¡HABLA MEMORIA!

Los locos del fútbol: Dalla Libera

- por Redacción EG: 16/04/2018 -

Mariano Dalla Libera llevó sus locuras a los diez equipos argentinos donde jugó (también a México y Colombia). Diviértanse con las anécdotas de uno de los locos más divertidos del fútbol.

Dalla Libera tuvo grandes aliados a la hora de divertirse, como el Chacho Coudet y Matute Morales en Platense; y el Turco García en Racing. Una mañana, la Academia se entrenaba en Laferrere, los dos estaban lesionados y tenían sesión de kinesiología. Pero llovía, todo estaba embarrado y ellos tenían ganas de pasarla bien. Así que subieron a sus camionetas 4x4 y, en medio de la práctica de fútbol, se metieron manejando en la cancha y empezaron a perseguir a los jugadores. Inimaginable hoy, todo se remedió con unas cuantas puteadas de cuerpo técnico y compañeros. En Platense, era el líder de una costumbre: llevar bombitas de agua para tirarle a todo el mundo. Cuando iban en el micro, abrían la ventanilla y el Loco era el encargado de lanzar. Una vez le tiraron a un policía, que salió a correr el micro y lo alcanzó en el semáforo. Los reconoció y se salvaron. En las concentraciones, se juntaban en una ventana y las tiraban para abajo: el que le acertaba a alguien, ganaba. Los echaron de varios hoteles por eso. Otra del Calamar: el Loco, acostumbrado a pintarse el pelo, le dijo a Matute Morales que quería probarle la tintura que salía con el agua. Le hizo una franja amarilla en el pelo, como la que usaba Maradona. Pero era mentira que salía: Platense jugaba contra River en el Monumental y el Loco quiso que Matute tuviera una linda recepción.

Curiosamente, en 1992 le convalidaron un gol contra Gimnasia en el que la pelota entró por el costado de la red. En 2011, aseguró: “Si River desciende, doy una vuelta desnudo alrededor del Obelisco”. Pero no cumplió.

(Fragmento de la nota publicada en El Gráfico de mayo del 2015. Texto de Martín Estévez)

Osada producción de El Gráfico cuando Dalla Libera jugaba en NOB.

Por Redacción EG: 16/04/2018

Para seguir leyendo:

El blooper del arquero francés para la historia

Cuando iban 4 a 1 y Francia se floreaba, el guardavalla Lloris quiso cancherear en el área esquivando a Mandzukic, pero el croata puso la pierna y embocó el segundo gol. Caballero hizo escuela.

El fatídico gol en contra que abrió la final

El croata Mandzukic peina un centro de Griezmann al área e introduce la pelota en su propio arco para regalarle a Francia la apertura del marcador, nada menos, que en la final del Mundial de Rusia. VIDEO

¡Francia es el nuevo campeón del mundo!

El conjunto dirigido por Deschamps logró obtener su segunda copa del mundo en Rusia 2018 tras derrotar por 4-2 a Croacia. Mandzukic en contra, Griezmann, Pogba y Mbappé fueron los autores de los goles para la victoria.

15 de Julio de 1986, histórica victoria del básquet argentino

En una especie de precuela de La Generación Dorada, el día 13 se le ganó en el Mundial de España a los Estados Unidos, quien finalmente sería el campeón, en un épico partido.

1978. La revista del día que fuimos campeones

Publicación exclusiva de la versión digital de una de las revistas más vendidas de la historia argentina: la edición de El Gráfico de la consagración de la Selección Nacional en el Mundial de fútbol de 1978.

Bélgica vence a Inglaterra y es el tercero del Mundial

Por juego, nunca un equipo belga estuvo tan cerca de ser campeón del mundo. Lo confirmó en el partido por el tercer puesto del Mundial al ganarle a Inglaterra 2 a 0 con goles de Meunier y Hazard. VIDEO.

1977. El papel del Toto

Boca y Cruzeiro definen por penales la Libertadores. Ante la prohibición de hablar con los jugadores, Lorenzo anota en un papel los ejecutantes y una orden: “abajo”. El Toto no se equivocó.

14 de Julio de 1998, Francia Campeón del Mundo

Liderados por Zinedine Zidane, y con el franco-argentino David Trezeguet, Francia alcanzaba la gloria como local al vencer por 3 a 0 a Brasil, en una exhibición de buen fútbol.

Las cábalas de Labruna

A propósito del viernes 13, compartimos algunas de las ceremonias en los partidos para convocar a la fortuna de uno de los tipos más cabuleros que tuvo nuestro fútbol: Ángel Labruna.