Fútbol

Oiga, Travaglini... ¿por qué no se pasa al fútbol?

En 1972, por primera vez en su vida, el inigualable Osvaldo Ardizzone, periodista y poeta de El Gráfico, fue a ver un partido de rugby (Los Pumas vs. Sudáfrica), y escribió este relato magistral. ¡Dibuje Maestro!

1972. Travaglini se desengancha y pica al claro.
El partido de referencia fue el disputado en Ferro el 4 de Noviembre de 1972. Fue triunfo de Los Pumas 18 a 16, la primer victoria de un seleccionado argentino frente a otro sudafricano.

 

"OIGA, TRAVAGLINI... ¿POR QUE NO SE PASA AL FUTBOL?"

¿Cómo me sentía en la cancha de Ferro? Como el tipo que se va por primera vez a un concierto de la Wagneriana y no entiende ni medio de música... Y, cuando sale en el entreacto a fumar un cigarrillo, medio asustado, oye que uno sale diciendo "que no le gustaron las cuerdas en el segundo movimiento..." Y el interlocutor, con expresión de melómano erudito, agrega que "faltó un poco más de éntasis en el allegro vivace". Y el pobre tipo, disimuladamente, rebusca en el programa para ver si, por lo menos, se explica algo de lo que hablan esos personajes... Porque no sabe ni medio ni lo que es el segundo movimiento ni menos lo que es un allegro y para más vivace... Entonces, a seguir rebuscándosela, de oído... Y yo en la platea de Ferro, también tenía el programa... Bien impreso, en papel de buena calidad, pero ahí sólo constaba el nombre de los jugadores... ¿Y lo otro? Yo oía hablar como en el concierto a esos dos señores que estaban detrás mío... ¡Y cómo la sabían! Toda, toda... "¿Sabes qué pasa?" —decía uno de ellos—. "Que estamos perdiendo en el line porque los nuestros buscan demasiado la cola..." Etrusco, persa... Para mí, por ahí también sánscrito... ¿Qué chamuyan estos puntos? Y el compañero que sabia más por el tono seguro de la voz, comentaba... "No…, para mí el que está equivocado es Porta... Porque abusa demasiado del kick en vez de abrir...” Y yo que agarro sigilosamente el programa y me lo como... Primero a ver quién es Porta... A ver... Sí, ése que tiene el número diez. Ya lo localicé... Ahora, falta lo principal, .. Saber qué es un kick. ¿Qué será eso? Y no hay más remedio que dedicarse a mirar a Porta . Pinta de jugador de fútbol. Sin mucho lomo, más o menos liviano, Y por ahí viene un scrum… , Eh... Eso lo sé, lo sabe cualquiera. . Es cuando se amontonan todos y entran a hacer fuerza en contra... Y uno tira la bocha abajo y contra el piso... Entonces el número nueve, ése que se llama Echegaray, la roba y se la toca de primera para Porta, que ya está armado para recibir... Y entonces, Porta solo, sin ninguna marca encima porque todos están enganchados en el scrum, en vez de salir jugando, le da el zapatazo para arriba... Fuerte y lejos... ¿Por qué este tipo le dará así en vez de levantar la cabeza y tocar para el costado?... Y la pelota se va y se va hasta que cae como al rato... ¿Y cuál es el final? Que la embolsa el libero de ellos... De los sudafricanos... Y ya escucho al punto de arriba que confirma lo que había dicho antes . "¿Viste? ¿No te dije que Porta abusa del kick en vez de abrir?”  Ah..., Ahora si que la agarré... Kick es el zapatazo... No hay otra.  No, que tan difícil esto no debe ser... Hay que asegurar la pelota y no regalarla... Ahora, que yo tenía ganas de preguntarle al señor de arriba cómo hace una persona normal, por ejemplo un tipo común, para asegurar la pelota en este juego... Porque cuando uno caza la bocha que ya bastantes problemas tiene con esa forma que le dieron, se te viene el país encima y te corren como si uno se piantara con un secreto de estado... Y si no la largas puede llegar a ser el último día de tu vida... ¡El último! Y yo pensaba en el Toscano Rendo, metido en esa guerra, queriendo congelar el juego... Teniendo la pelota inocentemente entre las manos... O, en aquel Romerito, el de Boca... Piso, no hay otra alternativa... Donde te enganchan, piso... Y todos los que vienen.. .Y a zambullirse a la carrera... Ochenta, noventa, cien kilos por cabeza con tronco y extremidades... Y después falta el otro capítulo... Está el que la larga para que no lo pisen... Pero después está el otro, el líbero que va a recibir la bomba, cuando aterriza... Un tipo solo que mira para arriba... Y como tres o cuatro que arrancan en contra... Porque ese Travaglini y ese Fernández y toda la banda arrancan como si fuese el último pique de la vida... Van a encimar a un libero como dice Zubeldía. ¿Qué a encimar? A pasarlo por el medio para que no la agarre. Y el libero tiene que mirar para arriba por la pelota y ya tiene la trágica sensación de que se vienen … ¡Travaglini! Mejor que a uno lo pise un tractor o un camión con acoplado...

1972. Alejandro "Chiquito"Travaglini contra todos, detrás Hugo Porta .

Pero, al final, el tipo de arriba tenla razón... Al menos, yo se la di... Para mis adentros, a ver si me pongo a hablar y quedo pagando... "Hay que abrir" —decía el tipo... Y si no, ¿cómo se hace para ganarle a la marca y al líbero? Que ésa sí que me la sé bien... Es como cambiar de frente... Que cuando el enano que debe estar bajo el scrum la tira para atrás y la captura Etchegaray, mientras todos los tipos quedan pagando, se la toca para el pibe Porta, que está libre para salir jugando... Y, entonces —que eso quería decir el señor de atrás mío--, en vez de darle el zapatazo, la sigue tocando para su costado... Si, para muchos puede ser entrega lateral o fulbito... ¡Qué fulbito! La recibe Travaglini o Matarazzo... Y sigue el toque, pero siempre mostrándose en el vacíos.  Esa es la que vale... Ahora sí que la entiendo bien... Porque tan complicado no es... Entonces, sigo. , . Salen del scrum y abren... Mirá cómo hablo ya... Chamuyo de rugby, de tipos que están en el negocio, que tienen vestuario. , . Y, entonces, se desengancha . Travaglini... ¡Qué Uwe Seeler! El camión, como cuando el Coco Basile pasaba a definir... Amaga y gana. Amaga y gana... Y lo empiezan a correr todos como si se piantara con el secreto de estado y faltasen nada más que quince metros para ganar la frontera... Y me paro. Y nos paramos todos. ¡Dale Travaglini! ¡Dale Travaglini! Queda un tipo. Un tipo nada más. Creo que el diecinueve... No, qué me importa, No miro nada... Y el sudafricano que se juega el resto, la última bola... ¡Dale el zapatazo Travaglini...! Y paso calor porque no se puede darle el kick... Hay que apoyar... Ganar la línea de fondo... Y Travaglini al piso... ¡Mirá lo que debe ser el sudafricano! Pero, de aire la alcanza a abrir para la raya... La que decía el tipo, la que digo yo..- Hay que abrir... Y Eduardo Morgan, ése del número trece la engancha y se manda hasta la línea de fondo, así como puntero izquierdo... Y apoya... ¡Golazo, .! Eso es rugby... Porque, ¿a quién le gustan los kicks? Me da bronca porque la regalan y para arriba...

El autor de la nota, Osvaldo Ardizzone.

Me gustaron más Los Pumas, ¿cómo te puedo decir? Tienen más fútbol. Ese pibe Porta debe jugar bien al fútbol como el Lucho Gradín que esta vez hizo banco... Porque cuando se decidieron a abrir se terminó el negocio... Gran toque... ¡Y qué abanico! Tres, cuatro, cinco bolas jugadas de primera.. , Y el Tanque Travaglini que pica al claro y se desengancha... Y que se cuelguen... Y ese Eduardo Morgan que se va por la raya como puntero izquierdo, abriendo siempre la cancha y mostrándose para recibir o cruzándose por el medio como en el segundo gol... Una jugada de gran calidad... Se la abren para Porta que se va pegado a la raya de costado, como puntero... La agarra con la mano y la toca de aire, con la cara exterior del botín derecho. Así, para adentro... Y ese Eduardo Morgan que se había metido en diagonal, cambiando la posición, la mata y la clava... Y después siguió el mismo negocio en el segundo tiempo... Siempre abriendo... Etchegaray acomodado con el enano del scrum. Para Porta, para Matarazzo, para Travaglini... Y a ponerla en el ingol… Y cómo le da el pibe Porta en los penales. ¡Cómo se perfila! Y chanflazo… En cambio ellos le dan de punta y sin perfilarse... Aunque el número diez, creo que se llama Eloff, emboca de memoria... Más fútbol, más toque, tienen los Pumas... Así me pareció a mí. En cambio, los Gazelles muestran más pizarrón, más laboratorio... Más rugby ortodoxo como decía el señor de atrás mío que para mí sabía un montón... Abusan del kick y la tiran al touch porque ganan en la cola del line... Esta frase me salió de un solo saque. No, si esto del rugby no es tan difícil… Voy un par de veces y se acabó.. Pero hay una cosa que no me gusta... Cuando la tiran mucho al touch como Dudley Morgan... ¡Qué sé yo! Hay que abrir, abrir. Tocar de primera, cambiar el frente… Con un nueve que pasa al ataque como el Tanque Travaglini hay que abrir.

 

OSVALDO ARDIZZONE (1972)