el aspecto defensivo... En este nuevo encuentro con Boca el planteo local ya podía darse por descontado... Exactamente igual que el primer partido por la Copa. Retroceder, regalar la cancha, regalar la pelota, esperar en el fondo, y después lanzar violentamente el contraataque con el desenganche sorpresivo del atacante y el pelotazo simultáneo para ganarle al offside. Nada nuevo bajo el sol... Pero, con eso, nada más que con eso, Boca pudo alcanzar la gran goleada, a no ser por la frecuencia con que Rojitas —aún con buen rendimiento— cayó en la trampa de la posición adelantada..., que todavía no sé si River provoca o se genera espontáneamente porque los hombres de River se van detrás de los volantes... Boca recurre a la fórmula más antigua para defenderse. Y sin embargo es MAS OFENSIVO QUE RIVER. Porque River, esta vez en "la versión del toque", iniciado desde la mitad del campo, vuelve a repetir todos las errores que mostró en la noche del Bolívar. Tocar y tocar, sin buscar por los costados. Todo por el medio, hasta Mas, inexplicablemente por el medio.

Otra vez la reedición de "la empresa de transportes". Onega, Trebucq y Gutiérrez bajan a abastecerse hasta la mitad del campo. Después empieza la subida con "la complicidad" de Merlo, más el adelantamiento de Ferreiro, más el de Dominichi... Y cuando concluye el viaje en el fondo de Boca parte el contragolpe de Boca... Y a veces sólo queda M. A. López, a veces... Y a veces, Recio..., a veces... Y Carballo, con el arco a cuestas... Y otra vez la subida de River. Y otra vez el contraataque de Boca... 

Quince minutos. Y Boca ya encontró el negocio... Madurga a Peña, sobre la raya izquierda. Pelotazo del puntero por arriba, mientras Savoy le gana la espalda a Ferreiro y supera la salida de Carballo .

Con Carballo en el piso, Savoy sigue la marcha......

... levanta la cabeza, observando el panorama. La frialdad de Savoy. El suspenso del estadio.

Savoy ya va a medir el remate, después de calcular la posibilidad del centro.

En la foto final se comprueban todos "los cierres" que llegan tarde: Recio y Dominichi. La pelota ya esta en la red. GO-LA-ZO.

 Y así llegan las situaciones reiteradas de gol. Así llegan los dos goles que consigue Boca. Siempre la sorpresa del pelotazo y del pique. Y siempre la explotación de espaldas descubiertas y manos que se agitan reclamando la posición adelantada que no existe... El gol conseguido por Savoy —en gran actuación— es el mejor exponente de las ventajas que concedió River en el fondo... De un solo pelotazo por sobre la posición de Ferreiro, el pibe Peña deja a Savoy con el único obstáculo del arquero Carballo... Que lo de Savoy es excepcional en la forma y en la calidad para llegar al gol es otro capítulo. Lo que importa es destacar que con un solo envío toda la estructura defensiva de River queda superada.

 

BOCA SABE ATACAR...

El campeón volvió a demostrar que no encuentra el partido cuando le ocupan la media cancha. Pero es que los volantes —en el caso especial de Savoy y Madurga— son eminentemente ofensivos. Más aún si los comparamos con Merlo, con Gutiérrez o con Trebucq... No se trata de analizar las aptitudes técnicas, porque Gutiérrez y Trebucq disponen de manejo, Es la mentalidad. Es la conformación.

Mientras River "se suicidó" en un toque sin sorpresa, muchas veces con tres atacantes centrales —Gutiérrez, Onega y Trebucq— en una misma línea, Boca sorprendió siempre con la explotación de los vacíos... Cinco hombres, a veces ubicados dentro del mismo campo de Boca —para evitar el off-side—, pero cinco delanteros dotados de una gran capacidad de definición. Al compás de la zurda precisa y talentosa de Savoy, para poner "la corta" y "la larga" Boca fabricó media docena de posibilidades... Y el pique de Larrosa —muy ofensivo—, el de Peña y el de Rojitas, hábil para el dribbling en velocidad y con mucho más afecto para el desmarque.

Queremos desembocar en una única conclusión. Que proyectados los dos equipos a la ofensiva, la superioridad de Boca en ese aspecto es abrumadora... Gutiérrez es un buen agente de circulación, hace correr la pelota, pero no pesa mucho allá adelante. Merlo, asociado también al traslado de pelota, es eminentemente negativo. Y como Boca le redujo el terreno de maniobras a Daniel Onega, que no se encontraron nunca en la llegada, y como Mas no jugo de Mas, no quedó argumento de gol con relación al monopolio de pelota y terreno... Lo de Boca no es refugiarse o especular con el contraataque. Es usar, explotar, sacar provecho de las ventajas que le regala el rival... Esta vez con el toque de Gutiérrez y de Trebucq, como otras veces con el temperamento de Rodríguez, como otras veces con los zurdazos de Mas o con el talento de Daniel...

Gran maniobra. Trebucq que toca para Gutiérrez. Gutiérrez pisa el área ganándole a Rogel. Raya de fondo. Centro atrás. Daniel Onega la clava con un derechazo al segundo palo de Roma. ¡MUY BUENO!

Y LA GOLEADA CASI ES EMPATE

Boca regala la cancha y la peIota como carta de triunfo de un plan bien elaborado. Pero, después de los veinte minutos de la segunda etapa, el único testimonio del medio campo de Boca era Madurga. Porque Savoy quedó sin abastecimiento Y Medina aparecía por detrás de Abel Pérez y de Rogel en franca actividad defensiva... Pero River siguió con la pelota. Con más gente dentro del campo de Boca. Con López esperando lo rebotes, con Dominichi siempre de regreso, lo mismo que Ferreiro, mientras Carballo seguía con el arco a cuestas, más allá de los tres cuartos de cancha...

Boca se queda. River parece más atacante, pero el trámite del partido es  siempre el mismo... La pelota de River. El contrataque de Boca.

El golazo de Daniel Onega sobre los diez finales, después de la gran maniobra de Gutiérrez . El gol que "se pierde" Rojas El remate de Rojas que da en los palos de Carballo. El toque de Gennoni que toca en el poste izquierdo de Roma, después de un tiro libre "preparado' que colocó Daniel Onega...

Y cuando ya todo había concluido, el juicio sensato del cordobés Miguel Angel López., "Está bien... Nos tenían que ganar por más goles por las situaciones que provocaron... a nosotros nos faltó más llegada... Y en una de ésas, si la pelota de Gennoni que dio en el palo vuelve al campo en vez de irse por un costado, la ecuentro para el gol... Pero eso es nada más que para el resultado. Ellos jugaron mejor...".

OSVALDO ARDIZZONE . Fotos: Alfieri, Pellizzeri, Alessandrini, González y Pérez. (1970)

 

SINTESIS
COPA LIBERTADORES  – PRIMERA FASE
19 de Marzo de 19 70 –/ Cancha de Boca Juniors
BOCA JUNIORS: Roma; Suñé, Abel Pérez, Rogel, Marzolini; Madurga, Medina; Larrosa, Savoy, Rojas, Peña (x).
 (x) Reemplazado por Curioni a los 12'.
RIVER PLATE: Carballo; Ferreiro, M. A. López, Recio, Dominichi; Gutiérrez, Merlo; Montivero (xx), Onega, Trebucq, Mas.
 (xx) Reemplazado por Gennoni a los 17'.
GOLES: A los 15', Larrosa. A los 40', Savoy. A los 80', Onega. —
Por Redacción EG: 07/11/2018

Para seguir leyendo:

2000. River 2 – Boca 1

Nueve años después vuelven a verse las caras River y Boca por Libertadores. Más efectivo que brillante el equipo de Gallego derrota al de Bianchi, a pesar de la magia de Riquelme. Crónica, fotos y video.

19 de Noviembre de 1948, “La Buenos Aires – Caracas” fue para Marimón

El Gran Premio de la América del Sur del Turismo Carretera, competencia de carácter internacional que organizó el automóvil club argentino, fue para el piloto de Chevrolet.

Mitad gaucho, mitad duque...

El poeta folclórico Víctor Abel Giménez, firme difusor por décadas de la cultura nativa, pinta en verso con certero trazo gauchesco, la personalidad del gran Leopoldo Jacinto Luque.

1991. La fiesta de Boca en el Monumental

#18 Superclásico por Copa. El equipo de Tabárez marca diferencias una vez más sobre el de Passarella, derrotándolo 2-0 en el Monumental con doblete de Batistuta. Crónica, fotos y video.

18 de Noviembre de 1986, Independiente y Bochini

El mejor jugador de la historia de Independiente y uno de los mejores 10 de la historia del fútbol argentino, cumplía 500 partidos oficiales con la casaca del Rojo el día 16 en el empate ante Vélez.

El huevo de la serpiente

En 1959 Ernesto Lazzatti, notable jugador, técnico y periodista, advierte desde El Gráfico sobre la politiquería dirigencial que empezaba a quebrantar la salud del fútbol nacional.

Brasil 1- Uruguay 0, el resumen

Duelo a la altura de la historia en Londres. Brasil le ganó 1-0 a Uruguay con gol de Neymar tras un penal discutidísimo. Fue el debut de Martín Campaña en el arco de los charrúas, que merecieron más.

Holanda 2 Francia 0, el resumen

Los naranjas le hicieron sólo dos goles a los azules por la UEFA Nations League, debido a que el arquero Lloris se atajó todo. Los goles fueron de Wijnaldum y Depay (que se la picó en el penal como venganza).

Argentina 2 - México 0, el resumen

Amistoso liviano en Córdoba. La selección venció a los mexicanos con goles de Ramiro Funes Moris y Brizuela (e/c). El martes habrá revancha, en lo que sería el último partido de Scaloni como técnico.