Fútbol

1978. El sacrificio de Luque

Leopoldo Jacinto fue la figura contra Francia, le hicieron el penal, anotó un golazo y se luxó el hombro, pero siguió hasta el final. No sabía que esa mañana había fallecido su hermano en un accidente.

Todos arriba de Luque después de su golazo contra Francia

La mañana del partido contra Francia, el segundo de Argentina en el Mundial 78, el hermano de Leopoldo Luque, Cacho, murió en un accidente de automóvil. La familia no se lo comunicó para que juegue el decisivo segundo partido de Argentina en el Mundial frente a los galos. El santafecino fue la clave para la victoria final: Tresor le paró con la mano un remate en el área. El penal lo transformó Passarella en gol.  Y a los 72 sacó un bombazo histórico para el 2 a 1 final. Minutos después, tras una falta del defensor francés Christian López, se luxó el hombro. Lo anestesiaron y vendaron, pero Leopoldo se negó a dejar el campo de juego. Cuando llegó al vestuario le avisaron la trágica noticia. Se hizo cargo de la situación, encargándose de todos los trámites.

A Leopoldo los franceses le dieron para que tenga. Luque fue la figura de Argentina en la primera ronda.

Luque estuvo ausente en el siguiente partido contra Italia. Hubo un minuto de silencio en honor a su hermano y la Selección llevó un cartel que decía: “Leopoldo, te esperamos”.Y Leopoldo volvió. No estuvo contra Polonia pero reapareció entre los titulares en el 0 a 0 de Brasil. Y después marcó dos goles en la goleada de Perú y jugó barbaro en la final.

Los argentinos debemos reconocer eternamente el sacrificio extraordinario que hizo Leopoldo Jacinto Luque para que todos gritemos por primera vez: ¡Campeones del Mundo!

Terminó el partido. Asi se retiró Luque en el partido contra Francia. Con luxación de hombro, se negó a dejar el campo. Lo anestesiaron y con el brazo recogido con una venda siguió jugando hasta el final. (Foto Ricardo Alfieri)