Polideportivo

Gatlin, nuevamente relacionado con el doping

El atleta estadounidense está en la mira por una investigación periodística en la que su entrenador ofreció drogas.

Gatlin, festejando su gran triunfo en Londres.

Justin Gatlin tiene un cuestionable historial relacionado con el doping. En 2001 fue suspendido por dos años (luego la sanción se redujo a la mitad) por uso de anfetaminas. En 2006 recibió una suspensión de cuatro años (iba a ser sancionado de por vida pero se bajó por su compromiso de colaborar con la justicia) por dar positivo por testosterona. El estadounidense volvió a competir y este año arruinó la despedida de Usain Bolt al vencerlo en la final de los 100m libres en el Mundial de Londres.

Ahora, a los 35 años, Gatlin vuelve a ser salpicado por el doping. El diario inglés Telegraph llevó a cabo una investigación en la que unos periodistas se hicieron pasar por preparadores físicos de un actor y le consultaron a  Dennis Mitchell y Robert Wagner, entrenador y representante de Gatlin, cómo hacer para mejorar su rendimiento. Ambos le propusieron utilizar testosterona y hormonas de crecimiento.

Luego de este escándalo, tanto la IAAF como la USADA abrieron una investigación para esclarecer el caso. La primera reacción de Gatlin fue despedir a su entrenador y desmentir fuertemente las acusaciones: "Estoy en shock y muy sorprendido de leer que mi entrenador haya podido tener algo con estas acusaciones. Le he despedido según me he enterado y todas las posibilidades legales están sobre la mesa. No pienso permitir que nadie mienta sobre mí. No uso ni he usado sustancias prohibidas para mejorar mi rendimiento".