Fútbol

1975. “Esta pelea ha sido lo más parecido a la muerte”

Eso es lo que dijo Cassius Clay (Muhammad Ali) tras protagonizar una de las batallas más tremendas de la historia del boxeo. La crónica del tercer combate entre Alí y Joe Frazier, vistos con ojos argentinos.

HIZO FALTA TANTO FRAZIER PARA VER A TANTO CLAY

Esta nota la escribió Felipe Crapper, coordinador internacional de la a Asociación Mundial de Boxeo que viajó a Manila para participar de la 54° Convención Anual. De tal manera a través de ojos argentinos podemos ofrecer este testimonio sobre el histórico tercer enfrentamiento entre Alí y Frazier.

El miércoles 1° de octubre la ciudad se despertó temprano. A las cinco y media de la mañana. Había en el ambiente un estado de agitación y de expectativa como hacía tiempo yo no sentía. Una increíble cantidad de vehículos iba hacia Quezon City, en donde se encuentra el Araneta (unos 35 minutos del aeropuerto). Los transportes públicos iban colmados. En Manila son muy pocos los ómnibus, y en cambio abundan los jeeps, reconstruidos luego de la segunda Guerra Mundial, pintados de colores muy llamativos. Tienen capacidad para 8 pasajeros, pero en todos ellos la cantidad era muy superior. Por fin, desde el auto que me llevaba vi el estadio: una cúpula plateada, de líneas futuristas. Cuando llegué, aquello era ya un verdadero tumulto. Los vendedores de bebidas sin alcohol, de remeras con las efigies de Clay y Frazier (1,30 dólar cada una) ponían un toque bullicioso y colorido. EI programa comenzó a las siete de la mañana, y una hora después el presidente de Filipinas, Ferdinando Marcos, ordenó que la pelea entre Clay y Frazier debía ser televisada en directo a todo el país. En ese momento las 25.600 localidades estaban casi totalmente vendidas. La más cara costaba 300 dólares. La más barata, solamente 2. Y pasaron las preliminares. Y el semifondo. Y por fin, a las diez y cuarto de la mañana, la atmósfera se hizo insostenible…

Frazier y Alí se habían enfrentado dos veces antes: en 1971 (Frazier gana y le quita el invicto a Clay), y 1974 gana Ali, ambas por decisión unánime.

LA PELEA

 Subió al ring acompañado de una, tremenda ovación. Se movía permanentemente, estaba ansioso por pelear. JOE FRAZIER fue el primero en estar en el cuadrilátero. Cuando CASSIUS CLAY apareció, aquello se vino abajo. . . El "show" se dio en miradas de enojo, en gestos despectivos, en saludos al público. Nada más. CUANDO SONO LA CAMPANA, COMENZO UNA BATALLA TREMENDA, DURISIMA, INCREIBLE.

Alí salió dispuesto en los tres primeros rounds a lograr el nocaut que había predicho. Pero Frazier, redescubriendo una nueva juventud, se lanzó a un ataque salvaje y sin contemplaciones. Clay se vio obligado a trabajar de contragolpe ante un hombre que actuaba sin especulaciones. En los rounds 4°, 5°y 6°', Joe rotó su cintura para entrar a la corta distancia, y allí golpeó duramente a Clay, que no encontraba la medida para sus brazos más largos. Fueron rounds ganados por Frazier, un "tanque" lanzado hacia adelante, dispuesto a forzar las acciones en todo momento, a no dar un respiro. La figura de Clay se diluyó en esos rounds. Sobre todo en el 6° cuando una combinación de ganchos de izquierda y derecha de Frazier le hicieron perder el protector bucal. La pelea se hacía dramática, llena de suspenso.

 En los rounds 7° y 8° Clay logró bailotear más, alejándose del alcance de Frazier. Al comienzo del 9°, el ojo derecho de Cassius mostraba una hinchazón en la parte inferior, y durante el primer minuto se refugió en las sogas, para lograr luego imponer distancias. Frazier persistía en su trabajo de demolición. Pero los contragolpes de Cassius —sobre todo una derecha corta en directo— también llegaban. El griterío era tremendo. Una salvaje excitación corría por el estadio. Frazier tenía muchos seguidores y estaba ofreciendo una excelente batalla. Todo estaba muy parejo. Pero Joe, para lograr la distancia que le convenía, recibía mucho castigo. Su actitud era suicida, y por eso cuando comenzó el 10° round me pregunté cuál sería su resistencia... Y FRAZIER SIGUIO CON SU TRABAJO, INCANSABLE. UNA VERDADERA MÁQUINA. CUANDO TERMINO EL ROUND, LOS DOS ESTABAN SERIAMENTE DAÑADOS Y CANSADOS. Así comenzó el 11°. El comienzo del fin. Alí salió decidido y conectó derechas justas y tremendas. Su izquierda fue imparable. Frazier —muy cansado— terminó s el round con el ojo derecho totalmente cerrado. Ahí comenzó la barranca abajo que fue inevitable...

1° de OCTUBRE DE 1975. ALI vs FRAZIER III

CLAY: UN GRAN CAMPEON

Es cierto: los dos habían batallado muy duramente. Los dos habían recibido un castigo tremendo. Estaban extenuados y lastimados. PERO POR ESO SE AGIGANTA LA FIGURA DE CLAY: en el 12°, sacando fuerzas de flaqueza, hizo un trabajo demoledor. Puso más corazón que vitalidad; más amor propio que reservas físicas. La cara de Frazier estaba tumefacta. Solamente podía esperarse un golpe afortunado para que ganara. En el 13°, Cassius con una derecha hizo volar el protector bucal de Frazier, que escupiendo sangre, tozudamente, seguía buscando achicar las distancias. Inútil. Por momentos Clay golpeaba a voluntad. En ese descanso vi a Angelo Dundee totalmente tranquilo, seguro del triunfo, pidiéndole a Clay —sus gestos eran muy visibles— que combinase el jab de izquierda con el directo de derecha. En el rincón de Frazier todo era desesperación. . . ASI LLEGARON LOS DOS AL 14°: CLAY BUSCANDO REMATAR SU OBRA. FRAZIER ESPERANDO UN GOLPE DE SUERTE. Y pese al cansancio, Clay siguió pegando, tratan-do de moverse a los costados, con-tragolpeando por momentos, pero tomando la iniciativa en casi todos los casos. Cuando terminó el round, Eddie Futch llamó al médico, quien hizo una seña muy visible: "Lo dejo en sus manos". Futch no dudó. FALTANDO 20 SEGUNDOS PARA QUE SONARA LA CAMPANA, LLAMO AL REFERI PADILLA SEÑALANDO EL ABANDONO DE FRAZIER. Como no se inició el 15° round el fallo fue NOCAUT TECNICO EN EL 14° ASALTO. En la otra esquina, Clay, el vencedor, tampoco salía de su asombro. Había terminado una pelea histórica. CLAY SEGUÍA SIENDO EL MEJOR.

Ocho horas después, con fuerte escolta policial, Clay llegó a la Antique House ("Casa Antigua"), residencia del presidente Ferdinando Marcos, en donde se realizó un agasajo. Vestido con un inmaculado traje beige, camisa blanca y corbata marrón, caminando en forma despareja —pro-ducto de un golpe en la cadera derecha— y con la cara marcada. Cerró los ojos, juntó las manos y haciendo una reverencia saludó a todos los presentes. Luego recobró la alegría: "Estoy vivo, ¿no es cierto? Mi cara está hinchada, pero no tengo cortes. Ahora voy a descansar seis meses. Esta pelea ha  sido lo más parecido a la muerte. Frazier fue un gran rival: es —en su estilo— lo mejor del mundo. No sé si yo en su lugar hubiera soportado tanto..." Frazier no fue a la fiesta. Su manager —Futch— declaró que estaba muy lastimado y prefería descansar: "Decidí que abandonara porque era inútil. No veía del ojo derecho. Recibió demasiado castigo. ¿Qué objeto tenía seguir?"

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Comencé a escribir cuando el avión dejó Los Ángeles. Buenos Aires está cerca ahora. Cuando recuerdo todo lo que viví, vuelvo a emocionarme. He sido testigo de una batalla cargada de drama y excitación. He visto a un gran campeón en una de sus mejores noches. Lo que pasó en Manila la mañana del 1° de octubre de 1975 ya está en la historia. Cassius Clay comenzó a ser un mito…

 

Felipe Crapper (1975)

……

 

ROUND 15

Antes de que comenzara la pelea central fueron presentados las personalidades presentes: el escritor Norman. Mailer, Gale Fischer —estrella de la serie "Mannix"—, la cantante Connie Stevens, Calvin Lokhart, Ken Norton, los padres de Cassius, Don King (vestido con un típico "Barong" blanco con bordados negros), Gabriel "Flash" Elorde, ex campeón del mundo, y el presidente Ferdinando Marcos, acompañado de su esposa, la señora Imelda Marcos. 

* * *

Insólito: el pesaje y revisión médica de Clay y Frazier se realizó el sábado 27 de setiembre a las cinco de la tarde, casi CINCO DIAS. ANTES de la pelea. Clay pesó 101 kg y Joe Frazier, 97,300 kg.

* * *

Ken Norton comentó para la televisión la pelea. Él y Foreman suenan como futuros rivales. El ganador pelearía con Cassius Clay.

* * *

Se decía en Manila que el Madison Square Garden -estaría por cambiar de manos. De esa forma se trataría de recuperar al boxeo en el más importante escenario del mundo.

* * *

 El lunes anterior a la pelea se produjo un gran revuelo. Llegó a Manila la señora de Cassius —Khalilah Alí—se enteró que su esposo había estado presentando a la modelo Verónica Porsche como a su esposa... La discusión fue muy grande. Como testigo quedó un jarrón roto. A las dos horas y media de haber llegado a Filipinas, la señora de Alí se volvió a Chicago. 

 * * *

 En el semifondo a diez rounds, el californiano Larry Holmes le ganó por K.O. en el 6° round a Rodney Bobick, sparring de Clay. En otra pelea complementaria, Fernando Cabanela obtuvo el campeonato filipino de los gallos al vencer al campeón Rolando Navarrete. También ganó un trofeo de oro donado por Gabriel "Flash" Elorde, que es el dueño de un importante centro turístico. 

* * *

Don King llevó a Manila a tres árbitros: los norteamericanos Zachary Clayton y Jay Edson (blanco) y al inglés Harry Gibbs. Se pensaba hacer un sorteo: el ganador sería el referí y los restantes, jurados. Un día antes de la pelea la Comisión de Boxeo de Filipinas decidió nombrar como autoridades a Carlos Padilla — árbitro—, Alfredo Quiazon y Larry Nadayae. No hubo explicaciones. Y King debió pagar las estadías de lo frustrados árbitros.

* * *

COSAS DE DON KING: Me recibió en su suite del cuarto piso del Philippine Village Hotel, junto a su secretaria Debbie —una bonita blanca de 20- años— y algunos ayudantes. Fue la tarde del combate, mientras se televisaba un 'tape" del encuentro. Me dijo que la recaudación había sido de 1.520.000 dólares y que el match había sido visto en 62 países. Contó que estaba muy entusiasmado por Carlos Monzón y Víctor Galíndez, a quienes piensa contratar nuevamente. Galíndez podría pelear con Conteh, o podría ser Monzón-Conteh. Demostró un gran interés en hablar telefónicamente- con Lectoure. Don King es un hombre amable une salta permanentemente de un tema a otro mientras dialoga. Cuando conversé con él —durante 45'— recibió varias llamadas, pero no perdió la cordialidad.

SINTESIS
Pelea a 15 rounds por el campeonato del mundo de los pesos pesados.Miércoles 1° de octubre de 1975. Estadio: Araneta de Quezon City, Manila, República de Filipinas. Organizador: Don King.
El campeón del mundo Muhammad Ali (Cassius Clay) le ganó por nocaut técnico en el 14° asalto al retador Joe Frazier, ex campeón mundial.
Peso de los boxeadores: Clay, 101 kg.; Frazier, 97,300.
Tarjetas de los jurados hasta la definición: Carlos Padilla —referí— 66-60; Alfredo Quiazon 67-62 y Larry Nadayae 66-62, todos favorables para Clay. Se usó el sistema de 5 puntos por round.
Tarjeta EL GRAFICO; 66-69 para Clay.
Arbitro: Padilla (bien).
 La pelea fue televisada vía satélite a 62 países entre los que se encontró —por primera vez en la historia— la Unión Soviética.
Recaudación en el estadio: 1.520.000 dólares.