Fútbol

1978. El Monólogo de Menotti después de Italia

En una nota histórica El Flaco recibe a El Gráfico después de la caída con Italia y, sin necesidad de preguntas, aclara todos los interrogantes que quedaron flotando en la primera ronda de Argentina en el Mundial.

 

TODAS LAS PREGUNTAS TIENEN RESPUESTAS

La confesión de Menotti recogida después del partido con Italia el monólogo de un hombre agotado. Una reacción inesperada y nerviosa que aclara  todos los interrogantes y además revela una profunda seguridad en los  jugadores y en la filosofía que rige su  estilo

 

Pará, pará, no leas. Primero decime si las preguntas que tenés anotadas son éstas,

• ¿Por qué puso a Kempes de nueve si había dicho que no se movía bien en esa posición? ,

• ¿Por qué Houseman no jugo de entrada?

 • ¿Por qué no reemplazó a Valencia en el segundo tiempo?

• ¿Por qué Tarantini se repitió partiendo de izquierda a derecha?

• ¿Por qué Olguín terminó tirando centros?

• Mejoró la defensa, pero no creamos situaciones de gol como en los otros partidos. ¿Por qué?

• ¿No cree señor Menotti, que en el gol de Italia se volvieron a ver errores en el fondo?

 

¿Y? ¿Son o no son ésas? Yo subí claro, ya tengo tanta experiencia en ese negocio que hasta puedo adivinar las preguntas que me van a hacer. Y tengo respuestas para todo. No necesito tiempo para pensarlas porque son muy simples. Para el que maneja un equipo no hay dudas. Al margen de los errores y las virtudes individuales, no puede quedar nada confuso. Yo seguramente no te voy poder explicar por qué un tipo se gambeteó a cuatro antes de hacer el gol o porque tal jugador se tiró al medio cuando tenía instrucciones de abrir la cancha. En última instancia siempre es el jugador el que resuelve Pero lo demás no me preocupa. Querés respuestas! Te las doy, todas las que necesites...

Kempes frente a Francia. Pensar que algunos lo discutían antes de la segunda fase...

Mira. Es cierto lo que dije de Kempes, pero a la hora de formar el equipo me doy cuenta que, ausente Luque. Kempes es el hombre indicado para salir en esa posición frente a Italia. ¿Queda claro? A ver si nos entendemos de una vez. El hecho de que Menotti diga que tal o cual jugador rinda más en un puesto que en otro, no quiere decir que no sirva si hace falta ponerlo. Kempes tiene fuerza, buen toque, potencia, remate. ¿Por qué no va a poder jugar de nueve? Yo no soy un gil, sé que lo ideal es que venga armado de atrás, pero frente a Italia era necesario de nueve para que juntara al líbero y al stopper sobre él y tratara de arrastrarlos a las puntas. Lo único que se le puede criticar es que se haya quedado parado en el segundo tiempo, porque no está acostumbrado a manejarse en espacios tan chicos y con dos hombres encima. Pero en el primero cumplió, incluso si llega a meter un par de las oportunidades que se le presentaron el partido se habría definido cómodamente para nosotros porque Italia iba a tener que salir y no esperar que es lo que más le conviene. A René lo saque porque todavía no estaba recuperado físicamente y además, teniendo la clasificación asegurada. Era una buena oportunidad para que Bertoni jugara todo el partido y también entrara el negro Ortiz. La idea era abrir bien la cancha para sacar a los marcadores del área. Juntar a los dos centrales y tratar de entrar por los huecos que dejaban. Pero Italia es un equipo acostumbrado a marcar y esperar. Los volantes y los delante-ros trabajan como si fueran defensores. Se relevan bien, cuando pasas al marcador enseguida tenés al volante de ese lado. Hasta Bettega tenía la obligación de seguirlo a Passarella cuando se iba al ata-que o subía a cabecear en los corners. Lo de Tarantini fue una variante que ensayamos mucho. Para mí no se hizo repetida porque todas las veces creó problemas. Los italianos no sabían quién tenía que marcarlo. No se pudo aprovechar esa confusión. Después del gol en contra entramos a enloquecernos, a cerrar el frente de ataque y a tratar de entrar por arriba, tirando centros Olguín jugo muy bien, demostró que lo suyo no era un fracaso individual sino que simplemente se debía a que Ardiles no estaba bien parado en la cancha. Esta vez, con Ardiles unos metros más atrás y a la derecha, no tuvo ningún problema. ¿Cuántas veces lo desbordó Bettega? Ninguna. Atrás sólo hubo dos errores, pero no tuvieron nada que ver con el gol. Olguín y Luis Galván jugaron en el nivel que ellos deben tener siempre. ¿O ahora resulta que una pared bien hecha que termina en gol es un grave error de la defensa'? Es mérito de dos grandes jugadores como son Bettega y Paolo Rossi, pero fue la única vez que llegaron claramente.

Bertoni frente a Italia. Surgen algunas dudas después de la derrota 1 a 0

Si nosotros hubiéramos logrado marcar la diferencia que hubo en el juego con dos o tres goles, ¿quién iba a decir que el gol de ellos fue un error nuestro? Por eso insisto, para mí los problemas esta vez se dieron arriba. No logramos crear ni la mitad de las situaciones que este equipo es capaz de producir. A Valencia lo defiendo como en su momento lo hice con Ardiles o con Luque. No sólo porque estoy convencido de sus condiciones sino porque además puedo demostrarle a cualquiera que las mejores llegadas de Argentina en estos tres partidos nacieron en los pies de Valencia. Le da al traslado una velocidad que es fundamental para jugar frente a equipos que esperan. . . ¿Te das cuenta'? No me molestan las preguntas porque yo tengo respuestas para todo. Lo que me da mucha bronca es que nadie tenga equilibrio a la hora de opinar. Porque a mí también me gustaría hacerles preguntas a los críticos los "especialistas" que ponen la lupa sobre cada una de las cosas que dice Menotti o están listos para levantar la voz cuando se equivoca un jugador argentino. A esos tipos les pediría que revisen los archivos de los diarios y revistas para comparar este proceso y la actuación del equipo con la historia y el nivel a) que nos estábamos acostumbrando en el fútbol argentino. . . ¿O nadie se acuerda que hace apenas tres años teníamos miedo de jugar contra cualquier equipo europeo aunque fuera de tercera categoría? Que la gente no creía en la Selección y además se estaba hartando de pasar papelones. ¿O nadie se acuerda que siempre salirnos a especular, a tener la pelota para ver qué pasaba porque nos daban miedo la velocidad, la fuerza, el ritmo de los europeos? acaso nadie recuerda el fútbol tibiecito que veíamos todos los domingos? Nos pasamos les partidos tocando sin jugar nunca a nada, mirábamos los partidos entre equipos europeos corno si se tratara de robots.

Menotti en el espejo.

Esa es la bronca, que nadie reconozca los méritos de este equipo, del nivel que alcanzó gracias a un grupo de jugadores que perdieron definitivamente el miedo. Salen a la cancha a pecho abierto, a jugar de frente contra cualquiera. Borramos a todos los de segunda categoría, contra los que antes perdíamos siempre, y ahora jugamos de igual a igual con los mejores. ¿Quién es más que nosotros? Podemos perder o ganar con cualquiera. A ver decime... ¿quién es más? ¿Alemania? Pero por favor, si se clasificaron con lo justo, los pudo haber eliminado Túnez. ¿Y Brasil? ¿Y Escocia? Basta, tengamos fe en nuestros jugadores, sigamos creyendo en lo nuestro y pongamos las cosas en su lugar para dar-nos cuenta de lo que se avanzó y de lo que nos falta. Vos querés preguntarme por Kempes. Por Tarantini, por Valencia. Por Olguín, y bueno, te contesto, pero creo que este asunto es más profundo. Pasa más allá de los errores individuales. Acá hay un equipo jugando sin temores, de igual a igual con los grandes. Pero escuchá bien, de igual a igual quiere decir que no se puede pedir ahora que le ganemos 4-0 a Holanda y con toque. . . Por eso para mí el único juicio que vale es el que da la gente. La que llena la cancha, grita y alienta aunque las cosas no salgan porque se da cuenta sin necesidad de que Menotti o los "especialistas" se lo expliquen que este equipo tiene buenos jugadores y no pasa papelones con nadie. Esa gente que nos saludó igual a pesar de la derrota contra Italia y que nos esperó como siempre cuando llegamos a la concentración. . .

Perdoname, seguí con las preguntas si querés. Lo que pasa es que estoy un poco nervioso. Perdoname...

 

 

Producción: JUAN JOSE PANNO (1978)

1978. Primera Fase de Argentina