¡HABLA MEMORIA!

1965. Gonzalito bicampeón

- por Redacción EG: 10/05/2018 -

Alberto Mario González. Fue el jugador con puntaje más alto para El Gráfico en el bicampeonato de Boca de 1964-65. “Gonzalito” representa el triunfo de la gente decente en nuestras canchas.

GONZALITO: EL SÍMBOLO

 

Alberto Mario González ES EL SÍMBOLO DE LA HONRADEZ DEPORTIVA TRIUNFANTE. Lo que Gonzalito vuelca sobre cada minuto del partido es la síntesis de todo lo que tiene de sano y de noble el fútbol: laboriosidad, transpiración, habilidad, vigor, vitalidad, ganas, vergüenza, ingenio, tenacidad, aliento, fervor, entereza y lealtad. Su proverbial buena educación, en un medio donde el mal educado suele sacar patente de "vivo", de "piola", no le impide METER LA PIERNA FUERTE para trabarle una pelota al adversario o defender una pelota que es suya. Su inmaculada decencia deportiva no cae nunca en el desinterés del abúlico, en el retraimiento del "blando" o en la mojigatería del que quiere jugar su propio partido, sin complicarse la vida, al margen del partido que están luchando los demás. Gonzalito es de los que VAN SIEMPRE AL FRENTE, a la hora del sacrificio y de la lucha. Aunque nunca figure entre los prontuariados crónicos de la provocación, la deslealtad y la mala fe... Gonzalito trabaja como nadie. Pero nunca trata de sacar dividendos demagógicos de ese trabajo... Gonzalito representa el triunfo de LA GENTE DECENTE en nuestras canchas. Pero SIN GUARDARSE NADA. NADA PARA SÍ Y NADA PARA MOSTRARSE A LA TRIBUNA, RECLAMANDO EL APLAUSO FÁCIL. Pese a ello la tribuna midió y valoró su importancia. Tanto lo valoró que, caso excepcional, al término de varios partidos la garganta enronquecida de la multitud boquense coreó las cuatro sílabas del diminutivo afectuoso: "GON-ZA-LI-TO". Un diminutivo dictado por la simpatía, pero que le va quedando cada vez más chico a la densidad y el peso de fútbol que su vitalidad desbordante le brindan a Boca 90 minutos por domingo. Fue por segundo año consecutivo el mejor hombre de Boca en el puntaje de "El Gráfico".

Gonzalito ganó la copa Suecia con Atlanta en 1958; con Boca los torneos argentinos de 1962, 64 y 65. Integró el plantel de la Selección nacional en los Mundiales de Chile 1962 e Inglaterra 1966.

Por Redacción EG: 10/05/2018

Para seguir leyendo:

Golazos Criollos: Marcelo Espina, de mitad de cancha en 1994

En su segundo ciclo en Platense, hizo uno de los mejores goles de su vida pero como el rival fue Lanús, el último club donde había jugado, no lo gritó. Hombre con códigos.

2005. COUDET 100x100

A los 30 años, Eduardo Coudet recibe a El Gráfico para someterse a las 100 preguntas. Querido en todos los clubes donde jugó, el actual técnico de Racing, repasa su catálogo de diabluras.

Superliga : todos los goles de la fecha 6

En el podio: el del Pity en el Superclásico, el que armaron Álvarez y Matos en Atlético Tucumán y el golazo desde 30 metros de Mendoza para el Globo. Con sonido ambiente

El triunfo de Racing para ser puntero

Racing le ganó a Unión 1 – 0 en Avellaneda, con gol de cabeza de Augusto Solari. De esta manera el equipo de Coudet encabeza en soledad la Superliga. La síntesis con sonido ambiente.

Calor de horno de barro y aroma de pan casero

En 1972, tras un partido en Mendoza con Huracán, Osvaldo Ardizzone acompaña al inolvidable Roque Avallay a su casa natal, allá en Maipú, donde están sus viejos afectos. Una nota que parece un poema.

25 de Septiembre de 1973, el triunfo del “equipo fantasma”

Fornari, Poy y Kempes, los rostros de una Selección Argentina que tuvo la misión de entrenarse por varias semanas en la altura de Tilcara para enfrentar a Bolivia y conseguir una victoria clave por Eliminatorias.

Golazos Criollos: Juárez le rompe el arco a Fillol en 1981

El veloz puntero izquierdo de Ferro, protagonista del campeonato en la pelea con Boca, le gana a River de visitante con este fortísimo remate de pierna derecha, inatajable para el gran “Pato”.

Mi personaje favorito: Carlos Pairetti

1972. Roberto Cardozzo destaca la figura del piloto del Turismo de Carretera, oriundo de Santa Fe, que brilló en el campeonato de 1968, en el que el “Trueno Naranja” se quedó con el título.

Una jugada inexplicable

En la Liga de Arabia Saudita, se enfrentaron el Al Faisaly frente al Ohod. En el ataque del Faisaly se dio este suceso de errores e infortunios que termina de la mejor manera posible para que sea antológica.