Fútbol

Osvaldo Suárez, el inmortal

Múltiple campeón sudamericano, Olimpia de Oro, olimpíco en Roma y Tokio, ganador de la San Silvestre tres años consecutivos. Así en la vida como en la pista era el atleta Osvaldo Suárez: un ejemplo.

Recordaba Osvaldo Suárez la popularidad de El Gráfico, cuando el semanario celebraba sus sesenta años: “La fama de la revista es tal, que en Colombia, por ejemplo, la esperan con desesperación… Para mí y para la mayoría, El Gráfico es el deporte”. Es que la conocía de adentro y de afuera. Casi tres décadas atrás de ese anivesario, en 1951, el pedestrista había aparecido por primera vez en sus páginas: Alberto Salotto lo puso “en el umbral de su grandeza” al “pichoncito representante de Independiente… nuevo recordman sudamericano de los 2.000 metros y argentino de la milla”. “Yo tenía 17 años y sentí una emoción muy grande al verme en la revista”. El periodista lo calificaba: “Es un atleta nuevo; hasta diríamos tierno, que cumple en forma religiosa sus entrenamientos con entusiasmo”. Dos años más tarde, la revista le daba otro espaldarazo: “La famosa Maratón de El Gráfico la gané por primera vez en 1953, y luego salí primero cinco veces más”. A partir de 1958, ganó la San Silvestre por tres años consecutivos. En enero de 1959, Carlos Fontanarrosa, con

detalladas fotos de Ricardo Alfieri, hizo un exhaustivo análisis de este deportista que se inició muy temprano en Wilde, Gran Buenos Aires sur: “Corre de pies a cabeza… Mente clara en la carrera… Paso largo… Erguido, sea cual fuere la distancia… Trote: aquí Suárez se halla en su más cómoda situación”. Precisamente, su día inolvidable lo vivió en San Pablo cuando ganó la clásica competencia del 31 de diciembre de 1960: “Casi sin fuerzas –recordaba una década más tarde— tras los siete kilómetros subí al palco y me uní a mi esposa en un abrazo interminable. El trofeo se me caía de las manos por los nervios”.

A partir del Extra de Santiago de Chile, en 1953, fue doce veces campeón sudamericano, pero también en su brillante foja figuran cuatro campeonatos panamericanos y cinco iberoamericanos. La consonancia entre su exitosa vida deportiva y su persona ejemplar es destacada por los títulos de dos notas de dos periodistas de El Gráfico: Osvaldo Orcasitas, en diciembre de 1970, “El hombre, el deportista, el ejemplo”; y Carlos Marcelo Thiery, en junio de 1975, “Así en la pista como en la vida”. Un emblema.

Néstor Saavedra (2009)

Suaréz cruzando la meta de la San Silvestre en las calles de San Pablo. El fondista argentino falleció el 15 de febrero a los 83 años.