Fútbol

Patada criminal, no hizo falta el VAR

Germán Gutiérrez vio la roja apenas iniciado el encuentro por Copa Libertadores entre Junior y Palmeiras cuando le tatuó los tapones de sus botines en el pecho al delantero brasileño.

Patada criminal, no hizo falta el VAR