Fútbol

Nai Foino, árbitro y guapo

Además de ser uno de los mejores árbitros argentinos Carlitos Nai Foino, era guapo…y pegaba. En el 48 bajo de una piña a Perrocino de Boca, en el 63 noqueó a un hincha que lo vino a apurar.

Carlitos Nai Foino fue un personaje sensacional entre los hombres de negro. Canchero, con una personalidad avasalladora, siempre con el silbato a un costado de la boca, conversaba con los jugadores y se metía el partido en el bolsillo, dirigiendo a distancia y llamando a los jugadores con el dedo índice que se flexiona en el gesto del que quiere decir: “Vení, machito, que aquí está la horma de tu zapato…”

26 de agosto de 1962, River 2 - 1 Boca. Nair Foino ordena la barrera de River manualmente. Foto: Antonio Legarreta.

Además, Nai Foino era guapo. Lo vimos saliendo de la cancha de Newell’s protegido por la policía frente a la furia de los hinchas rosarinos. Uno se le acercó y le gritó un par de insultos. Carlitos lo miró y le dijo: “Mirá, si no estuviera la cana que te defiende, te mato a patadas…” Y no era bravata. Una vez, en 1948, los jugadores de Boca lo rodearon amenazantes a raíz de un gol concedido a favor de Independiente. El zaguero Perrocino se le fue encima y lo durmió de una piña. En 1963, dirigiendo River y Vélez en Núñez, un hincha entró a la cancha y pretendió agredirlo. Carlitos lo esperó y lo noqueó con un zurdazo digno de Ringo Bonavena. Y cuando dirigía Primera B, en aquellas canchas bravas, con alambrados que se movían delante de caras amenazantes de hinchas enceguecidos, solía decirles a los visitantes que sentían el clima: “Jueguen tranquilos… Mientras dirija Nai Foino, aquí nadie va a ganar de guapo…” Y todos sabían que era cierto.

Su única hocicada pudo ser aquella del 62 en cancha de Boca, cuando Roma se adelantó en el penal que pateó Delem y no lo hizo repetir. Pero salió del paso a la manera de Nai Foino. Cuando le fueron a protestar tímidamente algunos jugadores de River, les contestó: “Aire… Penal bien pateado es gol…”      

1962. El penal que dejó en la historia a Carlos Nai Foino