Fútbol

1959. ¡Las cosas de Pipo!

Prócer de Millonarios (los de Argentina y los de Colombia), Néstor Rossi tenía una “labia” infernal. Revelamos los más jugosos “chamuyos” de Pipo dentro del campo. Con una galería de fotos increíbles.

— ¡Hable!

— ¿Es noventa y uno, uno cinco seis nueve?

— ¡Quién habla!

— ¿Pipo?

— ¿Qué hacés? … ¿Vos me llamaste antes?

—Si. Tenía necesidad de conversar contigo.

—El equipo está jugando. .

— ¿Quién te pregunta por el equipo? De ti quiero hablar y personalmente.

—Ahora no puedo. Estamos concentrados. ¿Para qué es?

—Para que me cuentes la última

— ¿La última qué?

— La última ocurrencia tuya. Estoy recopilando anécdotas y querida tener una fresquita. Por ejemplo, ¿qué les dijiste hoy a los muchachos?

— ¿Estás loco? Hablamos de fútbol. Les di instrucciones. Además, che, yo soy serio. Lo poco que digo me sale así… espontáneo. Son ustedes los que agrandan las cosas y me hacen el cartel. Todas me las encajan a ml; total, tengo fisico y aguanto.

— ¿Así que me quedo sin la última?

— ¿No te digo que no tengo ninguna? Es puro invento.

—Decime, la del Vaticano, cuando fueron a saludar al Papa, ¿es inventada?

— ¿Cuál?

—La del anillo...

—Si la contás, ¡te mato!

— Bueno, bueno. ¿Tenés tiempo? Quiero contarte algunas para saber si son tuyas.

—Dale, te escucho

Pipo en 1946 a los 21 años. Había llegado a River cuatro años antes proveniente de Platense

• • •

Bogotá,  Colombia. Se enfrentan Millonarios e Independiente de Medellín, equipo éste en el que actúa José Manuel Moreno, quien al intentar eludir a Rossi es objeto de un violento foul cayendo lesionado. Rossi se acerca para ayudar al caído y Moreno le dice: "Che, flaco, tené cuidado. Me has lastimado". La respuesta llega enseguida: "Antes no te quejabas... ¡Cómo se ve que estás viejo!"

• • •

River v. Independiente. Víctor Rodríguez, en su afán de disputarle la pelota a Rossi, lo lleva por delante derribándolo. Desde el suelo Néstor atina a decir: "¡Vas apurado, ómnibus?"

• • •

Racing v. River. Pese a su dominio, los "millonarios" van en desventaja. Néstor "coloca' vanamente la pelota en los pies de sus delanteros y éstos, inexplicable e invariablemente, la pierden. Dispuso cambiar de táctica y la pelota fue una, dos, tres, cuatro veces al pecho de Scandoli, quien al pre-tender dominarla le era birlada por algún defensor de Racing. Un nuevo intento y un grito: "¡Scandoli, ponete un clavo a ver si enganchás alguna!"

1948. Intento de chilena de Pipo frente a Romay. Con River ganó 5 títulos (1945, 47, 55, 56 y 57)

• • •

River v. Rosario Central. Cardoso hace pocas fechas que juega en la zaga rosarina. Su juego, a base de "chilenas" con rechazos incontrolados, hace que la pelota salga continuamente fuera del field. En una de las muchas interrupciones Néstor se le acerca, lo mide de arriba abajo y le dice: "Che, pibe, ¡qué apoyo tenés!"

• • •

Tras una lesión Rossi reaparece en su equipo, que juega amistosamente en la cancha de Lanús. En una acción comete foul y el referee pena la infracción. Néstor toma la pelota con ambas manos y entregándosela al árbitro le dice: "Tenela un rato. No la largués... Esperá que me coloque".

• • •

Colombia. Se forma un combinado para enfrentar a un equipo checoslovaco. Juegan Rossi y Moreno. El eje medio entrega todas las pelotas a su ex compañero de River, pero vanamente, ya que el "Charro", al intentar una gambeta, las perdía. Cansado de hacer el mismo juego y fatigado de recuperar pelotas, Néstor opta por detenerse, luego va despacio hacia Moreno y le pregunta: "¿Quién sos?... ¿Jorge Negrete?"

1949. Con Adolfo Pedernera en Millonarios de Bogotá. Los dos junto con Alfredo Distéfano conformaron en El Dorado uno de los mejores equipos colombianos de todos los tiempos.

En Lima, durante el Sudamericano que ganó Argentina, al enfrentar nuestra selección a Brasil, Didí, habilidoso, le hizo un túnel a Néstor dejándolo prácticamente parado. Al enfrentarse nuevamente ambos, Rossi le endilga este reproche: "Che, Negro, túneles a papá no. ¿Sabés?"

• • •

Actuaba en Porto Alegre un combinado argentino. Apenas iniciadas las acciones la pelota fue a los pies de Rossi, quien tocándola, sin detenerla, la cruzó a la izquierda suponiendo que Betinotti, half de ese lado, estaría atento a la jugada. No sucedió así y el balón salió del field. Néstor, mientras iba tomando colocación, atinó a mirar a Manuel Giúdice, en la oportunidad director técnico, preguntándole: "Don Manuel, ¿qué equipo es éste que no tiene half izquiedo?..."

• • •

4 En Lima, durante el Sud-americano y enfrentando Argentina a Perú, Mosquera, delantero local, recibió orden de no dejar mover a Rossi, molestándolo para que no armara el juego. Mosquera cumplió tan bien su cometido que terminó por fastidiar a Néstor. Este, increpándolo, le preguntó: "¿Y vos sos internacional? ¡Cómo jugarán aquí para que te elijan!"

• • •

Dominaba Huracán a Argentinos Juniors por acción de los medios, pero toda pelota que llegaba a los pies de los delanteros del globito era pelota perdida. De nada servían los gritos de Rossi, alentándolos Y pidiéndoles calma. Cansado de repetir frases, tuvo una lapidaria: "¡Mañana echo a los cinco!"

Por la facha Néstor era el modelo ideal para cualquier caricaturista.

• • •

En Italia, etapa del viaje a Suecia, nuestra delegación fue a visitar a los jugadores argentinos allí radicados Sívori los invitó a presenciar el match que disputarían Juventus y un team yugoslavo. La velocidad con que la pelota iba de uno a otro sector movió el interés de Rossi. Al finalizar el partido sacudió ágilmente los dedos de la mano derecha, mientras le decía al preparador físico, Jorge Borau. "Profe, mejor que vayamos al hotel, empaquetemos y nos tomemos el piro… Si éstos rajan tanto, a los otros ¿cómo los agarramos?”.

• • •

Lanús tuvo, hace años, actuaciones maravillosas. En un match frente a River, Lugo quiso gambetear a Néstor, pero éste consiguió hacerse de la pelota y al intentar avanzar miró hacia atrás, previamente, para comprobar si lo seguían. Al notar que Lugo quedaba parado, no pudo con su genio y le dijo: "Lugo, ¿te engrupiste?, ¿ya no corrés a nadie?"

• • •

Argentina perdió en Río de Janeiro, frente a la selección de Brasil, por dos goles a cero. Ese día los centrales brasileños llevaron de la mano al eje medio, quien, en la desesperación, no hablaba y sólo atinaba, vanamente, a poner la pierna. Terminado el partido, ya en los vestuarios, todos, extrañados, preguntaron a Rossi el porqué de ese silencio: "¡Cómo iba a decir algo! Si no tenía ni tiempo para mirar la pelota "

1957. En su segunda etapa en River "charlando" a un jugador de Estudiantes que acaba de derribar.

• • •

River ganó en un minuto un encuentro memorable a Boca Juniors en la "Bombonera" con dos goles de Labruna y Zárate. Durante el match, al intentar Cucchiaroni disputarle una pelota a Rossl, éste le aplicó un puntapié que provocó una pequeña herida por la que manaba un hilito de sangre- "Tito" se acercó a Néstor diciéndole: "¡Mira, "Flaco", lo que me hiciste!" La respuesta de Rossi fue ésta: "¿Yo?... ¡Si es una herida del año pasado!"

• • •

Bonelli integró un combinado argentino que actuó en Porto Alegre, pero por la falta de entrenamiento a los pocos minutos quedó sin aire. Viendo Rossi que aquél no corría  tuvo esta salida: "Che, Mono", ¿te crees que  jugás para el equipo de los asmáticos

1958. En Suecia divirtiéndose con Boggio antes de empezar el Mundial.

En La Plata, Federico Vairo, al tiempo que se aprestaba a rechazar la pelota de cabeza pegó el grito, dirigiéndose a Rossi: "¡Tuya, Flaco!" Pero la misma se elevó demasiado y entonces vino el pedido: ¡Ahora tírame una escalera!"

• • •

También con Federico Vairo: Este rechazaba de continuo a media altura, muy fuerte, obligando a Rossi a flexionar el cuerpo para evitar que la pelota lo tocara. Cansado de esa gimnasia le preguntó: “Fede… ¿Querés operarme de los riñones?"

• • •

Antonio, insider de Estudiantes de La Plata vio la oportunidad y le pasó por entre las piernas la pelota, dejando a Néstor prácticamente parado. Al rato se le acercó para disculparse. "Perdoname, "Flaco", ¡pero estaba tan lindo... que te hice el túnel!" Y fue ésta la respuesta. "Sos un inconsciente, ¿no te das cuenta el papelón que hice?"

• • •

Partido Newell's Old Boys - River Plate en Rosario. El negro Picot choca con Rossi y caen los dos. Rossi tranca a Picot  y la pelota, y van los dos al suelo. Desde allí el negro le recrimina: — ¡Che!... ¡No pegués así! ... Sos siempre el mismo... —Callate la boca, negro, que el único negro como la gente que yo conocí fue Falucho.

• • •

1960. Su último club fue Huracán donde se retiró en 1961. Volvió al barrio donde había nacido. Foto: Ricardo Alfieri

Conversaba Rossi con los jugadores de Huracán tras el match frente a Oeste y hacía una serie de consideraciones sobre la labor de cada uno. Dirigiéndose a Arredondo, le dijo: "Y vos, tené más cuidado. Mirá que gambetearte ese wing, Kolandjian ¡Con ese apellido! Si me lo hace a mí, me pego un tiro".

• • •

Esta también es de Colombia y en "tenida" contra José Manuel Moreno, a quien Rossi derribó en acción recia. Moreno se levantó, no dijo una sola palabra y fue a buscar colocación. Néstor, sorprendido, se le acercó diciéndole: "¡Sos fuerte, "Charro"! ¡No por nada, como yo, jugaste en River!"

• • •

Labruna perdió un gol hecho en un partido importante. Rossi no pudo con su carácter y acercándosele le preguntó: "¿Quién te enseñó?... ¿La academia Pitman?"

• • •

1961. Una de sus últimas imágenes como jugador en Huracán, donde era también el técnico. Partido con Atlanta, atrás viene corriendo Luis Artime. Foto: Pellizieri.

—¿Sigo, Néstor?

—¡No! ¡Pará, pará! ¿Todo eso vas a contar?

—Tengo más en el repertorio...

—Pero, ¿quién te las contó?

—Bueno, fueron muchos... Sé la de anoche, con Montaño, jugando al truco... (Montaño era bizco y lo llamaban “el tuerto”)

—¿También ésa?... Pero, decime, ¿qué culpa tengo yo si con el párpado caído parece que te está haciendo señas? ..            ¿Vas a decir algo más?

 —No. Las recopilo para una próxima. ¿No crees que vale la pena?

—¡Con razón los referees no me dejan ni abrir la boca! Gracias a ustedes. ¡Lindos amigos! Ya tengo bastante. Te dejo. Chau.

 

RAUL GORO (1959)