Fútbol

Los locos del fútbol: Dalla Libera

Mariano Dalla Libera llevó sus locuras a los diez equipos argentinos donde jugó (también a México y Colombia). Diviértanse con las anécdotas de uno de los locos más divertidos del fútbol.

Dalla Libera tuvo grandes aliados a la hora de divertirse, como el Chacho Coudet y Matute Morales en Platense; y el Turco García en Racing. Una mañana, la Academia se entrenaba en Laferrere, los dos estaban lesionados y tenían sesión de kinesiología. Pero llovía, todo estaba embarrado y ellos tenían ganas de pasarla bien. Así que subieron a sus camionetas 4x4 y, en medio de la práctica de fútbol, se metieron manejando en la cancha y empezaron a perseguir a los jugadores. Inimaginable hoy, todo se remedió con unas cuantas puteadas de cuerpo técnico y compañeros. En Platense, era el líder de una costumbre: llevar bombitas de agua para tirarle a todo el mundo. Cuando iban en el micro, abrían la ventanilla y el Loco era el encargado de lanzar. Una vez le tiraron a un policía, que salió a correr el micro y lo alcanzó en el semáforo. Los reconoció y se salvaron. En las concentraciones, se juntaban en una ventana y las tiraban para abajo: el que le acertaba a alguien, ganaba. Los echaron de varios hoteles por eso. Otra del Calamar: el Loco, acostumbrado a pintarse el pelo, le dijo a Matute Morales que quería probarle la tintura que salía con el agua. Le hizo una franja amarilla en el pelo, como la que usaba Maradona. Pero era mentira que salía: Platense jugaba contra River en el Monumental y el Loco quiso que Matute tuviera una linda recepción.

Curiosamente, en 1992 le convalidaron un gol contra Gimnasia en el que la pelota entró por el costado de la red. En 2011, aseguró: “Si River desciende, doy una vuelta desnudo alrededor del Obelisco”. Pero no cumplió.

(Fragmento de la nota publicada en El Gráfico de mayo del 2015. Texto de Martín Estévez)

Osada producción de El Gráfico cuando Dalla Libera jugaba en NOB.