Fútbol

Miguel Loayza, peruano superclásico

El Maestrito Loayza fue uno de los peruanos con mejor técnica de la historia. Tras un efímero paso por Barcelona, llegó a Boca en el 61 y a River en 1966; además jugó en Central y deslumbró en Huracán.

Muy joven llegó a Boca en 1961 procedente del Barcelona de España, jugó intermitentemente y convirtió 9 goles en 26 partidos.

Foto: Ramón.

En 1966 debutó en River y fue el goleador en la primera Copa Libertadores disputada por el Millonario que llegó a la Final, pero cayó ante Peñarol de Montevideo.

Foto: Carlos De La Iglesia.

En su último reportaje el peruano Miguel Loayza, fallecido hace pocos días en Argentina, recordaba sus orígenes:

“Siempre me gustó jugar al fútbol. Empecé con una pelota de trapo. Desde chico me gustó patear, hacía parte de equipos de barrio allá en Perú. Lo que más recuerdo de esos días es que dominaba a la perfección las tapitas de Coca Cola, las levantaba con el pie y no las dejaba caer; me volví tan habilidoso que luego empecé a apostar plata con los amigos. Por otro lado, de chico, me gustaba el ajedrez. Antes de debutar en primera división con el Ciclista Lima, me iba bien, aprendí a usar la cabeza, no como los jugadores de ahora que erran unos goles imposibles. Y luego empecé a perfeccionar mi habilidad como gambeteador, porque tuve la facilidad de manejar muy bien las dos piernas”.