Fútbol

Las lecciones del Rey Pelé. EL TIRO

Otra de las clases magistrales de Pelé publicadas por El Gráfico. En esta nos enseña los lineamientos esenciales del disparo del balón, los puntos capitales en el tiro penal y la volea de costado. Pavada de maestro.

EL TIRO

Para el tiro tiene tanta importancia el movimiento del pie impulsor como la colocación del pie de apoyo. Este último debe estar al lado de la pelota, separado por unos 12/15 cm del balón.

 

 

El pie de apoyo debe apuntar directamente al sitio donde se presume que irá el tiro. El resto del éxito depende del movimiento del pie impulsor, de modo que el empeine golpee la pelota justamente en el centro de sus ejes vertical y horizontal.

 

Para no levantar el tiro, la rodilla de la pierna de apoyo debe adelantarse de modo que en el momento de patear esté perpendicularmente en línea con el centro de la pelota.

 

 

LA VOLEA DE COSTADO

  1. La pelota viene de aire como para que Pelé le pegue la volea de zurda. En la primera fase de la ejecución es vital la colocación del cuerpo. La pierna impulsora echada atrás, el pie de apoyo adelante, el hombro derecho apuntando a la dirección en que llega la pelota...
  2. Cuando la pelota viene llegando, la pierna que ejecuta el tiro hace un arco extenso desde atrás, hacia afuera, de modo que el impacto reciba la combinación de dos fuerzas: la del pie impulsar y la torsión del cuerpo acompañando el remate...
  3. Tras el impacto, el giro del cuerpo, el movimiento de la pierna y los ojos de Pelé siguen acompañando la trayectoria de la pelota. Entre las maniobras del fútbol, pocas hay que exijan tanta concentración antes, durante y después como el remate de pelota en movimiento.

 

 

LOS CINCO PUNTOS CAPITALES EN UN PENAL

1. LA COLOCACION DE LA PELOTA: debe ser colocada cuidadosamente en el punto blanco. Si es necesario, hay que limpiar antes el césped de cualquier elemento (piedrita, tierra, pastito suelto) que pueda desviar la pelota o impedir un impacto neto. Es la primera de las cinco reglas de Pelé.

2. DECISIÓN: el jugador debe tener decidido dónde enviará la pelota, tratando de ubicarla a no más de un metro de uno de los postes. Una vez tomada la decisión no debe cambiarla, incluso si llegara a pensar que el arquero le adivinó la idea.

 

3. CONCENTRACIÓN: nada podrá desviar la atención del ejecutor respecto a la pelota. Ni siquiera la colocación o los movimientos del arquero.  

4. APROXIMACIÓN: el jugador debe avanzar hacia el balón suave y naturalmente, sin acelerar ni frenarse.

 

5. EL SHOT: Pelé no quiere correr riesgos en un penal pateándolo hacia la zona de seguridad del arquero (los cinco metros centrales del arco) si no dirigiéndolo hacia un poste. Su tiro ideal es con la cara interna del pie derecho hacia el ángulo bajo derecho del arquero.

El resultado de la ejecución: la pelota penetra a medio metro del poste izquierdo, levemente levantada respecto al suelo (no más de 30 centímetros), justo en el sitio preferido por Pelé para esta clase de ejecuciones. Pelé nunca varia su estilo en los penales, cambiando solamente el palo.