LAS CRóNICAS DE EL GRáFICO

Qué es moral deportiva, por Panzeri

- por Redacción EG: 24/07/2018 -

“Moral es tener idea de lo que no debe ser aunque pueda ser. Moral es bien. En el deporte y en la vida. La ilicitud y la injusticia tienen siempre un monitor inefable: nuestra propia conciencia”.

Moral hay una sola.

Lo que no es moral es inmoral.

Moral deportiva es también una sola.

La misma moral que debe regir todos los actos de la vida de un hombre de bien.

Sea ese hombre el que haga deportes, trabaje, comercie, compre o venda.

Sea ese hombre en la intimidad o en lo público.

Moral es siempre una sola.

Moral es bien.

Bien es no hacer jamás un daño por premeditación.

Moral es respeto del prójimo en una cancha de fútbol, en el tranvía, en la oficina o en la calle. En el trabajo o en el deporte. En la vida, en cualquier lugar de la vida. Moral es aborrecimiento íntimo, instintivo, espontáneo, de lo ilícito, de lo injusto.

La ilicitud y la injusticia tienen siempre un monitor inefable: nuestra propia conciencia.

Ella es quien nos dicta la moral, la única moral destinada a cualquiera de nuestras personalidades, a cualquiera de nuestras funciones en la vida.

Moral es saber vencer los instintos físicos con las facultades del espíritu. Saber vencer la violencia con la razón. El arrebato con la reflexión.

Moral es tener idea de lo que no debe ser aunque pueda ser.

Moral es sentir la necesidad del bien y el rechazo del mal.

Moral es sentir preferencia por la bondad y rechazo de la malicia.

Eso es moral, la única moral de la vida... factible también de llamarse moral deportiva, puesto que el deporte no es sino una pequeña dependencia del mundo en que vivimos y el deportista no es nada más que una variante de la única personalidad del individuo-hombre. Ese individuo es bueno o es malo. Será bueno si tiene moral. Si tiene moral tendrá principios. Si tiene principios tendrá convicciones para respetar mucho más que a sus instintos o sus deseos En tal caso tendrá moral .Porque será incapaz del mal y tendrá amor al bien. Tendrá moral. Tendrá condición de hombre de bien.

El Gráfico 1959

Por Redacción EG: 24/07/2018

Para seguir leyendo:

16 de febrero de 1999, caricaturas de los mejores

Estaba a punto de empezar el Clausura 99 y EL GRAFICO caricaturizó a las figuras de los cinco grandes: Palermo, Gallardo, Cambiasso, Latorre y Gorosito. Boca se quedaría con el aquel campeonato.

1991. Les cuento todo lo que sentí

Luego de jugar 9 años en Europa, Ramón Díaz volvió a River y con sus propias palabras le contó a EL GRAFICO como vivió su noche soñada frente a Rosario Central. Doblete para el 2 a 1 del Millonario.

1997. Central apabulló a Newell´s

El clásico rosarino del Apertura 1997 quedó en la historia, fue la tarde donde brilló Central y ganó por 4 a 0. El partido se terminó antes de tiempo porque Newell´s tuvo 4 expulsados y un lesionado que no pudo seguir.

1934. Boca Juniors se consolida en el campeonato profesional

Un triunfo de Gimnasia en 1929 sobre Boca había generado una rivalidad entre estos dos equipos. Chantecler asistió al encuentro entre Xeneizes y Triperos de 1934 donde Boca comenzaría a encaminarse hacia el título.

15 de febrero de 1983 ¡Estudiantes Campeón!

El Estudiantes de Bilardo se consagró campeón del Metropolitano del 82 –finalizó en febrero del 83- y así consiguió su segundo título a nivel nacional. Brown, Ponce y Gottardi festejan la conquista.

2002. Goles y violencia en Liniers

Vélez y San Lorenzo empataron 3 a 3 en el Apertura del 2002, lo más destacado fue la expulsión de Gastón Sessa, quien posteriormente agarró del cuello al árbitro del partido y se fue pateando los carteles.

1951. La segunda final

¡Racing tricampeón! Luego de empatar sin goles en el primer partido de la definición del Campeonato de Primera División de 1951, la Academia venció a Banfield por 1 a 0 y se consagró.

1932. La viveza criolla de nuestro fútbol

A comienzos de la década del 30, Chantecler ya veía que en nuestros campos de fútbol la creatividad abundaba, en esta nota detalla algunas jugadas que generaron gran impacto en la época.

14 de febrero de 1941, el nadador José María Durañona

El destacado nadador argentino había tenido un gran 1940, estableciendo récords y ganando competencias. Siete años más tarde participaría de los Juegos Olímpicos de Londres.