Fútbol

Orígenes de Argentinos Juniors

En 1954, a raíz del del cincuentenario del club, El Gráfico publicó un artículo del periodista Ampelio Liberali sobre los orígenes, fundación y anécdotas de los primeros años de Argentinos Juniors.


El equipo de Argentinos en 1907 contaba entre sus filas con muchos de los socios fundadores. Arriba: Ruperto Ayala, Francisco Demarco, Julian Ducasse, Ernesto Capurro, Tomas Tenconi, Vicente Pirro y Bernadino Donadio. Abajo: Leandro Ravera Bianchi (primer presidente), Eduardo Revetria, Domingo D’Agostini, Dionisio Di Blassio y Juan Tenconi.
 

ARGENTINOS JUNIORS ESPERA CUMPLIR SU DESTINO


Cincuentenario de una modesta institución

El 15 de agosto de 1904, en la vieja cancha de Estudiantes, en Palermo, se jugó un partido entre los seleccionados de Argentina y Uruguay, en el que venció el equipo local por 2 a 1. Había por entonces, en la barriada de Villa Crespo, dos pequeños clubs románticos y soñadores –por lo tanto pobres- que respondían a nombres tan bohemios como sus pretensiones: Sol de la Victoria y Mártires de Chicago. Aquella tarde, al regresar del partido, al que asistieron unas 2.000 personas –la mitad de gorra- los muchachos de Sol de la Victoria y Mártires de Chicago se reunieron en la esquina de Corrientes y Aráoz y resolvieron unir sus esfuerzos y sus inquietudes fusionando los dos clubs rivales.

Siendo Mártires de Chicago habían tenido sus inconvenientes. El nombre lo habían elegido en homenaje a los muertos en aquel tristemente célebre suceso, pero cuando fueron a hacer el sello que le deba jerarquía al club el fabricante les aconsejó, con sólidos argumentos, que cambiaran la denominación para eludir los peligros de alguna noche de calabozo, adonde irían a parar seguramente “por propagar ideas destructoras y contrarias a la sociedad”. Como prevalecía en ellos el amor al fútbol y además en Chicago nadie los conocía, optaron por cambiar la denominación y los dos clubs pasaron a ser Asociación Atlética y Footballística Argentinos Unidos de Villa Crespo.

Tampoco así pudo ser el sello. Era muy caro. Y entonces, Leandro Ravera Bianchi, el intelectual de la barra, propuso:

- Vamos a llamarnos Argentinos Juniors.

- ¿Qué quiere decir eso?

- Juniors quiere decir jóvenes.

Todos aceptaron. Y así nació a la vida deportiva argentina, el 15 de agosto de 1904, la Asociación Atlética Argentinos Juniors, cuyo cincuentenario recordamos.

El cuadro de honor del viejo club tiene nombres que son glorias de aquel fútbol romántico, que se jugaba con el alma, con el corazón, sin que sus entusiastas soñaran siquiera que sus sucesores ganarían muchos años más tarde cifras astronómicas con un par de contratos afortunados. La nómina de los fundadores, que figura en el acta de la Inspección de Justicia, contiene estos nombres inolvidables: Leandro Ravera Bianchi, su primer presidente; Julián Ducasse, Francisco Demarco, Luis Cagnoli, Domingo D’Agostini, Vicente Pirro, Alfredo Sifredi, Luis Cavatorta, Ángel Cagnoli, Ernesto Capurro, Carlos Braga y José D’Agostini.

Luis Vaccaro, figura de excepción en Argentinos Juniors y varios años internacional. Lo llamaban Gramilla y fue un gran eje medio.

CORTITAS

Los primeros colores de Argentinos Juniors fueron verde y blanco, a rayas angostas , verticales. También usaron el rojo con una banda blanca, pero volvieron al rojo con cuello y puños blancos.

***

Glorias vivientes de su historia: Bernardino Donadío, Eduardo Revetría, Dionisio Di Blassio, Juan Tenconi y los del cuadro de honor.

***

Allá por 1909 juegan un partido en Martínez y baten todos los récords de recaudación: 30 centavos. Se vende una sola entrada. Al tesorero Crespi le toca buscar el cambio para cobrar: le corresponden 8 centavos.

***

También tienen el récord de segunda de ascenso, pero a más: 63.000 pesos en la cancha de Ferro, contra Argentino de Quilmes.

***

Siempre fue club de grande ejes medios: Vaccaro, Spitale, Pietracuppa, Narvajas, Caivano, Lijó, De los Santos, Da Silva, Navarro, Víctor Rodríguez, Fantín y ahora Nappe.

***

A De los Santos lo vendieron a Boca, para comprar el alambrado olímpico que todavía circunda el campo de juego.

Juan Evaristo, Chiesa, Mutis, Tarascone, Carricaberry, Paternoster y Bonelli, que ya veteranos jugaron media temporada para Argentinos Juniors en 1936.

El equipo de “Los Abuelos”

En 1936 Argentinos Juniors contrató un equipo casi completo de jubilados de Boca y otros equipos que habían sido buenos. Y así llegaron Bidoglio, que se entrenó pero no llegó a jugar; Mutis, Paternoster, Juan Evaristo, Vaccaro, que tampoco jugó porque se lesionó en una práctica; Carricaberry, Fleitas Solich, Tarascone, Chiessa, Onzari y Donato. Debutaron bien, ganándole a Ferro en Caballito 2 a 1, con goles de Carricaberry y Tarascone; después empataron con Tigre y… no hicieron un solo punto más en toda la primera rueda. De todos ellos Mutis quedó y luego fue entrenador varios años.

Ampelio Liberali (1954).