COPA SUDAMERICANA

Las consecuencias del triunfo del Rojo

- por Redacción EG: 14/12/2017 -

Al ganar la Sudamericana, Independiente clasificó a la Recopa, a la Libertadores y a la Suruga Bank.

Los jugadores, festejando con el trofeo.

Anoche, en el mítico estadio Maracaná, Independiente jugó un gran partido, empató 1 a 1 y, como había ganado por 2-1 la ida, se consagró campeón de la Copa Sudamericana. Con esta consagración, el Rojo llegó a su título internacional número 17, pero tendrá la posibilidad de sumar tres más.

Disputará la Recopa Sudamericana ante el Gremio, campeón de la Libertadores. Será local el 7 de febrero y definirá en Brasil el 21 de febrero. Además, por ser el campeón de la Copa Sudamericana, clasificó a la Libertadores 2018 y le deja el cupo en la Sudamericana 2018 a Rosario Central. Por último, el 8 de agosto, en Osaka, jugará por la Copa Suruga Bank ante el Cerezo Osaka.

Pero más allá de estos torneos a los que clasificó, este título puede generar otro tipo de consecuencias. Anoche, Ezequiel Barco jugó un partido descomunal. Con solo 18 años, mostró una personalidad increíble, estuvo imparable para los defensores rivales y fue la gran figura del partido.

Barco, la gran joya del Rojo.

El juvenil estaba cerca de cerrar su pase al Atlanta United de la MLS, por cerca de 12 millones de dólares. Su brillante actuación podría hacerlo cambiar de decisión. Los hinchas del Rojo se ilusionan con que se quede a jugar la Libertadores y sea vendido más adelante, a una liga más competitiva y por un monto mayor.  

Otro al que este título podría hacerle replantear su futuro es el entrenador, Ariel Holan. Reconocido hincha fanático del club, ayer se lo vio muy emocionado en los festejos. Sin embargo, puso en duda su continuidad cuando le consultaron por eso. Afirmó que la pasó muy mal (fue apretado por la barra y vive con custodia) y lo deberá evaluar con su familia. Si bien ya tenía el cariño del público, este título lo eleva aún más, las muestras de cariño no serán pocas y todos los hinchas le pedirán que se quede.

Por Redacción EG: 14/12/2017

Para seguir leyendo:

1997. Este pibe la deja chiquitita

Con apenas un puñado de partidos en primera, Juan Román Riquelme recibe a El Gráfico y presenta a toda su familia, además habla de su ídolo y su vínculo con la Selección Nacional.

20 de Enero de 1956, Stirling Moss en el circuito de Bs As

El día 22 de enero se correría el Gran premio de la Argentina. El británico, recordado como el campeón sin corona, abandonaría la carrera luego de liderarla y Fangio se quedaría con la victoria.

19 de Enero de 1940, Alberto Valle Campeón en remo

El “Gallego”, quien hiciera sus primeras armas en el Club de Regatas de La Plata y de extensa trayectoria en la actividad deportiva, se consagraba campeón argentino single scull.

Golazos Criollos: el Beto Acosta a Boca en 1989

Se definía la Liguilla Prelibertadores en la vuelta de la Final entre San Lorenzo y Boca. Y el local se impone por 4 a 0 con esta volea espectacular desde fuera del área del delantero que termina en el ángulo.

2002. El Pipi fútbol

Leandro Romagnoli, uno de los últimos enganches de nuestro fútbol, acababa de conquistar la Copa Mercosur 2001 con San Lorenzo y con tan solo 20 años hablaba de su presente y su sueño de ir a Europa.

Unión amargó a Boca en su primer amistoso del año

Con dos goles de Augusto Lotti, el conjunto de Santa Fe venció a Boca por 2 a 0 en lo que fue el primer partido de Alfaro al mando del Xeneize, que tuvo desempeño pobre y deberá mejorar para pelear la Superliga.

1997. La ley de los ojos

Una recopilación de los cracks del fútbol argentino que deleitaron a miles de fanáticos de este deporte. Maradona, Bochini y ¨Pinino¨ Mas son algunos de los maestros que hay que mirar para apreciar el buen fútbol.

1970. La estatua que habla

EL GRAFICO consigue una entrevista con uno de los mejores boxeadores de la historia, Jack Dempsey, mejor conocido como ¨El matador de Manassa¨, que peleó en 1923 con el boxeador argentino, Luis Firpo.

18 de Enero de 1983, Hugo Gatti a todo verano

El “Loco”, el sol y la playa eran un atractivo recurrente para la publicación en aquellas temporadas veraniegas. En este caso, el arquero de Boca presentaba su libro "Mis 20 años en el fútbol".