¡HABLA MEMORIA!

Garabito y Borocotó. Compañeros de ruta

- por Redacción EG: 27/01/2018 -

Alberto Palazzo “Garabito” y Ricardo Lorenzo “Borocotó” formaron una dupla inseparable en El Gráfico. “Garabito” fue el primer fotógrafo de la revista y “Borocotó” un prócer del periodismo.

GARABITO. El primer fotógrafo de la revista se llamaba Alberto Palazzo, pero firmaba “Garabito”. Amante del tango y del ciclismo, llegó a Atlántida en 1918, vio nacer a El Gráfico y no se fue hasta su muerte (1947). Formó una pareja indivisible con Borocotó.

1947. Una de las últimas fotografías de “Garabito” fue tomada en 1947 en el Gran Premio de Buenos Aires en la largada del motociclismo en Retiro.

BOROCOTÓ. Ricardo Lorenzo fue un prócer del periodismo. Nació en Montevideo, fue obrero del frigorífico Swift, estibador de barcos y chofer de una familia rica. Esperando largas horas a sus patrones, adquirió el hábito de leer con avidez y se terminó de formar, ya que sólo había llegado hasta tercer grado. También firmaba como Lagunero sus notas de remo y como D. Gancho las de basquetbol. Trabajó en EG entre 1926 y 1955. La sección más popular de Borocotó iba en la última página. ¿El contenido? Lo definió Borocotó en su última Apilada: “Anécdotas, reflexiones y brochazos con olor a polvareda de baldío. En el andar surgió el recuadro que vestí de lila y blanco en homenaje al cuadrito inolvidable del barrio. Era el Sacachispas”. Y se autorretrató: “Mi violín tiene dos cuerdas, una que hace reír y otra que hace llorar”.

Dijo Frascara, periodista emblema de El Gráfico, de su compañero Borotocó: “Hubo un momento en que Borocotó era El Gráfico y El Gráfico era Borocotó. Llegó al público, a la muchachada, al alma del barrio, al palpitar del baldío, al corazón de las madres. Poetizó las rodillas sucias de los purretes y la tristeza pobre de la solterona que fabricaba las pelotas de trapo y recomponía las alpargatas de los raboneros”.

Garabito y Borocotó en la unidad móvil descapotable de la revista en uno de los tantos viajes que hicieron juntos.

Por Redacción EG: 27/01/2018

Para seguir leyendo:

La nueva era, por Stefan Zweig

“Pocas veces los grandes escritores han tenido palabras tan encomiásticas para el deporte.” Espléndida página de una de las mentes más lúcidas del siglo XX, quien supo percibir un cambio de época.

1968. El día que se fue Nasazzi

José Nasazzi fue la representación del futbolista que no quiere perder. Capitán de la selección de Uruguay campeona olímpica en el 24 y 28 y mundial de 1930, tras su fallecimiento, así lo despedía El Gráfico.

Lista de convocados de Scaloni

El entrenador interino del seleccionado nacional dio la lista de jugadores para afrontar los próximos encuentros amistosos ante Guatemala y Colombia.

Sudamericana: Colón eliminó a San Pablo en los penales

Luego de perder por 1 a 0 en condición de local por el tanto de Lizieiro y quedar así empatados en el global, el equipo de Domínguez pudo superar a su rival en una dramática e histórica definición por penales.

17 de Agosto de 1960, el temible Paulo Valentim

De reciente llegada a Boca, el delantero brasilero desconocía su destino de gloria en estos pagos. Fue, entre otras cosas, el máximo goleador de Boca en Superclásicos hasta que lo superó un tal Martín Palermo.

La simulación doble que hace reír al mundo

Esta jugada es tan hilarante que no parece real. Sucedió en el partido de la USL en EEUU entre Hoppenot del Reno 1868 y Culbertson del Saint Luis, dos zapallos que parecen salidos de un circo.

1963. Pelé por Legarreta

Pelé tardó solo unos segundos para cambiarse el pantalón roto en Boca - Santos por la final de la Libertadores ’63 , pero nuestro fotógrafo Antonio Legarreta, con la máquina siempre apuntando, lo capturó.

Anecdotario: el gol más cómico de Simes

Llamil Simes fue una máquina de hacer goles. En Racing hizo más de cien. El más curioso debe ser este que recuerda Juvenal, cuando después de una farra “el Turquito” entró a la cancha medio mamado.

Fuertes declaraciones de Salas y Navarro post Temuco - San Lorenzo

Hubo posiciones enérgicas y denuncias cruzadas luego de la polémica llave de Copa Sudamericana en la que San Lorenzo consiguió el pase de instancia luego de una protesta reglamentaria.