LAS CRóNICAS DE EL GRáFICO

"Fui yo” por Borocotó

- por Redacción EG: 12/07/2018 -

De la tradicional sección “Apiladas” que publicó la revista durante años, proviene este relato escrito por uno de los patriarcas de El Gráfico, el uruguayo Ricardo Lorenzo “Borocotó”.

En las veredas estaban instalados los arcos. Opuestos e idénticos: el árbol y la pared. Y en cada uno dos ojos chispeantes y un jopo que, al secarse, se habla desparramado frente abajo.

Era difícil llevar a la de trapo por los adoquines desparejos de la calleja de barrio y se necesitaba una gran habilidad para subirla a las veredas, que facilitaban el remate sobre las baldosas disfrazadas de ravioles. Tras la pelota iba el jadeo con pedidos y protestas; se los llevaba con ella, a la rastra De las sudorosas frentes catan perlas que se deshacían en el suelo.

 -INo me pegués!

-¡Si no te toqué!

La jugada peligrosa cortaba la discusión, y el juego proseguía. No era el caso, detenerse por un cortocircuito estallado en alguna canilla desnuda al momento, el machucón del puntazo o trazaba un sinuoso hilito hacia bajo.

- iPasá!... ¡pasá!...iNo te la comás! ... Estaba solo, estaba…-  el de la solicitud se detiene amargado y pica de nuevo rumbo al borbollón.

Todos los anhelos, las esperanzas, la vida misma convergen en esa pelota de trapo que va de un lado a otro; que la pisan, la aprietan, la acribillan a puntazos contra el cordón de la vereda. Unos quieren levantarla; otros, llevarla rumbo al medio de la calzada; triunfa uno que la aprisiona entre sus tacos y la levanta en un salto con los pies juntos. En cuanto la deja, la toma bien de empeine.

Estalla un vidrio con sonoridad alegre, musical, como el chispear con que inicia un pájaro su trino, como una lluvia de monedas. Se clavan en la ventana los ojos infantiles. Se produce una duda, de un segundo, como para dar tiempo al pensamiento que ordena la fuga, y la disparada es general. La calle queda desierta, en silencio. Todo fue tan veloz, tan rápido, que hasta parece que no sucedió.

Se abre la ventana, surge el rostro asombrado de una vecina; mira hacia las costados y apenas alcanza a ver la cola del último guardapolvo, Los otros van delante. No oculta su gesto de contrariedad. Mira el hueco dejado en el vidrio roto, vuelve los ojos al suelo y allí, entre fragmentos, ha quedado la pelota de trapo. Todavía fatigada, temerosa, como diciéndole a la vecina: "Fui yo".

Borocotó  (1935)

 

Por Redacción EG: 12/07/2018

Para seguir leyendo:

Las lecciones del Rey Pelé. EL TIRO

Otra de las clases magistrales de Pelé publicadas por El Gráfico. En esta nos enseña los lineamientos esenciales del disparo del balón, los puntos capitales en el tiro penal y la volea de costado. Pavada de maestro.

1957. El Pipo y el Nene

Entrañable foto de Nestor Raúl “Pipo” Rossi, 31 años con José Francisco “Nene “ Sanfilippo , apenas 21 años , en el vestuario argentino tras una de las brillantes victorias del Sudamericano del 57.

1989. Y después de Bochini ¿Quién? Por Juvenal

Con Maradona en Italia, con Alonso y Bochini retirados, Juvenal se preguntaba quien sería el heredero de esa misma clase, talento y magnetismo, quien pudiera cubrir la exigencia que históricamente arrastra consigo LA 10 en el fútbol argentino.

1948. Imberbes campeones del mundo

El Yachting Argentino gana por primera vez un campeonato mundial. Los hermanos Carlos y Jorge Vilar Castex, dos adolescentes, vencen a todas las embarcaciones en la clase “Snipe”.

17 de Julio de 1963, Ángel Clemente Rojas

Un grande de la historia de Boca, a pocos meses de debutar en Primera, le convertía 2 goles a Independiente para ganar 3 a 2 en la Bombonera.

1932. José Ribas, el canillita que conquistó al mundo

Ribas se transformó en fondista en el barrio de La Boca voceando el diario. El oficio le obligaba a correr. En 1932 marcó para la historia del atletismo argentino un récord del mundo: el de los 30 km.

La épica coronación de Francia

Justo en el momento de la entrega de la Copa un tremendo diluvio cayó sobre Moscú y le brindó un marco de película a la coronación de Francia. Todos empapados (menos Putín). Video para la historia.

16 de Julio de 1954, Juan Manuel Fangio

A bordo de un Mercedes-Benz W 196 R, el piloto argentino conseguía el primer lugar del Gran Premio de Francia, en el circuito de Reims.

El blooper del arquero francés para la historia

Cuando iban 4 a 1 y Francia se floreaba, el guardavalla Lloris quiso cancherear en el área esquivando a Mandzukic, pero el croata puso la pierna y embocó el segundo gol. Caballero hizo escuela.