FúTBOL ARGENTINO - PRIMERA

Triunfo amistoso de Vélez

- por Redacción EG: 16/01/2018 -

El equipo dirigido por Heinze venció por 1 a 0 a Universidad de Concepción de Chile, con gol de Luis Amarilla.

Gabriel Heinze.

Vélez venció esta mañana por 1-0 a Universidad de Concepción de Chile, que jugará la Fase 1 de la Copa Libertadores 2018 ante Vasco Da Gama de Brasil. El partido se jugó en el estadio José Amalfitani a puertas cerradas, y el gol del equipo que dirige Gabriel Heinze lo señaló el delantero paraguayo Luis Amarilla, de 22 años.

En el partido, que se jugó a primer término entre equipos titulares, Vélez presentó una formación con Alan Aguerre; Gastón Díaz, Fabián Cubero, Fausto Grillo y Francisco Ortega; Nicolás Domínguez, Cristian Núñez y Mauro Zárate; Ramiro Cáseres, Amarilla y Agustín Bouzat.

Luego, Heinze dispuso los cambios de Nicolás Delgadillo por Cáseres, en el ataque; César Rigamonti en el arco por Aguerre y Rodrigo Cáseres en la defensa por Grillo. En segundo término, con un equipo de suplentes, Vélez venció al conjunto trasandino por 3-0 con dos goles de Nazareno Bazán y uno de Lucas Robertone.

La formación inicial de los suplentes contó con Rigamonti; Hernán De La Fuente, Joaquín Laso, Marco Torsiglieri y Joaquín Moreyra; Nicolás Tripichio, Lucas Robertone y Gonzalo Rodríguez; Guido Mainero, Bazán y Delgadillo. Este fue el segundo amistoso del conjunto de Liniers, ya que el sábado pasado goleó 3-0 en la Villa Olímpica a Almirante Brown, que milita en la Primera B Metropolitana.

Universidad de Concepción afrontará la segunda fase de la Copa Libertadores ante Vasco da Gama, de Brasil. En Buenos Aires, donde hace parte de su pretemporada, se medirá con la reserva de Boca el próximo jueves; y con Temperley el sábado. En tanto, Vélez volverá a jugar ya en la Superliga, el sábado 27 de enero a las 17 ante Defensa y Justicia en Florencio Varela, por la 13° fecha del campeonato local.

Fuente: Télam.

Por Redacción EG: 16/01/2018

Para seguir leyendo:

Los locos del fútbol: Veira y Doval

El “Bambino” Veira y Horacio Doval. Una pareja de chiflados incorregibles célebres. En los Carasucias de 1964, junto con Arean y Casa, deleitaban con el juego y también con las anécdotas.

Argentina 78. El gol maradoneano de Escocia frente a Holanda

Uno de los mejores goles del mundial 78: Archie Gemmill en la puerta del área, se deshace de 4 rivales y la coloca con clase. Escocia le ganó al subcampeón del mundo 3 a 2 en un partido épico.

Chilena espectacular en la Serie A de Italia

El nigeriano Nwankwo, del Crotone, empata el encuentro frente a ni más ni menos que la Juventus con esta espectacular chilena para sumar en la ardua lucha por mantener la categoría.

1954. El abrazo del fútbol

Una gran imagen de un gesto cargado de nobleza: José “Pepino” Borello, el crack de Boca, se funde en un abrazo con el arquero de Ferro Roque Marrapodi, tras hacerle un gol en la Bombonera.

El pugilato entre los antiguos griegos

“El vencedor de los Juegos que estás viendo, tuvo en otro tiempo nariz, orejas y dientes”. Este relato pinta el brutal pugilato que se practicaban en Grecia, actividad que también tuvo sus virtuosos.

Dura derrota de Independiente ante Corinthians

Se complica la posibilidad de pasar de ronda en Libertadores. Tuvo momentos buenos y fue afectado por fallos arbitrales, un penal no sancionado y un gol lícito anulado. El gol fue obra de Jadson.

Atlético Tucumán y un triunfo histórico en La Paz

Por Copa Libertadores consiguió una victoria heroica y clave para seguir con aspiraciones en el grupo C. Ibarguen anotó por The Strongest mientras que Romat y Toledo lo hicieron para la festejada victoria.

19 de abril de 1966, Jorge Cupeiro, leyenda del TC

La Vuelta de General Pico en La Pampa se disputó el día 17 y encontró como ganador al hombre de Buenos Aires, que había clasificado 7mo y se quedó con la General al volante de la Chevy II Baufer.

1974. Marito Zanabria, entre el cielo y la tierra

Los hinchas de Newell’s llevan en andas a su crack Mario Zanabria, la tarde del zurdazo mágico del empate con Central que consagró a La Lepra campeón por primera vez en el Metropolitano 1974.