Fútbol

1988. Sabatini, la Diosa del Olimpia

Gabriela Sabatini a los 18 años, posa en los estudios de El Gráfico con sus mejores fotografías y su segundo Olimpia de Oro consecutivo que la consagraba como la mejor deportista del país. Diosa.

Al término de 1988, la mejor tenista de la historia argentina visitaba los estudios de El Gráfico para posar para la tapa del primer número del año entrante. 1988 fue el AÑO de Gabriela Sabatini: ganó el Máster femenino, fue medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Seúl, donde había sido la abanderada argentina en la inauguración; ganó en Roma, Montreal y en Boca Ratón, venciendo por primera vez en su carrera en un partido épico a Steffi Graf. La última vez que una mujer había sido distinguida por el Circulo de Periodistas Deportivos como mejor deportista de argentina fue en 1962, a la también tenista Norma Baylon; Sabatini lo ganó en 1987 y en 1988. Todo el país seguía su carrera por televisión y la adoraba. Junto con Vilas fue la mayor promotora de la práctica del tenis de la historia en Argentina.