Fútbol

1970. Argentina sin Mundial, Perú escribió el epitafio

“Pienso que de este asunto no habría que escribir nada. Porque yo puedo trabajar de crítico, pero antes soy argentino”. Igualmente Osvaldo Ardizzone tuvo que hacer la crónica de la catástrofe del Seleccionado en 1970.

Marzolini, Perfumo y Cejas no pueden evitar que Ramírez convierta. Argentina sin Copa del Mundo por eliminatoriasa

Concluyó la agonía. Perú escribió el epitafio.

La derrota con Bolivia. La derrota con Perú. La posibilidad de que Bolivia le gane a Perú. De que Perú le gane a Bolivia...Así vivimos por espacio de un mes mezclando angustias con esperanzas...entre la vida y la muerte. Después le ganamos a Bolivia con un penal prolongando una semana más la agonía... Ahora Perú clausuró definitivamente el proceso.

Pienso que "de este asunto" no habría que escribir nada. Pero nada de nada. Porque yo puedo trabajar de crítico, pero antes soy argentino. Y si soy argentino no puedo consolarme diciendo por ahí "que este asunto nos va a venir bien para que no sigamos viviendo equivocados como hasta ahora lo estuvimos con Racing y Estudiantes". Y si soy crítico no me puedo poner triste porque el crítico debe ser un tipo frío y objetivo, según dicen todos...Entonces, ¿qué hago?¿de qué escribo? Me sumo a la rueda de los que ahora censuran y se acuerdan hasta de los antepasados del presidente Colombo, y entonces yo también me encolerizo y grito contra todos los viejos males de la decrépita organización que nunca tuvimos?...¿Qué hago? ¿Me sumo a la rueda "de los técnicos", de los que tenían el equipo que debía jugar y entonces ahora yo también me propongo el mío y protesto de que con ése sí íbamos a México?...¿O, en última instancia, me solidarizo con los que descargan toda su contrariedad y decepción en Adolfo Pedernera, como único responsable de la catástrofe porque no puso a Mengano o no sacó a Fulano?

No..., lo que no quiero es recurrir a pretextos

Perú nos gana bien porque en este momento juega mejor que nosotros. No sé si tiene mejores o peores jugadores que nosotros, pero sí sé que es un equipo que funciona, que tiene una mecánica definida, que entra en la cancha sabiendo lo que quiere.


Primero Bolivia, ahora Perú...

Frente a Bolivia, salimos a ganar. Por necesidad. Y en el clima de nerviosidad, ante el temor de quedar eliminados, jugamos cualquier cosa. Fuimos al ataque porque ésa es la frase que se usa(...) Y apenas ganamos por un penal, no obstante admitir que llegamos al área rival una docena de veces.

Ahora nos ocurrió frente a Perú. Es cierto que salimos al campo más sosegados, con más control que la tarde de Bolivia, y sin regalar posiciones defensivas. Pero, durante todo el tiempo, el único equipo era Perú. Perú por la mecánica, por la forma de cubrir el campo, por la forma de atacar y la de contraatacar... ¿Argentina? La única excepción es Marcos que fue durante esos primeros cuarenta y cinco minutos el único agente de construcción y de llegada con la colaboración no tan frecuente ni clara del pibe Brindisi.

La entrada de Rendo...

Y con la entrada de "Toscano" cambiamos al hombre providencial. En el primer tiempo había sido Marcos. En el segundo fue "Toscano". "Toscano" para arrancar, "Toscano para llegar y "Toscano" para definir. Como se demuestra en el penal que provoca. Y luego el golazo que convierte en una jugada excepcional, porque sale por la izquierda, deja a varios peruanos en el camino, busca en pared a Yazalde, gana un rebote y se mete en la red...Pero, lo que queremos significar es que el hombre que influye es Rendo, como antes lo había sido Marcos y por momentos Brindisi. El resto no cambia. El resto no se adhiere, no se solidariza a lo que imponen Rendo o Marcos.

De todos modos creo que nuestra selección no podía nunca ganar este partido. Porque Perú era EQUIPO, mientras nosotros por momentos fuimos MARCOS, y por momentos fuimos RENDO...De la misma manera y en la misma proporción mientras nosotros atacábamos con más frecuencia, con más propiedad de pelota y de terreno, ellos llegaban más cerca del gol. De la misma manera que mientras ellos se defendían sin perder la estructura defensiva, nosotros no pudimos encontrarle la solución ni a un solo contraataque de todos los que los peruanos metieron en el segundo tiempo...Es que cuando UNO SABE LO QUE QUIERE Y ESTA CONVENCIDO QUE LO PUEDE HACER LO HACE. Ese fue Perú. En cambio, Argentina fue la contrafigura. Fue ese otro o UNO QUE SOLO SABE QUE TIENE QUE GANAR, PERO NO ESTA SEGURO SI PUEDE HACERLO. Y ENTONCES LO HACE DUDANDO...
Este fue uno de los grandes y más grandes males de esta selección: LA DUDA.

Así nació. Así se crió. Y así concluyó.

Osvaldo Ardizzone (1970).