Fútbol

Anecdotario: dos buenísimas del Chivo Pavoni

Anécdotas de Ricardo Elbio para matarse de risa. Una empieza así: “Pastoriza, antes de que Pavoni se hiciera el entretejido capilar, solía cortarle el pelo y luego se lo pegaba en la frente para tapar los baches…”

En un alto del entrenamiento de Independiente, Ricardo Elbio Pavoni comenzó  a jugar con una colita semienterrada en el pasto. Con una mano iba tirando de piolita mientras charlaba con Commiso. De pronto, Roberto Ferreiro llamó a reiniciar la práctica y el Chivo se levantó mientras pegaba un fuerte tirón la piolita para desenterrarla del todo. Y desenterró una cola. Al Chivo casi se le caen los bigotes al ver que la cola correspondía a una tremenda rata...

1975. Dos animales del fútbol: el Pato Pastoriza y el Chivo Pavoni.

Cuando Pastoriza estaba en Independiente, antes de que Pavoni se hiciera el entretejido capilar, solía cortarle el pelo y luego se lo pegaba en la frente para tapar los baches... "Una vez, en Yugoslavia, el Pato me emparchó la cabeza pegándome el pelo con agua y jabón. Al rato, cuando empecé a transpirar, se me volaron todos los parches. Para colmo, el wing me dio un codazo que me hizo saltar dos dientes... , A la media hora de juego había envejecido 20 años... El wing me miraba y no entendía nada... Me pasé todo el segundo tiempo buscando los dientes por la cancha. Viajamos ese día a España., cuando llegamos no encontré dentista y tuve que esperar hasta el lunes para que me repusieran los dientes perdidos. Estuve tres días sin hablar ni reírme..."