ARGENTINA EN LOS MUNDIALES

1934. Un error anunciado

- por Redacción EG: 12/05/2018 -

Después del envío de un equipo amateur al Mundial de 1934 y el fracaso previsible, en una editorial el periodista Chantecler manifiesta su completo desacuerdo con el proceder adoptado por los dirigentes.

El equipo representativo de la Asociación Argentina (Amateur y Profesional) ha sido eliminado del Campeonato del Mundo en su primer match, disputado el domingo 27, contra el team de Suecia.

En esas palabras se resume todo el hecho tan largamente discutida y, últimamente, desvirtuado por un optimismo en el que había más de cortesía, de buena voluntad, de deseo, en fin, que de verdadera convicción en el éxito que pudieran lograr los futbolers enviados a Italia.

El asunto es amargo y, por eso mismo, nos duele encararlo. Pero, al mismo tiempo, entendemos que es preciso hablar de él en la única forma sincera. Esto es, que el resultado del match jugado en Bolonia ha dado la razón a quienes, como El Gráfico, dieron su opinión en este asunto con criterio y con mesura cuando todavía se estaba a tiempo de evitar el error.

Nuestros lectores no olvidarán que desde estas páginas se opinó terminantemente con respecto a la concurrencia del fútbol argentino al campeonato mundial:

“El Gráfico no se opone al envío de un team amateur porque lo crea falto de chance. Admitimos y deseamos que ese equipo consiga clasificarse campeón. El Gráfico se opone porque entiende que para ser juzgado por todos los públicos y en el certamen de máxima importancia, el cuadro que concurra debe constituir genuina representación del estado actual del fútbol, que mantiene, por suerte, su alto poderío”. “Aparte de esto, los dirigentes tienen el deber de apreciar con la necesaria anticipación la desairada posición en que quedaría el fútbol argentino en caso de que se produjeran contrastes categóricos, después de los cuales sobraría cualquier aclaración. No constituye ninguna irrespetuosidad, desaire ni no-verdad siquiera, decir que la verdadera expresión del fútbol argentino está en el campo profesional y que únicamente de ahí puede salir un equipo que –ganando y perdiendo- estaría por sí mismo autorizado a representarnos”.

El arquero argentino Hector Freschi, del club Sarmiento de Chaco, no puede impedir uno de los goles suecos en el mundial 1934.

Estos párrafos corresponden al artículo escrito en esta misma página el 31 de marzo.

Poco después, la Asociación Argentina resolvía concurrir al Campeonato del Mundo. Frente a un hecho ya consumado, contra el que nada podía hacerse, preferimos callarnos, limitándonos a publicar la fotografía de los jugadores obtenida el día que partieron.

El domingo último lamentamos la derrota de los muchachos argentinos y su eliminación del certamen. Suponemos de sobra el estado de ánimo en que los habrá dejado el contraste. No dudamos, tampoco, de que se habrán jugado enteros frente al adversario, con todo su caudal de entusiasmo y de amor propio. Y nada podemos observarles individual ni colectivamente, porque no es de ellos la culpa de que el país vicecampeón del mundo en dos oportunidades haya sido eliminado en el primer match. La culpa es de quienes no midieron su propia responsabilidad y resolvieron jugarse una carta como si el riesgo no existiera sino para ellos.

Este artículo podría haber sido un elogio para los muchachos que desempeñaron del mejor modo posible la misión que se les encomendara. Pero eso no es lo más importante. El Gráfico se complace en felicitar a los jugadores que formaron el team por su correcta actuación, y se hace un deber –al mismo tiempo- en manifestar su completo desacuerdo con el proceder adoptado en esta oportunidad por los dirigentes de la Asociación Argentina.

Se dirá que la derrota no afecta en absoluto al prestigio del fútbol argentino. Aceptamos que no lo afecte en cuanto a expresión de deporte, pero no en lo que se refiere a su calidad, pues ésta ha estado ausente. Y ello es lo que se debió haber evitado, porque estábamos colocados en un alto nivel de responsabilidad frente al fútbol mundial.

A costa de una amargura hemos constatado el acierto de nuestra opinión. Es un precio demasiado caro para una satisfacción periodística; pero pudo haberse evitado tan desagradable experiencia si se hubiera procedido con criterio.

Chantecler (1934)

Por Redacción EG: 12/05/2018

Para seguir leyendo:

Golazos Criollos: el “Negro” Gauna para Talleres en 1995

Con una gran ejecución de tiro libre y desde un ángulo incómodo, aunque no para la pegada del volante que se le hace imposible a Goycochea y así, Talleres le ganó a Mandiyú por 1 a 0.

20 de febrero de 1996, River vuelve a ganarle a Boca en el verano

Se disputaba el segundo Superclásico del año y River volvía a vencer a Boca por 1 a 0, en este caso en Mar del Plata. Ese 1996 sería histórico para River, ganaría la Copa Libertadores y el Apertura.

1933. La revista del 3 de Junio

Una joya: 50 páginas digitales de la edición 725; los 80 años de Watson Hutton, reportaje a Pepe Minella, la jornada de fútbol en crónicas y fotos, poster color de Independiente, todo el deporte y mucho más.

1995. San Lorenzo le gana el campeonato a Gimnasia

Dos partidos definían el Clausura en la última Fecha. Gimnasia vs Independiente y Central vs San Lorenzo. Todo estaba para Gimnasia pero San Lorenzo se impuso en Rosario y festejó en grande.

2006. FILLOL 100X100

Cien respuestas del que fue, para muchos, el más grande arquero en la historia del fútbol argentino: Ubaldo Matildo Fillol. En 2006, "El Pato" repasaba con El Gráfico su vida y su carrera.

Show de goles: Fecha 19

La Superliga cerró su jornada número 19 donde se convirtieron 23 goles. Los más trascendentes los de Racing que los volvieron a ubicar en la cima. El más lindo el de Gómez de Argentinos.

1945. “Kid Uber” y “El Torito de Mataderos” en sus inicios

José Úbeda y Justo Suárez en una valiosa fotografía de los años 20. Todavía sin alcanzar la arrolladora popularidad dentro del box ni la muerte trágica y temprana que atravesó cada uno.

Figurita difícil: José Poi

Recordamos en esta sección a aquellos jugadores casi olvidados que merecen, por alguna razón, su lugar en la historia. Hoy presentamos al único Poi que jugó en Central…y Newell’s.

Racing goleó y sigue puntero

Superó con claridad a Godoy Cruz por 3 a 0 y alcanzó a Defensa y Justicia para compartir la cima del campeonato. Los goles fueron obra de Licha López y dos de Matías Zaracho.