ARGENTINA EN LOS MUNDIALES

1934. Un error anunciado

- por Redacción EG: 12/05/2018 -

Después del envío de un equipo amateur al Mundial de 1934 y el fracaso previsible, en una editorial el periodista Chantecler manifiesta su completo desacuerdo con el proceder adoptado por los dirigentes.

El equipo representativo de la Asociación Argentina (Amateur y Profesional) ha sido eliminado del Campeonato del Mundo en su primer match, disputado el domingo 27, contra el team de Suecia.

En esas palabras se resume todo el hecho tan largamente discutida y, últimamente, desvirtuado por un optimismo en el que había más de cortesía, de buena voluntad, de deseo, en fin, que de verdadera convicción en el éxito que pudieran lograr los futbolers enviados a Italia.

El asunto es amargo y, por eso mismo, nos duele encararlo. Pero, al mismo tiempo, entendemos que es preciso hablar de él en la única forma sincera. Esto es, que el resultado del match jugado en Bolonia ha dado la razón a quienes, como El Gráfico, dieron su opinión en este asunto con criterio y con mesura cuando todavía se estaba a tiempo de evitar el error.

Nuestros lectores no olvidarán que desde estas páginas se opinó terminantemente con respecto a la concurrencia del fútbol argentino al campeonato mundial:

“El Gráfico no se opone al envío de un team amateur porque lo crea falto de chance. Admitimos y deseamos que ese equipo consiga clasificarse campeón. El Gráfico se opone porque entiende que para ser juzgado por todos los públicos y en el certamen de máxima importancia, el cuadro que concurra debe constituir genuina representación del estado actual del fútbol, que mantiene, por suerte, su alto poderío”. “Aparte de esto, los dirigentes tienen el deber de apreciar con la necesaria anticipación la desairada posición en que quedaría el fútbol argentino en caso de que se produjeran contrastes categóricos, después de los cuales sobraría cualquier aclaración. No constituye ninguna irrespetuosidad, desaire ni no-verdad siquiera, decir que la verdadera expresión del fútbol argentino está en el campo profesional y que únicamente de ahí puede salir un equipo que –ganando y perdiendo- estaría por sí mismo autorizado a representarnos”.

El arquero argentino Hector Freschi, del club Sarmiento de Chaco, no puede impedir uno de los goles suecos en el mundial 1934.

Estos párrafos corresponden al artículo escrito en esta misma página el 31 de marzo.

Poco después, la Asociación Argentina resolvía concurrir al Campeonato del Mundo. Frente a un hecho ya consumado, contra el que nada podía hacerse, preferimos callarnos, limitándonos a publicar la fotografía de los jugadores obtenida el día que partieron.

El domingo último lamentamos la derrota de los muchachos argentinos y su eliminación del certamen. Suponemos de sobra el estado de ánimo en que los habrá dejado el contraste. No dudamos, tampoco, de que se habrán jugado enteros frente al adversario, con todo su caudal de entusiasmo y de amor propio. Y nada podemos observarles individual ni colectivamente, porque no es de ellos la culpa de que el país vicecampeón del mundo en dos oportunidades haya sido eliminado en el primer match. La culpa es de quienes no midieron su propia responsabilidad y resolvieron jugarse una carta como si el riesgo no existiera sino para ellos.

Este artículo podría haber sido un elogio para los muchachos que desempeñaron del mejor modo posible la misión que se les encomendara. Pero eso no es lo más importante. El Gráfico se complace en felicitar a los jugadores que formaron el team por su correcta actuación, y se hace un deber –al mismo tiempo- en manifestar su completo desacuerdo con el proceder adoptado en esta oportunidad por los dirigentes de la Asociación Argentina.

Se dirá que la derrota no afecta en absoluto al prestigio del fútbol argentino. Aceptamos que no lo afecte en cuanto a expresión de deporte, pero no en lo que se refiere a su calidad, pues ésta ha estado ausente. Y ello es lo que se debió haber evitado, porque estábamos colocados en un alto nivel de responsabilidad frente al fútbol mundial.

A costa de una amargura hemos constatado el acierto de nuestra opinión. Es un precio demasiado caro para una satisfacción periodística; pero pudo haberse evitado tan desagradable experiencia si se hubiera procedido con criterio.

Chantecler (1934)

Por Redacción EG: 12/05/2018

Para seguir leyendo:

Mi personaje favorito: Carlos Pairetti

1972. Roberto Cardozzo destaca la figura del piloto del Turismo de Carretera, oriundo de Santa Fe, que brilló en el campeonato de 1968, en el que el “Trueno Naranja” se quedó con el título.

Una jugada inexplicable

En la Liga de Arabia Saudita, se enfrentaron el Al Faisaly frente al Ohod. En el ataque del Faisaly se dio este suceso de errores e infortunios que termina de la mejor manera posible para que sea antológica.

Homenaje

Borocotó rescata una historia chiquita, que sucedía en la Maratón de los Barrios, sobre una de las cosas más difíciles de sobrellevar en esta vida: ese agujero en el alma que nos dejan nuestros muertos queridos.

24 de Septiembre de 1932, “el imbatible remero australiano”

Henry Robert Pearce ya había ganado el oro en los Juegos Olímpicos de Amsterdan, en 1928, y al repetir el primer lugar en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de ese año, pasó a ser leyenda.

El Superclásico expuesto

El Gráfico no se rinde y quiere compartir las mejores imágenes de nuestro fotógrafo Alejandro Del Bosco de la victoria de River 2 a 0 frente a Boca en la Bombonera. 17 instantes del clásico de los clásicos.

El mejor resumen del superclásico con sonido ambiente

Lo más importante del gran triunfo de River en la Bombonera. Con justicia el equipo de Gallardo venció a Boca con dos golazos: el Pity Martínez en el primer tiempo y Scocco en el segundo.

Los goles del domingo

Los goles de Tigre 0 -Huracán 2 (Garro y sensacional de Mendoza) , San Martín (SJ) 1 (Alvarenga)- Atlético Tucumán 3 (Acosta, Rodriguez y Matos ), y Gimnasia 1 (Silva) – Central 1 (Gil).

El 2-0 de River fue un golazo de Scocco

Gran jugada entre Quinteros y Borré y definición impecable de derecha del goleador de River para el 2 a 0 frente a Boca, que no encuentró el camino. Con sonido ambiente.

Conexión sudamericana II: Vidal-Messi

El chileno Arturo Vidal comenzó de titular en el Barcelona y le dio una gran asistencia al argentino para el primer gol del Barcelona, que jugó con 10 hombres gran parte del partido y empató 2-2 con el Girona en casa.