Fútbol

Más desmanes entre hinchas en Río

La final de la Copa Sudamericana entre el Fla y el Rojo sigue generando desmanes en la previa. Preocupación en Brasil.

(Foto: La Nación)

 La final de la Copa Sudamericana entre Flamengo e Independiente sigue generando desmanes en la previa, y luego de los perpetrados por la "torcida" local, que dejaron un saldo de cerca de medio centenar de detenidos, fue el turno de los hinchas del Rojo.

El caos estalló esta vez al correr la noticia, que además era cierta, de que sólo había 3.340 localidades disponibles para la parcialidad de los hinchas del club de Avellaneda, informó ANSA.

Con un número estimado de 10.000 aficionados del equipo argentino, el resto es fácil de imaginar, pues intentaron tomar por asalto el hotel donde se aloja Independiente.

Hasta allí llegaron en gran cantidad para reclamar entradas para el partido de esta noche en el estadio Maracaná y quisieron ingresar por la fuerza.

Los efectivos de seguridad del hotel de Barra da Tijuca se enfrentaron con los aficionados, pero fue la policía la que los dispersó con gases lacrimógenos y gas pimienta.

Los ánimos están más que caldeados en la previa de la gran final, que contó con desmanes también anoche, pero con otros protagonistas.

En ese caso fue la "torcida" de Flamengo, el club más popular de Brasil con más de 20 millones de seguidores, la que provocó los desmanes.

"Fue un desastre, una pesadilla. Tiraron bengalas y bombas de estruendo", resumió a ANSA Franco Vélez, arquero suplente de Independiente que no pudo prácticamente pegar un ojo anoche.

Independiente presentó una protesta formal ante la Conmebol por la situación, que derivó en el arresto de al menos 48 fanáticos del Flamengo.

Muchos de esos hinchas chocaron con la policía en el Hotel Hilton, ubicado en el barrio Copacabana, presumiendo que allí se alojaba la delegación argentina.

En realidad, Independiente se hospeda en un hotel de Barra da Tijuca, en el oeste carioca, hasta donde sí llegaron otros tantos para impedirle dormir al equipo argentino.

El estruendo causado por la pirotecnia alteró también el sueño de otros pasajeros del hotel, como la actriz Mariana Ríos, que pidió a los hinchas suspender el tumulto. "Gente a la hora del partido van a estar roncos, que tal si dormimos", posteó la actriz.

Fuente: Télam.