ARGENTINA EN LOS MUNDIALES

1978. Rosario fue una fiesta

- por Redacción EG: 23/05/2018 -
El segundo del Matador frente a Polonia.

El camino de Argentina a la final pasaba por Rosario. La Selección de Menotti se fortalece en cada partido para ganar el grupo. La crónica y las fotos de los partidos con Polonia, Brasil y Perú.

1978.Los partidos de segunda fase de Argentina en el Mundial.

Rosario fue una cuna de oro para la Selec­ción. La recibió con la máxima calidez y pareció potenciar la respuesta de los juga­dores a favor de un escenario más calien­te como el de Central, donde no hay espa­cios entre el terreno y el fervor popular. La ecuación era sencilla: para llegar a la final había que sumar más puntos que Polonia, Brasil y Perú, los tres rivales del Grupo A.

El anticipo de Kempes ya duerme en la red polaca. Es el 1 a 0 y, a la vez, el primer gol del Matador en el Mundial.

Como si regresar a un estadio tan queri­do le encendiera el alma, Mario Alberto Kempes, que no había adquirido gran relieve en la fase inicial, empezó a dejar su huella. Abrió la cuenta ante los polacos con un anticipo de cabeza. Voló como el mejor arquero para evitar el empate, cosa que tambié­n hizo Fillol al atajarle un penal determinante a Deyna. Y remachó la victo­ria por 2-0 luego de una excelente acción de Ardiles.

Argentina ganaba 1 a 0. Penal para Polonia. Lo ejecutó Deyna, un especialista, y lo contuvo el legendario Pato Fillol.

El segundo paso fue una igualdad en cero con un Brasil excesivamente belico­so. “Me preocupó que no hayamos res­pondido con fútbol a esa violencia”, dijo Menotti, que ya recitaba de memoria el equipo base: Fillol; Olguín, Luis Galván, Passarella, Tarantini; Ardiles, Gallego, Valencia; Bertoni, Luque y Kempes.

Alonso frente a Brasil. Fue 0 a 0 en un partido cerrado, trabado, muy luchado.

De acuerdo con los resultados registra­dos, el 21 de junio Argentina salió a la cancha sabiendo que necesitaba vencer a Perú por cuatro goles de diferencia para ser finalista. Caso contrario, pasaba Bra­sil. “Si en Lima ya les ganamos un amisto­so por tres goles, bien podemos hacerlo acá por cuatro”, se decían los mucha­chos argentinos en la concentración de Granadero Baigorria. Y la respuesta fut­bolística fue apabullante: 6-0 con goles de Kempes (2), Luque (2), Tarantini y Houseman. Sobre aquella victoria se tejie­ron conjeturas sombrías jamás compro­badas. “Arreglo” fue la palabra elegida para salpicar una conquista legítima, que incluso estuvo amenazada por un disparo de Muñante en el poste, con el marcador todavía en blanco. Se invocaron cuestio­nes políticas y hasta se dudó de la hono­rabilidad de Quiroga, arquero argentino nacionalizado peruano. Tiempo despué­s, habló la máxima figura del equipo incai­co, Teófilo Cubillas: “Es lamentable que se haya deformado lo ocurrido en aquel partido. La realidad es que llegamos con demasiados problemas: Chumpitaz afie­brado, Díaz y Navarro afuera por lesión, Muñante y yo golpeados… Nosotros andu­vimos mal, pero aquella noche Argentina le ganaba a cualquiera. Jugó un fútbol excepcional.”

El gol de la clasificación. Passarella la frentea desde el segundo palo y Luque, se tira en palomita para el 4 a 0 frente a Perú. Después vendrían dos más.

 

Por Redacción EG: 23/05/2018

Para seguir leyendo:

Golazos Criollos: Juárez le rompe el arco a Fillol en 1981

El veloz puntero izquierdo de Ferro, protagonista del campeonato en la pelea con Boca, le gana a River de visitante con este fortísimo remate de pierna derecha, inatajable para el gran “Pato”.

Mi personaje favorito: Carlos Pairetti

1972. Roberto Cardozzo destaca la figura del piloto del Turismo de Carretera, oriundo de Santa Fe, que brilló en el campeonato de 1968, en el que el “Trueno Naranja” se quedó con el título.

Una jugada inexplicable

En la Liga de Arabia Saudita, se enfrentaron el Al Faisaly frente al Ohod. En el ataque del Faisaly se dio este suceso de errores e infortunios que termina de la mejor manera posible para que sea antológica.

Homenaje

Borocotó rescata una historia chiquita, que sucedía en la Maratón de los Barrios, sobre una de las cosas más difíciles de sobrellevar en esta vida: ese agujero en el alma que nos dejan nuestros muertos queridos.

24 de Septiembre de 1932, “el imbatible remero australiano”

Henry Robert Pearce ya había ganado el oro en los Juegos Olímpicos de Amsterdan, en 1928, y al repetir el primer lugar en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de ese año, pasó a ser leyenda.

El Superclásico expuesto

El Gráfico no se rinde y quiere compartir las mejores imágenes de nuestro fotógrafo Alejandro Del Bosco de la victoria de River 2 a 0 frente a Boca en la Bombonera. 17 instantes del clásico de los clásicos.

El mejor resumen del superclásico con sonido ambiente

Lo más importante del gran triunfo de River en la Bombonera. Con justicia el equipo de Gallardo venció a Boca con dos golazos: el Pity Martínez en el primer tiempo y Scocco en el segundo.

Los goles del domingo

Los goles de Tigre 0 -Huracán 2 (Garro y sensacional de Mendoza) , San Martín (SJ) 1 (Alvarenga)- Atlético Tucumán 3 (Acosta, Rodriguez y Matos ), y Gimnasia 1 (Silva) – Central 1 (Gil).

El 2-0 de River fue un golazo de Scocco

Gran jugada entre Quinteros y Borré y definición impecable de derecha del goleador de River para el 2 a 0 frente a Boca, que no encuentró el camino. Con sonido ambiente.