Fútbol

1857. Pelearon 152 rounds… por nada

El Gráfico, en la segunda década del siglo XX, también tenía su sección de historia del deporte. Compartimos una anécdota increíble ocurrida en la prehistoria del boxeo en ¡1857!

Tuvo de cómico tanto como de trágico lo que ocurrió el 1 de agosto de 1857 a los boxeadores Dominick Bradley y S. S. Rankin. A puño desnudo disputaron entonces en Point Albino (Canadá) el campeonato de box de los Estados Unidos, y habían transcurrido 152 rounds cuando el segundo cayó sin conocimiento a los pies de su rival. Habían empezado a pelear a las dos de la tarde y eran más de las cinco cuando ocurrió el desenlace.

El dibujo es una reproducción de la pelea de 1860 entre Heenan vs Sayers, en un campo de Hampshire considerada el primer combate “por el título mundial”.

Se descubrió en ese momento la parte más triste del match. Cansado sin duda por lo mucho que se prolongaba la pelea, el encargado de la boletería, que era el propio organizador, se había “retirado”, llevándose consigo los fondos recolectados. Y los pugilistas, después de haberse curtido la piel durante tres horas largas de espantosa batalla, se encontraron que no tenían siquiera para cenar aquella noche. Algunas personas de buenos sentimientos iniciaron una colecta, y con el producto de ella pudieron los boxeadores comer esa noche y pagarse el boleto hasta Filadelfia.

(El Gráfico, 1928)