LAS FOTOS DE EL GRáFICO

Nai Foino, árbitro y guapo

- por Redacción EG: 19/03/2018 -

Además de ser uno de los mejores árbitros argentinos Carlitos Nai Foino, era guapo…y pegaba. En el 48 bajo de una piña a Perrocino de Boca, en el 63 noqueó a un hincha que lo vino a apurar.

Carlitos Nai Foino fue un personaje sensacional entre los hombres de negro. Canchero, con una personalidad avasalladora, siempre con el silbato a un costado de la boca, conversaba con los jugadores y se metía el partido en el bolsillo, dirigiendo a distancia y llamando a los jugadores con el dedo índice que se flexiona en el gesto del que quiere decir: “Vení, machito, que aquí está la horma de tu zapato…”

26 de agosto de 1962, River 2 - 1 Boca. Nair Foino ordena la barrera de River manualmente. Foto: Antonio Legarreta.

Además, Nai Foino era guapo. Lo vimos saliendo de la cancha de Newell’s protegido por la policía frente a la furia de los hinchas rosarinos. Uno se le acercó y le gritó un par de insultos. Carlitos lo miró y le dijo: “Mirá, si no estuviera la cana que te defiende, te mato a patadas…” Y no era bravata. Una vez, en 1948, los jugadores de Boca lo rodearon amenazantes a raíz de un gol concedido a favor de Independiente. El zaguero Perrocino se le fue encima y lo durmió de una piña. En 1963, dirigiendo River y Vélez en Núñez, un hincha entró a la cancha y pretendió agredirlo. Carlitos lo esperó y lo noqueó con un zurdazo digno de Ringo Bonavena. Y cuando dirigía Primera B, en aquellas canchas bravas, con alambrados que se movían delante de caras amenazantes de hinchas enceguecidos, solía decirles a los visitantes que sentían el clima: “Jueguen tranquilos… Mientras dirija Nai Foino, aquí nadie va a ganar de guapo…” Y todos sabían que era cierto.

Su única hocicada pudo ser aquella del 62 en cancha de Boca, cuando Roma se adelantó en el penal que pateó Delem y no lo hizo repetir. Pero salió del paso a la manera de Nai Foino. Cuando le fueron a protestar tímidamente algunos jugadores de River, les contestó: “Aire… Penal bien pateado es gol…”      

1962. El penal que dejó en la historia a Carlos Nai Foino

Por Redacción EG: 19/03/2018

Para seguir leyendo:

Los locos del fútbol: Veira y Doval

El “Bambino” Veira y Horacio Doval. Una pareja de chiflados incorregibles célebres. En los Carasucias de 1964, junto con Arean y Casa, deleitaban con el juego y también con las anécdotas.

Argentina 78. El gol maradoneano de Escocia frente a Holanda

Uno de los mejores goles del mundial 78: Archie Gemmill en la puerta del área, se deshace de 4 rivales y la coloca con clase. Escocia le ganó al subcampeón del mundo 3 a 2 en un partido épico.

Chilena espectacular en la Serie A de Italia

El nigeriano Nwankwo, del Crotone, empata el encuentro frente a ni más ni menos que la Juventus con esta espectacular chilena para sumar en la ardua lucha por mantener la categoría.

1954. El abrazo del fútbol

Una gran imagen de un gesto cargado de nobleza: José “Pepino” Borello, el crack de Boca, se funde en un abrazo con el arquero de Ferro Roque Marrapodi, tras hacerle un gol en la Bombonera.

El pugilato entre los antiguos griegos

“El vencedor de los Juegos que estás viendo, tuvo en otro tiempo nariz, orejas y dientes”. Este relato pinta el brutal pugilato que se practicaban en Grecia, actividad que también tuvo sus virtuosos.

Dura derrota de Independiente ante Corinthians

Se complica la posibilidad de pasar de ronda en Libertadores. Tuvo momentos buenos y fue afectado por fallos arbitrales, un penal no sancionado y un gol lícito anulado. El gol fue obra de Jadson.

Atlético Tucumán y un triunfo histórico en La Paz

Por Copa Libertadores consiguió una victoria heroica y clave para seguir con aspiraciones en el grupo C. Ibarguen anotó por The Strongest mientras que Romat y Toledo lo hicieron para la festejada victoria.

19 de abril de 1966, Jorge Cupeiro, leyenda del TC

La Vuelta de General Pico en La Pampa se disputó el día 17 y encontró como ganador al hombre de Buenos Aires, que había clasificado 7mo y se quedó con la General al volante de la Chevy II Baufer.

1974. Marito Zanabria, entre el cielo y la tierra

Los hinchas de Newell’s llevan en andas a su crack Mario Zanabria, la tarde del zurdazo mágico del empate con Central que consagró a La Lepra campeón por primera vez en el Metropolitano 1974.