¡HABLA MEMORIA!

José Laforia, pionero de los tres palos

- por Redacción EG: 24/08/2018 -
Desde el fondo de la historia viene esta foto de José Boruca Laforia, el Vasco. Fue la primera figura grande en ese puesto.

Apenas llegaba a tocar el travesaño con las manos, pero José Buruca Laforia, se convirtió en el primer gran arquero del fútbol argentino. Evocamos al Vasco Laforia a través de los que lo vieron jugar.

UN GRANDE SIN TIEMPO

Los arqueros inolvidables asomaron con el siglo en el genio y la figura de un pequeño gigante que se llamó José Boruca Laforia. Le decían "El Vasco" por su ascendencia paterna. Fue arquero de Sportivo Barracas en 1901, defendió el arco argentino en el primer partido internacional contra un equipo británico, el Southampton, en 1904 y en 1905 paso a Alumni, donde estuvo tres temporadas. Luego, tras un brevísimo paso por Nacional -un equipo que fue separado de la Liga—, jugó en Argentino de Quilmes, Independiente y  Racing. Ernesto Escobar Bavio, cronista de "La Nación", dejó esta evocación:

—Jugaba al arco con chambergo y, debido a su poca estatura, le era difícil llegar al travesaño. Se ponía contento cuando lo conseguía y él decía que era a fuerza de rodilla. Era una goma, un resorte. Realizaba las estiradas más inconcebibles y era realmente temerario. Con Jorge Brown apostaban muchas veces a quién tocaría con más facilidad y más frecuencia el travesaño: Jorge, con la punta de los pies y Laforia con las manos. Se trataba de un desafío muy desigual, porque mientras Jorge lo hacia todas las veces que se lo proponía, al Vasco le costaba un triunfo: llegaba a veces, y apenas...

Para Escobar Bavio las condiciones fundamentales de Laforia eran su sangre fría a toda prueba, un golpe de vista magnifico y el perfecto sentido de la colocación. Otro periodista que lo vio jugar fue Alfredo Rossi, quien años más tarde, con el seudónimo de Chantecler, escribía en El GRÁFICO esta semblanza:

 —Laforia era de una serenidad tan grande que parecía imperturbable. También era notable por su seguridad de manos para contener remates violentos, aun los ejecutados desde muy cerca. Pero donde más llamaba la atención era en sus salidas del arco, cubriendo a veces toda el área penal y hasta saliéndose de ella con una seguridad extraordinaria. Su valentía rayaba en la temeridad: iba al encuentro de los forwards y les quitaba la pelota de los pies.

Su predilección en salir del arco tuvo que combatirla Jorge Brown con continuas amonestaciones, pero en esas salidas fue donde se lució el primer gran guardavalla argentino. Petiso, con tupido bigote negro y chambergo de calle, Laforia fue lo que hoy se entiende como un arquero moderno. Y lo fue en los tiempos más antiguos del fútbol argentino.

EDUARDO RAFAEL

Por Redacción EG: 24/08/2018

Para seguir leyendo:

A la carta: 1945. Tigre asciende a Primera

Francisco García Felce nos pide alguna nota de los ascensos de Tigre y elegimos una del primero de 1945, con invaluables datos, fotos históricas y la resolución de la leyenda del “lechero ahogado”.

19 de Septiembre de 1978, la revancha fue para Muhammad Ali

En el ocaso de su carrera, quien ya era toda una leyenda del boxeo, recupera el cinturón de campeón mundial por decisión unánime ante Leon Spinks, quien le había quitado la corona en febrero.

2002. KEMPES 100x100

Hace 16 años El Gráfico le hacía 100 preguntas al cordobés Mario Alberto Kempes. Testimonios, anécdotas, confesiones y fotos históricas de un gitano del fútbol, de un Matador eterno.

El gol extraordinario de Icardi frente al Tottenham

Por Champions, el “artillero” argentino tomó una pelota como venía y, sin dejarla picar, sacó un tremendo disparo para empatarle al equipo inglés. Finalmente ganó el Inter 2 a 1 con un gol en el descuento.

Los cuatro golazos (tres de Messi) del Barcelona frente al PSV

En un partido que recién destrabó en los últimos 15 minutos, Barcelona venció 4 a 0 al PSV por la fecha 1 de la Champions. Así fue la “tricota” de Messi y el bellísimo gol de Dembélé.

Champions League: magistral tiro libre de Messi

En un partido cerrado ante el PSV, el pie zurdo de Lionel abre el marcador ejecutando un gran disparo, que dibuja la parábola sobre la barrera y se cuela en el palo más lejano del arquero, al ángulo.

“El destino, la pelota y yo” - Capítulo III

Por José Manuel Moreno, uno de los grandes jugadores de la historia. Aquí recuerda y relata su llegada a River y su anhelado ascenso hasta la primera. Y da detalles también del doloroso rechazo que le tocó sufrir en Boca.

Juan Polti, half-back

Un relato del célebre escritor uruguayo Horacio Quiroga, basado en el suicidio del jugador de Nacional de Montevideo, Abdón Porte, en el círculo central del Estadio Gran Parque Central en 1918.

18 de Septiembre de 1974, Talleres de Córdoba en la cima

Galván, Willington, Ludueña y Artico festejan ser líderes del Grupo B del Campeonato Nacional, liderazgo que mantendrían hasta el final. Nombres importantes que formaron un gran equipo y por varios años.