Fútbol

Anecdotario: dos de la orilla de enfrente

Esta vuelta le contamos dos breves del futbol uruguayo: una es la petición más desopilante en una asamblea de futbolistas y otra, hilarante, la vivió el legendario Néstor “Tito” Gonçalves.

Pavada de capitanes: José Nasazzi y Néstor Gonçalves.

Lo cuenta el colega uruguayo Franklin Morales. En 1938 estalló el primer movimiento organizado por jugadores de la vecina orilla. Lo acaudillaba el famoso José Nasazzi, y en una de las tumultuosas sesiones del incipiente organismo pidió la palabra el Ñato Pedreira, jugador de Sud América, para hacer una moción: "Solicito se gestione el descanso dominical para el jugador de fútbol..."

Otra del fútbol uruguayo, contada  por Tito Gonçalves. El ex volante de Peñarol jugaba con la selección de Salto un partido del campeonato del Litoral. Era nocturno, la cosa estaba pareja y de pronto, cuando avanzaba su equipo, un linesman levantó la bandera desesperadamente. Nadie había advertido infracción alguna y todos lo miraron asombrados. Ahora, el linesman corría, saltaba y golpeaba el suelo con el banderín. Pasó que se había enredado la pierna ¡con una víbora...!