Notas de la revista

1921. Un siglo en pequeñas historias

En esta nueva etapa de El Gráfico, destacamos las publicaciones más importantes de 1921, el tercer año de vida de la revista.

La protagonista de la portada de la edición N° 102 fue Ana Lía Obarrio (foto arriba), una de las mejores tenistas argentinas de aquellos años. En 1921, la revista bajó su cantidad de páginas: de 28 a 24. El Gráfico era en 1921 una revista de interés general; y por eso aparecían textos que ahora nos resultan realmente extraños, como “¿Cuál es la mejor edad para casarse?” (N° 80); “¿Debe castigarse a los niños?” (N° 81); un resumen de un campeonato internacional de gordura (N° 82); “¿Qué lado de la cara de usted es más inteligente?” (N° 89); y un texto sobre las dos clases de personas que existen: “las que se bañan y las que no se bañan” (N° 107).

Entrenadores, ¿para qué?
Julio Kunz (foto), arquero de la Selección de Brasil subcampeona en el Sudamericano de 1921, fue presentado en el N° 122 de El Gráfico como uno de los futbolistas más importantes e ídolo del público argentino. “Jamás tuve maestros. Los entrenadores sólo los he utilizado como masajistas. El dominio del arco requiere una habilidad instintiva en el goalkeeper”, contó en una entrevista.

Tres cortitas
En 1921 se jugó el primer Campeonato de vóley de la historia argentina: lo organizó el Club Empleados de Compañías de Seguros.
La francesa Suzanne Lenglen, campeona ese año en Roland Garros y Wimbledon, abandonó un partido… ¡por un ataque de tos!
En el N° 106 se publicó un texto llamado “¡No sea chancho, caray!”, reclamando a las personas que no escupieran cuando viajaban en tranvía

Huracán y Racing, campeones
El fútbol argentino seguía teniendo dos campeonatos. En el de la Asociación Amateurs, Racing fue campeón por octava vez, 8 puntos por encima de River, gracias a los 32 goles de Albérico Zabaleta (foto). En el de la Asociación Argentina festejó Huracán, que dejó atrás a Del Plata y Boca.

¡Qué porquería es el fútbol!
Los que creen que en la década del 20 el fútbol era “romántico y hermoso”, se equivocan. El Gráfico se encargaba de atacarlo en las notas editoriales y sentía nostalgia del viejo fútbol: “En aquel entonces lo practicaba una juventud tan distinta a la de ahora. Hoy estimulan la prostitución del football y los clubs se van transformando en boliches de compraventa de jugadores” (Nº 94). “Las canchas se convierten en escenario de bandolerismo e inmoralidades de todo calibre” (Nº 107). “Hoy, cada club es un vulgar comité donde se agrupa el elemento más ruin y degenerado de cada barrio. Tiene su banda de matones, que obedecen a unos cuantos cabecillas” (N° 117).

Final suspendida, ¡por cansancio!
Con esta ilustración presentó El Gráfico el inicio del Campeonato 1921 de rugby. En la final, Belgrano y San Isidro empataron 14-14 en el tiempo regular. Se jugaron dos suplementarios y siguieron igualados. Era tanto el cansancio, que los rugbiers ya no podían moverse. El juez decidió suspender el partido. Cuando volvió a jugarse, venció San Isidro, que obtuvo su tercer título consecutivo.

Disculpas retroactivas
Quienes trabajamos en El Gráfico actualmente no podemos obviar ni negar los errores ideológicos que hubo en la revista en el pasado. Más allá de contextos temporales y sociales, nada justifica aberraciones como las que se escribían en 1921. Las editoriales de Aníbal Vigil contenían agresiones contra las personas obesas y contra las mujeres: “La educación femenina debe ser más corporal que intelectual. Si ha de ser madre, ¿de qué vale ser sabia, si su físico es pobre? Las feministas son locas. La mujer debe intelectualmente diferenciarse al hombre en todo lo posible, sino dejaría de ser bello sexo”, escribió en el N° 105. Igual de terrible fue un título del N° 128: “El sport entre los salvajes – Grandes campeones negros”. Lamentable.

El gran debut de Paraguay
En 1921, los argentinos ganaron por primera vez el Campeonato Sudamericano, que había sido creado cinco años antes. Lo consiguieron el 30 de octubre en cancha de Sportivo Barracas, al derrotar 1-0 a Uruguay con gol de Julio Libonatti, goleador del torneo. Pero la verdadera innovación del torneo fue la participación, por primera vez, de Paraguay (foto). Todos pensaban que serían goleados por sus tres rivales, pero debutaron con un triunfo ante el último campeón, Uruguay, y mostraron un muy buen nivel.

46
Es la cantidad de ligas nacionales de fútbol que se jugaron en 1921. Entre ellas, por primera vez, las de Irlanda, Portugal, Ucrania y Costa Rica. Algunos campeones fueron Burnley (Inglaterra), Rangers (Escocia), Grasshopper (Suiza), Pro Vercelli (Italia), Peñarol (Uruguay), Nuremberg (Alemania), Guaraní (Paraguay) e Hispano América (Cuba).

Algunos campeones:
Copa de Honor: Banfield
FA Cup (Inglaterra): Tottenham Hotspurs
Wimbledon y US Open: Bill Tilden (Estados Unidos)
US Open femenino: Molla Bjurstedt (Noruega)
Copa Davis: Estados Unidos
Cinco Naciones (rugby): Inglaterra
Peso pesado (boxeo): Jack Dempsey (Estados Unidos)
Hockey masculino: San Isidro
Interclubs de waterpolo: Gimnasia y Esgrima

Martín Estévez (2015)