Fútbol

1940. ¡Si gana Boca, nos tiramos al agua!

No importaba el saco, la corbata ni la compostura. Lo habían prometido y cumplieron. Ese día Boca se consagró campeón en la Bombonera de cemento que habían inaugurado ese año.